21 plantas repelentes de mosquitos y cómo aliviar sus picaduras de forma natural

4.3
(6)

Los mosquitos cumplen una función importante dentro del ecosistema, pero también son portadores de enfermedades. Te contamos cuáles son las mejores plantas para repelerlos y cómo aliviar sus picaduras de forma natural…

El calor trae consigo a miles de acompañantes indeseables: los mosquitos. Existen alrededor de 3.500 especies de mosquitos en todo el mundo y sus picaduras, aparte de molestas, pueden ser muy peligrosas por la gran cantidad de enfermedades que pueden transmitir, entre ellas la malaria, el dengue y la fiebre amarilla.

Afortunadamente, la naturaleza es sabia y está sobradamente equipada con elementos para repelerlos: las plantas antimosquitos.

Sigue leyendo para descubrir cuáles son las 21 plantas repelentes de mosquitos disponibles en la naturaleza, cómo utilizarlas y cómo aliviar las picaduras de estas molestas plagas de forma natural.

1. Las mejores plantas para repeler moquitos

1.1. Menta de gato

Menta de gato
Foto: Depositphotos

La nepeta cataria, mejor conocida como menta de gato, es una pequeña planta que crece en Europa, Asia oriental y occidental y Norteamérica. También se le considera como la “droga de los gatos”, ya que, al estar expuestos a sus aceites, los felinos comienzan a comportarse de manera extraña.

Es ideal para espantar mosquitos, moscas y otros insectos de forma natural, porque contiene la sustancia activa nepetalactona. Antiguamente se creía que esta planta era capaz de curar la picadura de escorpiones.

Semilla planta de gato
Foto: Alamy

Según los entomólogos de la Universidad Estatal de Iowa (Estados Unidos), la menta de gato es 10 veces más eficaz para repeler mosquitos que los insecticidas comerciales.

Además se usa como antipirético para fiebres muy altas, contra la gripe y para regularizar la menstruación alterada.

1.2. Lavanda

Lavanda
Foto: The Galleria

La lavanda es una de las flores aromáticas  y medicinales más populares en todo el mundo, y también se ubica entre plantas contra mosquitos más conocidas.

Actualmente existen unas 60 especies clasificadas. Y las polillas, pulgas, moscas y, por supuesto, los mosquitos no soportan su olor, por lo que se mantienen alejados del hogar donde estén plantadas.

En el mercado existen lociones y tónicos de lavanda antimosquitos, aunque se pueden hacer perfectamente en casa.

Loción antimosquitos de lavanda
Foto: Mii Fotos

Ayuda a calmar el dolor, por sus propiedades antiinflamatorias. Asimismo, actúa como un antiséptico natural y un suave relajante, para tratar la ansiedad y el estrés.

1.3. Citronela

Citronela
Foto: Shutherstock

La planta de citronela, del género cymbopogon, es considerada la mejor planta para ahuyentar mosquitos. Y sus aceites esenciales son muy implementados en el mundo de la medicina natural.

Conocida como pasto o hierba de limón, la planta citronela antimosquitos desprende un intenso olor que desagrada a estos insectos, evitando que se acerquen.

Citronela
Foto: Shutterstock

No solo se usa la citronela para mosquitos, también tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, anticonvulsivas, contra la diabetes, y se cree que incluso cancerígenas. La Universidad de Griffith (Australia) asegura que es efectiva para aliviar el dolor de cabeza y la migraña.

1.4. Tagetes

Tagetes
Foto: PIX1861 / Pixabay

La tagetes o cempasúchil, de la que hay unas 151 especies descritas, es una de las plantas ahuyenta mosquitos menos conocidas, pero con una gran eficacia.

Generalmente las personas buscan cómo eliminar los mosquitos del jardín de forma natural, y el clavel de moro, clavelón o flor de muerto (como también la llaman) es una de las mejores opciones para hacerlo, por el fuerte olor que despide, sobre todo por las tardes.

Jardín de tagetes
Foto: joalsaos / Pixabay

Se usa como aceite esencial, pero se recomienda emplearlo con moderación y evitarlo durante el embarazo o en pieles muy sensibles.

1.5. Melisa

Melisa
Foto: Planisferio / Pixabay

La melisa, mejor conocida como toronjil, es una hierba aromática con diversos usos medicinales, entre ellos ser una de las plantas repelentes de mosquitos por excelencia, porque contiene una sustancia llamada citronelol.

No solo es ideal para elaborar lociones o cremas caseras contra los mosquitos, sino que contiene propiedades sedantes, relajantes, digestivas y antiespasmódicas, antivirales y expectorantes y cicatrizantes.

Loción de melisa
Foto: madeleinesteinbach / 123RF

1.6. Albahaca

Albahaca
Foto: MaitedeWu / Pixabay

La ocimum basilicum, llamada vulgarmente albahaca, es una hierba aromática originaria de Irán, India y Pakistán que sirve para preparar remedios caseros para la tos, dolor de garganta y otras enfermedades.

Aunque también se usa la albahaca para los mosquitos. El estragol, una de las sustancias responsables de su característico aroma, resulta intolerable para estos insectos. Se pueden hacer tónicos y cremas caseras con sus hojas.

Es recomendable tener una planta de albahaca cerca de las ventanas, pues incluso ayudará a eliminar los mosquitos de las macetas en las plantas de interior.

Maceta con una planta de Albahaca
Foto: cocoparisienne / Pixabay

1.7. Caléndula

Caléndula
Foto: Hans / Pixabay

La caléndula (calendula officinalis) es una flor muy linda y colorida que, además de tener propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antisépticas y cicatrizantes, es una de las plantas que repelen mosquitos.

Su olor es intenso y un poco desagradable, lo que permite eliminar mosquitos de las plantas en el cultivo y del hogar.

No solo es una planta que ahuyenta a los mosquitos, sino que atrae a insectos beneficiosos como las mariquitas, abejas y mariposas.

Mariposa posada en una caléndula
Foto: donvikro / Pixabay

1.8. Romero

Romero
Foto: Hans / Pixabay

El rosmarinus officinalis, o romero, es una planta espanta mosquitos muy eficaz. Esto se debe a que contiene propiedades antimicrobianas y porque sintetiza el geraniol, una sustancia repelente de insectos.

Se usa en la cocina y para efectos medicinales (antiespasmódico, antiinflamatorio, antiséptico, aromatizante, carminativo, colagogo, depurativo, diurético, estimulante estomacal e hipotensor).

Romero para cocinar
Foto: jackmac34 / Pixabay

Para todo aquel que busque cómo eliminar los mosquitos de las plantas en el jardín, sembrar romero es una buena opción. Esta planta también alejas las pulgas y otros insectos indeseables.

1.9. Poleo

Poleo
Foto: Mejor Imagen

El nombre científico del poleo es mentha pulegium, una de las especies más conocidas de la menta. Entre sus usos más extendidos están las infusiones para eliminar los gases y mejorar la digestión.

Su nombre se debe a que en la antigüedad se usaba para ahuyentar a las pulgas, pero también es una magnifica planta contra los mosquitos por su penetrante olor y por la sustancia pulegona, que también repele piojos, garrapatas y pulgas. De hecho, los romanos la quemaban para que el humo alejara las plagas.

Poleo

Tener una planta de poleo ayuda a eliminar los mosquitos en la casa, y fácilmente se pueden preparar cremas y tónicos de menta. Aunque tan solo basta con restregar unas ramas sobre las piernas y brazos para que los insectos permanezcan alejados.

1.10. Geranio limón

Geranio limón
Foto: Picswe

Como su nombre lo indica, la planta pelargonium crispum variegatum, mejor conocida como geranio limón, emite un fuerte olor cítrico, debido a su alto contenido de citronelol, lo que la convierte en una planta antimosquitos por excelencia.

Geranio limón

Su fragancia también la hace ideal para la industria de perfume, y además se usa como un tratamiento holístico para aliviar la ansiedad, tratar el acné, rejuvenecer las células de la piel, tonificar los músculos y como antibacterial.

1.11. Ajo

Ajo
Foto: Graphics8

El allium sativum, que se conoce vulgarmente como ajo, es un repelente de insectos que actúa por ingestión; es decir, que es absorbido por el sistema vascular de la planta, evitando el ataque de algunas plagas.

Ajo
Foto: foto-augenblick / Pixabay

Más que todo es para evitar mosquitos en las plantas. Para que sea verdaderamente efectivo como repelente casero, hay que frotarlo en la piel, lo que puede resultar desagradable.

1.12. Agerato o Damasquino

Agerato o Damasquino
Foto: Kanechka / Pixabay

El agerato o damasquino es una planta ornamental originaria de México. Es la receta característica de los repelentes naturales de mosquitos comerciales, por su fuerte olor, y porque segregan un compuesto orgánico conocido como cumarina.

Agerato o Damasquino
Foto: JamesDeMers / Pixabay

Se puede sembrar en una maceta y tenerla para eliminar los mosquitos en la cocina, por ejemplo, pero no se recomienda estrujar las hojas y frotarlas en la piel, porque puede resultar irritante.

1.13. Tomillo

Tomillo
Foto: Hans / Pixabay

Existen de 215 a 350 especies de tomillo catalogadas. Esta popular hierba mediterránea es ampliamente utilizada como condimento y también como planta medicinal, para tratar el acné y combatir infecciones y hongos.

Pero también es una de las plantas repelentes de mosquitos más beneficiosas para la piel, por su acción antiséptica. Sus agentes activos antimicrobianos atraen a las abejas y mantiene alejados a insectos dañinos.

El tomillo atrae a las abejas
Foto: engvall / Pixabay

Todos aquellos que buscan cómo eliminar los mosquitos de la tierra de las plantas sin utilizar químicos, pueden encontrar un aliado natural en el tomillo.

1.14. Menta

Menta
Foto: PommeGrenade / Pixabay

La menta es otra las plantas para ahuyentar mosquitos de forma natural. Su fuerte olor nos encanta, pero a los mosquitos, hormigas, polillas, gorgojos, pulgones, moscas y garrapatas  les resulta desagradable y se alejan.

Menta
Foto: silviarta / Pixabay

Al sembrarla tendremos algo efectivo contra los mosquitos a la mano, pero además actúa como expectorante, antiinflamatorio, antiséptico, disminuye mareos, evita los gases y aporta un agradable aroma al hogar.

1.15. Ajenjo

Ajenjo
Foto: Picswe

La planta artemisia absinthium, llamada ajenjo o hierba santa, es capaz de mejorar la salud del sistema digestivo, pero pocos saben que sus hojas de sabor amargo y olor fuerte son perfectas como repelente, e incluso como insecticida y fungicida.

Ajenjo
Foto: Imagenesmy

No solo aleja a los mosquitos e insectos pequeños, sino también a los ratones, babosas y caracoles, por eso se usa más que todo como insecticida en la agricultura o huertos del hogar, y no para la piel, porque puede irritar.

1.16. Tanaceto

Tanaceto
Foto: raben_frau / Pixabay

La planta tanacetum vulgare, llamada hierba lombriguera, es un arbusto floral cuya esencia tóxica la convierte es un vermífugo (que aleja lombrices) tradicional. Su fuerte aroma perturba a los mosquitos y otros insectos, haciendo que se alejen, pero hay que tener cuidado de no ingerirla, porque puede ser perjudicial para la salud.

Tanaceto
Foto: Hans / Pixabay

Se puede sembrar en el huerto como opción para eliminar mosquitos de las macetas, pero manteniéndola alejada de niños y mascotas.

1.17. Eucalipto

Eucalipto
Foto: Imagenesmy

El eucaliptus es otra planta muy empleada en la medicina natural, sobre todo para enfermedades de las vías respiratorias. Originario de Australia, con más de 700 especies repartidas en todo el mundo, el OLE(aceite de eucalipto de limón) extraído de la resina de este árbol contiene PMD (para-mentano-3,8-diol), que está clasificado por la EPA como un biopesticida.

El aceite de eucalipto de limón es seguro, pero se aconseja usarlo con cautela y evitar aplicarlo en niños menores de 3 años.

Aceite de eucalipto de limón
Foto: Shutterstock

1.18. Hierbabuena

Hierbabuena
Foto: Depositphotos

La hierbabuena (mentha spicata) es otra especie del género mentha, una hierba aromática muy utilizada en la cocina y para remedios caseros por sus propiedades antioxidantes, antiespasmódicas y analgésicas, antibacteriales y digestivas. Y como la mayoría de los tipos de menta, produce sustancias bioquímicas que repelen los insectos de forma natural.

1.19. Jazmín

Jazmín
Foto: Hans / Pixabay

La persona que busca cómo ahuyentar los mosquitos y darle un toque decorativo al hogar, definitivamente tiene que cultivar jazmines. Estas plantas, de la que se derivan unas 200 especies, son oriundas de zonas tropicales y su intenso aroma mantiene a raya a los mosquitos y otros insectos.

1.20. Laurel

Laurel
Foto: Alamy

El laurel (laurus nobilis) es un arbusto originario de la zona mediterránea, cuyas hojas son muy utilizadas en la cocina y en la medicina natural por sus efectos bactericidas, antisépticos, expectorantes y antiinflamatorios.

Laurel
Foto: makamuki0 / Pixabay

Su olor es muy suave, pero entre sus componentes destacan el eugenol, limoneno, alfaterpineol, sabineno, cineol, linalol y alfapineno, que le otorgan su acción repelente contra mosquitos, moscas y polillas

1.21. Orégano

Orégano
Foto: leoleobobeo / Pixabay

Finalmente tenemos la planta de orégano (origanum vulgare), nativa del oeste o suroeste de Eurasia, el condimento infaltable de la pizza, con propiedades digestivas, carminativas, antioxidantes y expectorantes. Pero además tiene compuestos fenólicos, glicósidos y alcaloides, que tienen efecto repelente.

2. Otros repelentes para mosquitos

En el mercado, existen diferentes tipos de repelentes, algunos elaborados a base de químicos y otros de forma natural, así como aparatos eléctricos. Sigue leyendo para enterarte cuáles son.

2.1. Crema

Las cremas repelentes son muy comunes en el mercado. Entre los ingredientes activos más utilizados se encuentran: DEET (N, N -dietil- m -toluamida), aceites esenciales de eucalipto (corymbia citriodora), icaridina, nepetalactona, citronela, permetrina, aceite de nim, mirto de turbera y IR3535. Las horas de protección dependerán de la concentración de la sustancia repelente.

Crema casera antimosquitos de eucalipto
Foto: The Galleria

La mayoría de sus componentes se extraen de las plantas repelentes de mosquitos, y aunque son ampliamente comercializados por diferentes marcas, también pueden elaborarse de forma natural.

2.2. Spray

Los repelentes en aerosol básicamente se elaboran con los mismos principios activos que las cremas, pero los que contienen DEET y OLE (aceite de eucalipto de limón, por sus siglas en inglés) son los que obtienen mejores resultados (hasta un 60% de efectividad).

No obstante, hay que cuidar que el producto no exceda la dosis de DEET recomendada, que es 30%, porque puede afectar el sistema nervioso, según un estudio del Instituto de Investigación para el Desarrollo en Monpellier y la Universidad de Angers, en Francia.

2.3. Enchufables

También existen los difusores de repelentes, en los que se inserta una lámina impregnada con el producto en un aparato que se enchufa y se activa con el calor. Tienen una duración máxima de 12 horas y son muy recomendados para las salas de estar o habitaciones que no sean muy cerradas, pero su alcance es bastante limitado.

Aparato enchufable antimosquitos
Foto: 123RF

Hay algunos a los que se le inserta un frasquito con praletina u otras sustancias insecticidas y duran de 30 a 45 noches.

2.4. Por ultrasonidos

En el mercado se comercializan varios aparatos conocidos como repelentes ultrasónicos, que emiten ondas (imperceptibles para los seres humanos) que alejan roedores y otras plagas.

Sin embargo, su eficacia ha sido puesto en duda por el doctor Roger Gold, de la Universidad A&M, de Texas, quien realizó varios experimentos que comprobaron que más del 90% de estos aparatos son ineficaces. La Universidad de Kansas también concluyó lo mismo en un estudio diferente.

Aunque las compañías alegan que trabajos como el de la Universidad Cornel, Ithaca, Nueva York, comprueban la eficacia de interferencias acústicas para el control de la plaga. 

2.5. Lámparas

Es bien conocido que los insectos son atraídos por las luces brillantes, pero no todas. Las lámparas antimosquitos tradicionales usan bombillas ultravioletas de alta intensidad de 6 varios, que atrae a los insectos y los rostiza al contacto. Normalmente se usa en exteriores.

Lamparas antimosquitos
Foto: Shutterstock

Hoy en día  incluso se comercializan bombillas LED como luces antimosquitos, y de hecho se comprobó que su luz cálida atrae menos insectos que las bombillas comunes.

2.6. Pulseras antimosquitos

Otro tipo de repelente muy comercializado son las pulseras antimosquitos, que usualmente vienen impregnadas con citronela y otros componentes. Pero, tal y como señala la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), su efectividad es muy baja y solo aleja los mosquitos de la zona de contacto.

Para tener una protección real habría que ponerse una en cada extremidad, lo que resultaría bastante incómodo. Lo mismo ocurre con las velas antimosquitos.

2.7. Parches y espirales antimosquitos

Los parches antimosquitos se pueden pegar al lado de la cama, en la ropa, en la mochila al salir de excursiones y en prácticamente cualquier sitio, porque son bastante seguros para los niños. Hay varios tipos disponibles, la mayoría contienen citronela, pero no es 100% eficaz (como todos los métodos repelentes).

Parches antimosquitos de emoticonos

Mientras que los repelentes en espiral son una especie de incienso, generalmente compuesto de una pasta seca de polvo de piretro, una sustancia natural que se obtiene de una clase de planta de crisantemo, pero también pueden contener: piretrinas, aletrina, esbiothrin, butilhidroxitolueno (BTH),  butóxido de piperonilo (PBO) y N-Octil dicarboxamida biciclohepteno (MGK 264).

El humo que emana al encenderlos sí repele a los mosquitos, pero pueden ocasionar riesgo de incendios, por lo que se recomienda su uso en espacios cerrados.

3. Cómo aliviar las picaduras de mosquitos de forma natural

Muchas de las plantas antimosquitos, también son muy efectivas para aliviar la hinchazón y enrojecimiento que producen las picaduras de los mismos, como la lavanda, el jazmín y la caléndula.

Antes de aplicar algún elemento natural, se recomienda usar antibacterial o con pH neutro para desinfectar la zona.

El aloe vera, comúnmente conocido como sábila, tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la hinchazón de las picaduras, aliviar el picor y prevenir infecciones. Basta con cortar una hoja y poner directamente un poco de gel sobre la picadura.

Gel de aloe vera
Foto: casellesingold / Pixabay

Otro remedio muy eficaz es el bicarbonato de sodio, que ayuda a aliviar la irritación de las picaduras. Tan solo hay que mezclar una cucharada de bicarbonato con un poco de agua hasta formar una pasta y untarla en la zona afectada, dejando actuar por 10 minutos.

Cuando no se tiene ninguno de estos ingredientes a la mano, el hielo puede sacar de apuros, ya que ayuda a reducir la hinchazón y el enrojecimiento.

Las propiedades antisépticas del limón lo hacen idóneo para prevenir infecciones y curar la herida rápidamente. Aunque su ácido arde al momento de contacto, ayudará a reducir la inflamación y el picor.

Propiedades antisépticas del limón
Foto: pixel2013 / Pixabay

El ajo, incluido en la lista de plantas repelentes de mosquitos, también puede arder un poco, pero es excelente para tratar las picaduras de mosquitos, por sus efectos antibacterianos y antiinflamatorios.

La miel natural aplicada directamente sobre la picadura es muy buena para calmar el picor, gracias a sus propiedades antiinflamatorias,  y prevenir infecciones.

Y finalmente tenemos la manzanilla o camomila, excelente para tratar afecciones de la piel por sus efectos calmantes y antiinflamatorios.

Manzanilla o camomila
Foto: congerdesign / Pixabay

Conocer cómo espantar a los mosquitos es un tema de salubridad.

Aunque no todos son portadores de enfermedades, lo mejor es prevenir sus picaduras, y con esta selección de plantas repelentes de mosquitos es posible hacerlo de forma completamente natural, sin tener que recurrir a químicos que, aunque funcionales, pueden dañar la piel o causar alergias.

Además, tenerlas plantadas en pequeñas macetas o en un huerto ayudará a mantener a las plagas alejadas de los hogares.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.3 / 5. Votos: 6

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre