jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

12:28

h CEST

16.7 C
Madrid

No imaginas el valor que tiene el agradecimiento. Descubre qué es la gratitud y lo mucho que significa para tus seres queridos

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Manifestar gratitud nos ayuda a apreciar las bendiciones que recibimos en nuestra vida y en oportunidades a sentir que devolvemos algo a las personas que nos han ayudado. Esta acción espontánea y cálida dirigida hacia nuestro entorno no solo acrecienta un sin número de beneficios mentales y emocionales, también promueve el deseo de reciprocidad en otros y genera una reacción positiva en cadena que se extiende a familiares, amigos, compañeros de trabajos e incluso en tu comunidad. Si te interesa saber ¿qué es la gratitud? o ¿qué es el agradecimiento?, continúa la lectura.

Muchas veces las tensiones de una vida agitada y moderna no nos permiten detenernos a ver y pensar que tenemos miles de motivos para agradecer. Damos por sentado que merecemos todos los dones que nos rodean, la mayor parte del tiempo sin valorar que los tenemos. Hay que aceptar que debemos mucho a otros por los beneficios que nos favorecen, las enseñanzas o la naturaleza por ejemplo, son bendiciones que nos fueron regaladas. Reconociendo esto, la gratitud debe convertirse en una práctica natural y activa en nuestras vidas, primero afirmando la bondad que nos fue concedida y la que disfrutamos; y segundo identificando de dónde proviene esa bondad. Para empezar, aprendamos ¿qué es la gratitud? O ¿qué es el agradecimiento?

Virtudes humanas:
Listado completo, significado y ejemplos clave de los valores y virtudes de las personas

Leer artículo

¿Qué es el valor de la gratitud?

La gratitud puede ser considerada un rasgo de la personalidad, un estado de ánimo y una emoción, también hay quienes lo catalogan como un sentimiento temporal y quienes la adoptan como un hábito diario. En cualquiera de los casos, concepto de gratitud implica reconocer, que algo positivo hemos obtenido y que hay una fuente externa que lo ha causado.

En particular, el psicólogo Robert Emmons conceptualiza lo qué es ser agradecido como: “una emoción, una virtud, un sentimiento moral, un motivo, una respuesta de afrontamiento, una habilidad y una actitud. Es todo esto y más. Como mínimo, la gratitud es una respuesta emocional a un regalo. Es el aprecio que se siente después de haber sido beneficiario de un acto altruista”.

Un estado de ánimo agradecido induce a emociones de agradecimiento y en consecuencia a sentimientos de felicidad producto del aprecio que se siente al ser beneficiario de algo tangible o intangible; a menudo es dirigido o expresado de manera consciente y positiva hacia una persona  o hacia un poder superior.

No obstante, según la definición de gratitud, su práctica es motivada no solo a reconocer el gesto de otra persona hacia nosotros, sino también las cosas que nos van bien en la vida, el aprecio por lo que uno tiene. El significado de agadecimiento trata de un reconocimiento espontáneo y personal, como afirmación de bondad y calidez. Es posible sentirse agradecido por los seres queridos, los compañeros, los animales, la naturaleza, a una figura religiosa, a la suerte y a la vida en general. Según Emmons, el sentimiento de gratitud implica dos etapas (2003):

  • Primero el reconocimiento de la bondad en la propia vida, al afirmar que la vida es buena, y tiene elementos que la hacen digna de ser vivida.
  • En segundo lugar, reconocer que algunas de las fuentes de esta bondad se encuentran fuera de uno mismo, reconocemos la bondad en nuestra vida y a quién agradecerla.

La neurociencia insiste en estudios sobre la respuesta cerebral a los sentimientos de lo qué es la gratitud como valor, con imágenes de resonancia magnética funcional, revelando interesantes datos como que el agradecimiento aumentaba la actividad en áreas del cerebro que se ocupan de la moralidad, la recompensa y el juicio.

Beneficio de ser o estar agradecido

Practicar y expresar gratitud nos genera beneficios a corto y largo plazo, se ha comprobado que las personas que atentamente cuentan sus bendiciones tienden a ser más felices, además valor del agradecimiento cambia la química cerebral.

Varias investigaciones han encontrado que las personas agradecidas tienen una actividad cerebral en la corteza prefrontal más elevada y duradera, para ser más específicos en el área asociada con el aprendizaje y la toma de decisiones, un valor de la gratitud para niños y adultos.

Ser o estar agradecido también incide en tu estado de ánimo, pues aleja los pensamientos, emociones y sensaciones de negatividad e incomodad y en cambio te enfocas en  las ventajas y beneficios que te acompañan. Estos pensamientos liberan en tu cerebro serotonina y dopamina, sustancias químicas asociadas con la felicidad y el placer; también disminuye cortisol o la hormona del estrés.

El aprecio y gratitud mejoran en general la salud física y mental, ya que abordar la vida con una mentalidad positiva conlleva a una larga lista de beneficios, especialmente:

Beneficios sociales

El valor de ser agradecido mejora la calidad de las relaciones. Expresar aprecio a los amigos y familiares les demuestra que nos importa y fomenta interacciones más positivas en el futuro. La gratitud puede llevar también a los conocidos a ser más serviciales y generosos, como en el caso de compañeros de trabajo o vecinos a los que has expresado aprecio. La gratitud es contagiosa, puedes crear una reacción en cadena de comportamiento prosocial en tu lugar de trabajo o comunidad.

Beneficios para la salud física

Ser agradecidos reduce su estrés y disminuye la presión arterial y los niveles de inflamación, dando paso a una mejor salud cardiovascular. Conforme a lo qué es agradecimiento, las personas son más propensas a participar en comportamientos saludables, como hacer ejercicio regularmente y seguir una dieta nutritiva. 

Importancia de la gratitud en las relaciones interpersonales

Sentirse agradecido no solo incrementa la felicidad y garantiza la salud física y psicológica, sino que además detiene el uso de palabras que expresan emociones negativas y desvía la atención interna de emociones negativas como el resentimiento y la envidia, minimizando la los conflictos y la depresión. El investigador Robert Emmons, autor de varios artículos sobre la psicología de la gratitud, asegura que la gratitud puede conducir a mayores niveles de bienestar y en un entorno religioso, sentirse agradecido hacia un poder superior puede conducir a una mejor salud física; por ejemplo:  

Mejor salud

Las investigaciones de lo qué es gratitud para niños y adultos, también la han asociado con sistemas inmunológicos más fuertes, menos dolores y molestias, presión arterial disminuida  y un sueño más profundo y reparador.

Relaciones y comunidades más fuertes

La gratitud aumenta la capacidad de perdonar, ya que somos más propensos a ayudar a los demás y desarrollamos el sentido de la compasión y la empatía por los demás. Atendiendo el significado de gratitud, también logra que los miembros de una comunidad o grupo se sientan más satisfechos y realizados, lo que posiblemente reduce la probabilidad de agotamiento y aumenta la autoestima, la confianza, la iniciativa y la participación.

Impulsa acciones positivas

Una actitud agradecida aumenta la difusión del ánimo y la alegría en nosotros y cumple un papel motivador en las personas para participar en comportamientos positivos que conduzcan a la superación personal. Induce a las personas de nuestro entorno a involucrarse en otras prácticas que mejoren el bienestar, como la meditación, el deporte y el reconocimiento de nuestras fortalezas. También los mueve a ser más amables, considerados y desinteresados. Se expande de manera efectivamente una red de bondad.

Optimismo elevado

Expresar su agradecimiento puede mejorar su sensación general de bienestar. Los seres en gratitud son más agradables, mentalmente más abiertos y menos neuróticos. El agradecimiento es una buena terapia para las personas que luchan contra la depresión, ya que les permite reconocer el lado positivo de las cosas y les abre una pequeña ventana al optimismo. La gratitud se vincula contrariamente a la tristeza y efectivamente a la satisfacción con la vida. Ser agradecido puede darnos la resolución que necesitamos para tomar decisiones en nuestras vidas que nos sirvan, emocional y físicamente.

Relaciones más profundas

La gratitud nos permite reconocer nuestra conexión con el resto de la humanidad y reconocer el papel de los demás en nuestras vidas. Esta práctica desencadena relaciones más fuertes entre parejas, familias, amigos y colegas, ya que nos lleva a un reconocimiento activo de nuestra interdependencia, según detalles de lo qué es la gratitud para niños y jóvenes. Se puede usar la gratitud como un camino hacia comunidades y humanos más saludables.

Prácticas para mejorar el hábito del agradecimiento

El hábito del agradecimiento comienza con identificar la bondad en nuestra vida, separarla de la idea banal del materialismo y las posesiones como fuente de felicidad es el primer paso.  También distanciarla de todo sentimiento de envidia y narcisismo, es decir de las comparaciones sobre los dones que otros tienen o han mantenido.

Hay condiciones que se nos han dado incluso sin merecerlas para una vida feliz, es el hecho de valorar y gratificar que existen y que forman parte de lo que somos, como la familia y los buenos amigos. Es verdad que en tiempos duros es mucho más difícil mantener esta mentalidad positiva y retributiva, pero como toda habilidad, la gratitud se puede aprender y fortalecer, a continuación algunos consejos:

Elegir tres cosas que agradecer

Transforma en un hábito diario, la practica mental de visualizar las cosas o situaciones buenas en tu vida, te aseguro que incidirá en tu estado de ánimo y en la forma de afrontar las cosas a lo largo del día, incluso verás mejorada la calidad de las horas de descanso.  Dedica a este ejercicio sobre valor de agradecer al menos 10 minutos de tu tiempo, antes de levantarte a la cama o luego de dar las buenas noches podría ser un momento oportuno. O si prefieres escribirlo, esto te ayudará a reafirmar y verificar al final de la semana la lista de agradecimientos, que pueden ser tres o más.

Comenzar un diario de gratitud

Escribir los deseos y las intenciones así como los deberes, siempre resultará efectivo y terapéutico. Comenzar un diario puede ser una excelente técnica para ampliar tus perspectivas ya que al plasmar y acceder a recuerdos y emociones positivas, haces un inventario importante de las cosas valiosas que te acompañan. Esta práctica sobre el valor de agradecimiento, activa áreas del cerebro relacionadas con la moralidad y las emociones buenas; también la resiliencia, el perdón y el desapego en personas que atraviesan situaciones desafiantes.

Agradecer a alguien cada semana

Muchas personas por educación tienen el hábito de dar las gracias de manera inmediata o automática a quienes nos favorecen en situaciones simples y cotidianas, por ejemplo si nos abren una puerta, o si alguien nos sede el paso, o al vendedor de la tienda luego de hacer una compra. Pero cuando sugerimos escoger a una persona para agradecer cada semana, nos referimos a hacer un agradecimiento consciente y significativo, a una manera diferente de expresar gratitud. Usa tu creatividad para hacerlo a través de un regalo o un gesto de servicio, tal vez un mensaje escrito o una simple, pero sincera sonrisa. Seguro tienes un enorme listado por agradecer.

Estimar el esfuerzo ajeno

Nos referimos a ver un poco más del regalo o gesto que recibes de parte de alguien, a apreciar también las intenciones que guardan las personas que nos favorecen de algún modo, el esfuerzo, la creatividad y la voluntad que han puesto para hacernos sentir felices, en calma o acompañados en los momentos más difíciles. Cultivar la gratitud, especialmente implica hacer un reconocimiento a las bondades que nos han trasladado personas fuerte y compasivas, de quienes podemos y debemos aprender.

No podemos ya por ultimo dejar a un lado el poder de la meditación para entender a consciencia y profundidad ¿qué es la gratitud? O ¿qué es el agradecimiento?, asimismo ampliar nuestra perspectiva de la vida y de nuestra conexión con otros seres. Podemos sentirnos, ser y actuar agradecidos, como queramos manifestarlo, a identificar las cosas buenas y un sentimiento natural de alegría. Aceptar y admirar los tantos aspectos que hacen que valga la pena vivir la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre