viernes, 24 mayo 2024 |

Actualizado a las

14:17

h CEST

21.6 C
Madrid

Los 7 principios de la criminalística: la guía de los expertos para resolver casos criminales y su uso en la vida real

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Los principios de la criminalística son las guías fundamentales por los cuales los profesionales resuelven los más terribles y complejos casos criminales, en este artículo se explican en qué consisten cada uno de ellos y cómo se aplican en la vida real.

La criminalística, también conocida como ciencia forense, es un campo multidisciplinario que combina conocimientos y técnicas de diversas áreas para analizar e interpretar las evidencias relacionadas con un delito. En su esencia, la criminalística se rige por principios fundamentales que guían el trabajo de los investigadores y expertos forenses, permitiéndoles reconstruir eventos, establecer conexiones y presentar pruebas sólidas ante los tribunales.

Casos criminales:
Los 12 casos delictivos más famosos e impactantes de la historia

Leer artículo

Principio de uso

Uno de los principios más fundamentales de la criminalística es el principio de uso, también conocido como el principio de intercambio. Este principio establece que todo contacto deja un rastro. Cuando dos objetos entran en contacto, se produce un intercambio de materiales, ya sean fibras, pelos, fluidos corporales, huellas dactilares o cualquier otro tipo de evidencia física.

Este principio es la base de la búsqueda y recolección de pruebas en la escena del crimen, ya que cada rastro puede ser crucial para reconstruir los eventos y vincular a los sospechosos con el lugar.

La aplicación de este principio requiere una observación minuciosa y una técnica de recolección adecuada, ya que incluso las evidencias más pequeñas pueden ser significativas. Los investigadores forenses deben estar entrenados para reconocer y preservar estas pruebas, ya que su análisis posterior puede revelar información invaluable sobre lo que sucedió en la escena del crimen.

Principio de producción

Cada acción que ocurre en la escena del crimen genera evidencia potencial. Este es el principio de producción, que reconoce que todo lo que sucede en el lugar del delito deja una huella o una señal.

Desde el movimiento de objetos hasta las pisadas en el suelo, cada detalle puede ser relevante para la investigación. Los expertos forenses están entrenados para observar y recolectar meticulosamente estas evidencias, ya que pueden proporcionar información invaluable sobre lo que realmente ocurrió.

Este principio también implica que los investigadores deben estar atentos a cualquier cambio o alteración en la escena del crimen, ya que cada acción puede generar nuevas evidencias. Por ejemplo, el movimiento de un cuerpo o el traslado de un objeto pueden dejar rastros que deben ser cuidadosamente documentados y analizados.

Principio de correspondencia de características

Una vez que se han recolectado las evidencias, el siguiente paso es el principio de correspondencia de características. Este principio implica la comparación minuciosa de las evidencias encontradas con el fin de establecer similitudes o diferencias.

Por ejemplo, una huella dactilar encontrada en la escena del crimen puede compararse con las huellas de los sospechosos para determinar si coinciden. De manera similar, las fibras o los restos de pintura pueden analizarse y compararse con muestras de control para identificar posibles fuentes.

Esta comparación se basa en el análisis detallado de las características físicas, químicas o biológicas de las evidencias, lo que permite a los expertos forenses establecer conexiones o descartar posibles fuentes. La correspondencia de características es fundamental para vincular a los sospechosos con la escena del crimen o exonerarlos de manera concluyente.

Principio de reconstrucción

A medida que se analizan y comparan las evidencias, los investigadores forenses aplican el principio de reconstrucción. Este principio consiste en utilizar todas las pruebas disponibles para reconstruir los eventos que tuvieron lugar en la escena del crimen. Al ensamblar las piezas del rompecabezas, los expertos pueden determinar la secuencia de acciones, los movimientos de los involucrados y los detalles clave que rodean el delito.

La reconstrucción implica un análisis exhaustivo de cada evidencia y su relación con el conjunto de pruebas, lo que permite a los investigadores formular hipótesis y teorías sobre cómo se desarrollaron los hechos.

Esta reconstrucción puede ser crucial para comprender los motivos, las oportunidades y los medios empleados en el delito, lo que a su vez puede ayudar a identificar a los responsables y presentar un caso sólido ante los tribunales.

Principio de intercambio

Otro principio fundamental de la criminalística es el principio de intercambio. Este principio establece que cuando un sospechoso entra en contacto con una víctima o una escena del crimen, se produce un intercambio de materiales. Por ejemplo, el sospechoso puede dejar fibras de su ropa, cabellos o huellas dactilares en la escena, mientras que también puede llevarse consigo evidencias de la víctima o del lugar.

Este intercambio bidireccional de materiales proporciona pistas valiosas para los investigadores. Sin embargo, el principio de intercambio no se limita solo a los materiales físicos, sino que también puede incluir olores, fluidos corporales o cualquier otra transferencia de evidencia.

Los expertos forenses deben estar capacitados para reconocer y recolectar estas pruebas de intercambio, ya que pueden ser cruciales para vincular a los sospechosos con el delito o para excluirlos de la investigación.

Principio de comparación

Una vez que se han recolectado y analizado las evidencias, el siguiente paso es aplicar el principio de comparación. Este principio implica comparar las pruebas encontradas en la escena del crimen con muestras conocidas o de control. Por ejemplo, las huellas dactilares, los perfiles de ADN o las muestras de pintura pueden compararse con bases de datos existentes o con muestras tomadas de los sospechosos.

Estas comparaciones pueden vincular a los individuos con la escena del crimen o exonerarlos. El principio de comparación requiere el uso de técnicas y herramientas específicas para garantizar la precisión y la confiabilidad de los resultados. Esto puede incluir el uso de microscopios, espectrómetros de masas, equipos de análisis de ADN y otras tecnologías forenses avanzadas.

Los expertos forenses deben estar familiarizados con las bases de datos relevantes y los procedimientos de comparación estandarizados para asegurar la admisibilidad de las pruebas en los tribunales.

Principio de probabilidad

En la criminalística, el principio de probabilidad desempeña un papel fundamental. Este principio reconoce que, aunque algunas evidencias pueden ser concluyentes, en muchos casos, los expertos forenses deben utilizar la probabilidad para determinar la ocurrencia de ciertos eventos en el contexto del crimen.

Por ejemplo, un análisis de ADN puede indicar la probabilidad de que una muestra pertenezca a un individuo en particular, mientras que un patrón de huellas de neumáticos puede sugerir la probabilidad de que un vehículo específico haya estado en la escena del crimen.

El principio de probabilidad implica el uso de técnicas estadísticas y matemáticas para calcular la probabilidad de que una evidencia esté relacionada con un evento o individuo específico.

Esto permite a los investigadores forenses presentar sus hallazgos de manera objetiva y cuantificable, respaldando sus conclusiones con cálculos precisos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la probabilidad no es una certeza absoluta, y los expertos forenses deben interpretar estos cálculos en el contexto de todas las demás pruebas disponibles.

¿Cómo estos principios ayudan a resolver casos criminales?

Los principios de la criminalística son fundamentales para la resolución de casos criminales. Actúan como una guía para los investigadores, brindándoles un marco sólido para recolectar, analizar e interpretar las evidencias de manera sistemática y objetiva.

Al seguir estos principios, los expertos forenses pueden reconstruir los eventos con mayor precisión, establecer conexiones sólidas entre los sospechosos y la escena del crimen, y presentar pruebas convincentes ante los tribunales.

Además, estos principios garantizan que el proceso de investigación sea riguroso y científico, minimizando el riesgo de errores o interpretaciones sesgadas. Al aplicar estos principios de manera consistente, los investigadores forenses pueden aumentar la confiabilidad de sus hallazgos y contribuir a la búsqueda de justicia en casos criminales complejos.

Utilidad de los principios en criminalística

La utilidad de estos principios radica en su capacidad para guiar a los expertos a través de cada etapa de la investigación, desde la preservación de la escena del crimen hasta la presentación de pruebas en el tribunal.

Al seguir el principio de uso, los investigadores pueden asegurarse de no pasar por alto ninguna evidencia potencial. El principio de producción les recuerda estar atentos a cada detalle y cambio en la escena, ya que cada acción puede generar nuevas pistas.

El principio de correspondencia de características permite a los expertos comparar y analizar las evidencias de manera metódica, estableciendo conexiones cruciales o descartando posibles fuentes. El principio de reconstrucción les brinda un enfoque sistemático para ensamblar todas las piezas del rompecabezas y recrear los eventos del crimen con la mayor precisión posible.

Los principios de intercambio y comparación son fundamentales para vincular a los sospechosos con la escena del crimen o exonerarlos, al tiempo que proporcionan una base sólida para presentar pruebas en los tribunales. Finalmente, el principio de probabilidad permite a los investigadores cuantificar y respaldar sus conclusiones de manera objetiva y científica.

En resumen, estos principios de la criminalística actúan como una brújula para los expertos forenses, guiándolos a través de un proceso metódico y riguroso que aumenta las posibilidades de resolver casos criminales de manera exitosa y justa.

¿Cómo se aplican y procesan las escenas del crimen?

El procesamiento de las escenas del crimen es un proceso minucioso y metódico que se rige por los principios de la criminalística. A continuación, se detalla el proceso general:

Asegurar y preservar la escena del crimen:

El primer paso es asegurar y preservar la escena del crimen para evitar la contaminación o alteración de las evidencias.

Se establecen perímetros de seguridad y se limita el acceso al área solo al personal autorizado. Esto garantiza que las pruebas no se vean comprometidas y que la escena se mantenga intacta hasta que se complete el procesamiento.

Documentación inicial:

Los investigadores documentan meticulosamente la escena del crimen mediante fotografías, videos y notas detalladas.

Esto permite capturar el estado inicial de la escena antes de que se realicen cualquier tipo de manipulaciones. La documentación visual y escrita es crucial para registrar la ubicación y el estado de las evidencias, así como cualquier detalle relevante que pueda ser útil durante la reconstrucción de los eventos.

Búsqueda y recolección de evidencias:

Utilizando técnicas específicas y siguiendo los principios de la criminalística, los investigadores forenses realizan una búsqueda exhaustiva y sistemática para localizar y recolectar todas las evidencias potenciales.

Esto puede incluir huellas dactilares, fibras, restos biológicos, armas, objetos y cualquier otro elemento que pueda ser relevante para la investigación. Los expertos aplican el principio de uso para asegurarse de no pasar por alto ningún rastro o transferencia de materiales.

Embalaje y etiquetado:

Cada evidencia recolectada se embala y etiqueta cuidadosamente para evitar la contaminación y garantizar una cadena de custodia adecuada.

Se registran detalles como la fecha, la hora y el lugar de recolección, así como cualquier información adicional relevante. El correcto embalaje y etiquetado de las pruebas es fundamental para mantener su integridad y admisibilidad en los tribunales.

Transporte y almacenamiento:

Las evidencias se transportan y almacenan de manera segura y apropiada para preservar su integridad.

Esto puede implicar el uso de refrigeración, contenedores especiales o condiciones de almacenamiento específicas, dependiendo del tipo de evidencia. El mantenimiento adecuado de las pruebas es crucial para evitar su degradación o contaminación antes de su análisis.

Análisis forense:

Las evidencias son sometidas a diversos análisis forenses en laboratorios especializados. Esto puede incluir pruebas de ADN, análisis de huellas dactilares, exámenes balísticos, análisis de fibras y otros procedimientos científicos diseñados para extraer información relevante de las pruebas.

Los expertos forenses aplican los principios de correspondencia de características, comparación y probabilidad durante esta etapa para interpretar los resultados de manera precisa y objetiva.

Interpretación y reconstrucción:

Después de analizar todas las evidencias, los expertos forenses aplican los principios de la criminalística para interpretar los hallazgos y reconstruir los eventos que tuvieron lugar en la escena del crimen.

Esta reconstrucción puede ser crucial para comprender la secuencia de acciones y los detalles clave del delito, así como para establecer conexiones sólidas entre los sospechosos y la escena. Durante esta etapa, los investigadores aplican el principio de reconstrucción, utilizando todas las piezas de evidencia disponibles para ensamblar una imagen completa de lo que ocurrió.

El procesamiento riguroso de las escenas del crimen, siguiendo los principios de la criminalística, es fundamental para garantizar que las evidencias se recolecten, analicen e interpreten de manera adecuada. Esto aumenta las posibilidades de resolver casos criminales de manera exitosa y presentar pruebas sólidas ante los tribunales.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cedeño, Carlos. (2024, 27 abril). Los 7 principios de la criminalística: la guía de los expertos para resolver casos criminales y su uso en la vida real. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/principios-de-la-criminalistica/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Carlos Cedeño
Carlos Cedeño
Licenciado en Ingeniería de Sistemas por la Universidad de Oriente (UDO), en Cumaná, Venezuela. Especialista en marketing y SEO.
Cinco Noticias / Desarrollo / Los 7 principios de la criminalística: la guía de los expertos para resolver casos criminales y su uso en la vida real

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre