Paseo del Prado: historia y lugares emblemáticos del bulevar de Madrid patrimonio de la humanidad

5
(3)

El Paseo del Prado posee miles de encantos. Por tal razón, aparte de los madrileños, millones de turistas lo visitan todos los años. Y, lo más increíble, es que aunque vengan muchas veces siempre descubren algo nuevo en Paseo Prado.

El bulevar más cautivador de Madrid, junto con su área natural circundante, llamados Paisaje de la Luz, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2019. Esto significa que el Paseo del Prado y el Parque del Buen Retiro, conforman un conjunto singularmente armónico, donde se combina lo urbano con lo cultural y lo natural. Por otra parte, también en 2019, el Museo Reina Sofía registró 4.4 millones de visitas, lo que evidencia el gran atractivo que posee el Paseo Prado tanto para  nacionales como para extranjeros.

Los 30 museos más famosos del mundo
y sus tesoros artísticos

Leer artículo

Una historia tan antigua como la de Madrid

La historia del Paseo del Prado comienza con el traslado de las Cortes, de Toledo a Madrid, en el año 1561 cuando reinaba Felipe II. Éste era hijo de Carlos I, que fue nieto de los Reyes Católicos. En esta época, el límite más hacia el este de la ciudad eran los prados baldíos alrededor de los conventos, y por eso la zona se denominó Prado Viejo.

Ya en aquellos tiempos Felipe II tuvo la inquietud de que el Prado Viejo se convirtiera en un lugar de paseo y en 1571 plantó árboles en forma de hilera ordenada, lo cual se observa en los mapas antiguos que están en los museos, asomando el primer vestigio de lo que hoy es el Paseo del Prado.

No pasaría mucho tiempo para que a Felipe IV, que era nieto de Felipe II, se le ocurriera hacer un lujoso palacio de recreación en un gran terreno arbolado del Prado Viejo, lo que significó construir un gran estanque y crear hermosos jardines a su alrededor. Este nuevo palacio estuvo terminado más o menos alrededor del año 1640 y la familia real adoraba salir del viejo Palacio Real del Alcázar para pasar largas temporadas en él.

Luego sucedió que, por suerte o por desgracia, el Palacio Real se quemó en la Navidad de 1734, cuando reinaba Felipe V que ya era de la dinastía Borbón. Por lo tanto, no tuvieron más remedio que mudarse definitivamente para El Prado y este movimiento hace que muchas familias nobles se apresuren a comprar terrenos y construir sus palacios cerca de donde vivía el Rey.  

En 1759 llega Carlos III, el hijo menor de Felipe V, a encargarse de la corona, siendo que para entonces estaba de moda el estilo de la Monarquía Ilustrada. Entonces el nuevo Rey diseña un fantástico proyecto, que se bautizó como Salón del Prado, el cual incluía muchos jardines, plazas y fuentes a lo largo de un bulevar cercano al Palacio del Buen Retiro, así como la creación de un interesante museo de historia natural.

La obra de Carlos III es continuada por su hijo Carlos IV, pero durante el reinado de este último sobreviene la invasión de las tropas de Napoleón que acaba con buena parte de la gran obra, dejando destruidos el Palacio del Buen Retiro y el Museo, además de otros inmuebles de la zona. Entonces le toca a Fernando VII, hijo de Carlos IV, recuperarla a su regreso al trono en 1814.

A partir de ese momento El Prado sigue un proceso de franco desarrollo, lo que se ve favorecido por la creación de los mejores hoteles de Europa durante el reinado de Alfonso XIII, así como la construcción de grandes infraestructuras para empresas y bancos, y de edificios para oficinas y viviendas de clase alta. Finalmente, este cuadro se completa con la aparición de otros museos y lugares que siguen atrayendo a la gente hacia el Paseo del Prado, lo cual ha continuado.  

Los sitios más emblemáticos del Paseo de Prado y alrededores

Como es ampliamente conocido, el Paseo del Prado es el bulevar más famoso de Madrid. Se extiende de norte a sur, arrancando en la Plaza de Cibeles hasta finalizar en la Glorieta de Atocha, y a lo largo de sus 1,1 kilómetros se ubican los museos más importantes de España.  En su recorrido se aprecian impresionantes monumentos, así como simbólicas esculturas y diversas edificaciones de gran valor histórico.

Adicionalmente, antes de llegar a Atocha se encuentra el espectacular Real Jardín Botánico y, a sólo tres cuadras hacia el este, el histórico Parque de El Retiro, ambos también llenos de creaciones artísticas, lo cual contribuye para que esta vía sea denominada Paseo del Arte en Madrid.

La mejor forma de llegar al Paseo de Madrid es a través del metro. Bajando en la Estación del Arte, para caminar el bulevar de sur a norte, o en la estación Banco de España para hacer el recorrido a la inversa.

Diferentes épocas y estilos

Algo que llama particularmente la atención en el Paseo Prado son las construcciones de diferentes estilos y épocas, existiendo varias edificaciones del siglo XIX, muchas de principios de siglo XX con su estilo peculiar, y algunas muy modernas que contrastan notoriamente con las anteriores.

A continuación reseñamos diferentes edificios, tanto de viviendas como destinados a oficinas o dependencias públicas, que no son considerados monumentos pero cuyas fachadas merecen ser admiradas.

Instituto de Crédito Oficial (ICO)

En Paseo del Prado 4 se encuentra el Instituto de Crédito Oficial (ICO), el cual es un banco público destinado a incentivar el desarrollo. Esta edificación es del año 1900 y ocupa una superficie de 1.859 m². Está ubicada frente a la Fuente del dios Apolo, también conocida como de las Cuatro Estaciones por las figuras del pedestal.

Paseo-del-Prado-Instituto-Del-Credito-Oficial
Instituto del Crédito Oficial (rene boulay, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Nuevo Edificio del Cuartel General de la Armada 

El Cuartel de la Armada es una de las edificaciones monumentales del Paseo del Prado. Sin embargo, en los años 70 se hizo una ampliación utilizando un solar que estaba al lado y se construyó un edificio muy moderno de 8 pisos. A través de este anexo  se entra actualmente al Museo Naval y el edificio se ubica en Paseo del Prado 5.

Paseo-del-Prado-Nuevo-Edificio-Cuartel-General-Armada
Nuevo edificio del Cuartel General de la Armada (Luis García, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Secretaría General del Tesoro y Política Financiera

Éste es un edificio clásico que está ubicado en Paseo del Prado 6. Fue construido en el año 1917 y ocupa una superficie de 1.009 m². Desde el año 2011, en que fue creada la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera para representar a España ante los organismos financieros internacionales, aquí se encuentra su sede.

Paseo del Prado 12

En Paseo del Prado 12 se puede apreciar otra atractiva edificación muy típica de la zona. Ésta es una propiedad destinada a viviendas, con cómodos apartamentos de aproximadamente 140 m². El inmueble tiene 7 pisos, ocupa un área de 915 m² y fue construido en 1934.

Paseo del Prado esquina de la calle Lope de Vega

Sobre la esquina del Paseo del Prado que cruza la calle Lope de Vega existen dos edificaciones muy curiosas por su contraste. Del lado norte se aprecia un edificio muy moderno, construido en 1971, que está ubicado en Paseo del Prado 16 y se destina al turismo.

Mientras tanto, en la otra acera, que corresponde a Paseo de Prado 18, se observa el edificio del Ministerio de Sanidad (donde también hay otras dependencias gubernamentales) inaugurado en el año 1951, con 16 pisos y fachada en la que resaltan los ladrillos rojos. Anteriormente, aquí estaba el Palacio de Xifré, que databa de 1858 y era de estilo neomudéjar.

Ministerio de Sanidad (Luis García, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons).

Paseo del Prado 26

En esta dirección podemos apreciar otra de las construcciones antiguas, al estilo clásico, que se destina a viviendas y negocios. Es un edificio de seis plantas, con tres apartamentos en cada una de ellas. Fue inaugurado en el año 1906 y ocupa una superficie de 482 m².

Ministerio de Educación

Una de las sedes del Ministerio de Educación se encuentra en Paseo del Prado 28. Esta es otra edificación bastante moderna, construida en 1970, que discrepa de las fachadas tradicionales. El edificio tiene seis pisos y aquí se localiza la oficina que se ocupa de las convalidaciones de los títulos, así como el Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia (CIDEAD).

Edificios monumentales  

Son muchas las edificaciones monumentales que se encuentran por El Prado, tanto construidas para ser destinadas a sede de empresas estatales, como otras que antes fueron palacio de los duques en Madrid. Por otra parte, ésta es la zona de hoteles en Madrid con mayor antigüedad. Pero la obra más vieja de todas, que se remonta incluso hasta los Reyes Católicos, es San Jerónimo.

A continuación se reseñan algunos de los muchos edificios monumentales que existen en El Prado. 

Iglesia de San Jerónimo

Esta iglesia es lo que queda del antiguo Monasterio de los Jerónimos, que fue construido entre los años 1502 y 1505 por instrucciones de Isabel la Católica y Fernando II de Aragón. Se encuentra ubicada en la calle de Moreto 4, posee una sola nave con cinco capillas a cada lado y, por la fecha en que fue erigida, refleja una interesante mezcla de arte renacentista y gótico.

En el año 1808, con la invasión de Napoleón, las estructuras del monasterio y la iglesia quedaron casi en ruinas, pero posteriormente esta última fue recuperada para seguir siendo eje de los acontecimientos de la monarquía: aquí se casaron Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg en mayo de 1906, y también fue proclamado el rey Juan Carlos I el 27 de noviembre de 1975.

Paseo-del-Prado-Iglesia-San-Jeronimo
Iglesia de San Jerónimo (Rowanwindwhistler, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Palacio de Linares

Esta edificación, de estilo neobarroco, se construyó sobre un terreno de 3.064 m². Se ubica muy cerca de la Plaza de Cibeles y fue el palacio de los marqueses José y Raimunda a partir de 1884. Después de haber estado abandonada por mucho tiempo, desde 1992 se convirtió en la Casa de América y aquí se realizan diversos eventos interculturales. Tiene cuatro plantas, extensos jardines, y sus paredes están pintadas con hermosos óleos. Se dice que oculta muchos pasadizos secretos y que una niña fantasma deambula por sus pasillos.

Paseo-del-Prado-Palacio-Linares
Palacio de Linares (Carlos Delgado, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Palacio de Cibeles

Esta monumental construcción tiene un estilo modernista. En ella  se mezclan el hierro y el vidrio con la tradicional piedra, además del típico neoplateresco español de principios de siglo y un fuerte toque barroco. Se ubica en Paseo del Prado 1,  a un costado de la Plaza de Cibeles. Ocupa un área de aproximadamente 12.000 m², tiene ocho plantas y la altura de su torre más alta es de 70 metros.

Fue inaugurada en 1919, destinándola a ser una moderna sede de teléfono, telégrafo y correo, por lo cual se llamó inicialmente Palacio de las Comunicaciones. Posteriormente, en el año 2007, se convirtió en el Ayuntamiento de Madrid y se abrió un gran espacio para la cultura llamado CentroCentro, con una gran terraza mirador y la creación de la Galería de Cristal, cerrando con un techo transparente los 2.800 m² que ocupaban los vehículos relacionados con el correo.

Paseo-del-Prado-Palacio-Cibeles
Palacio de Cibeles (Carlos Delgado, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Banco de España

El edificio del Banco de España está localizado en Paseo del Prado 2 y posee un estilo arquitectónico ecléctico, ya que mezcla elementos de diferentes corrientes artísticas. Se comenzó a construir en 1884 donde antes estaba el Palacio de Alcañices, y en el año 1891 se muda el banco de la calle Atocha para la nueva sede, que fue inaugurada por el rey Alfonso XIII. Posteriormente hubo una ampliación importante en 1927, que finalmente le dio las dimensiones monumentales que actualmente tiene, ocupando una extensión 2.500 m² y con cuatro fachadas.

Paseo-del-Prado-Banco-de-Espana
(Dennis Jarvis, Canada, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons)

Palacio de la Bolsa

El Palacio de la Bolsa se sitúa en la Plaza de la Lealtad. Erigido sobre una superficie de 3.288 m², fue inaugurado en 1893 y es de estilo neoclásico con un toque gótico que se aprecia principalmente en sus grandes ventanales ojivales Tiene una fachada de 66 metros, construida a base de arcos soportados por columnas de tipo corintio y adornadas con originales capiteles.

En el interior se aprecia una gran profusión de detalles ornamentales. Sus techos, de los cuales cuelgan inmensas lámparas, están decorados con pinturas alusivas a las regiones de España. Además hay un gran reloj, que es una réplica del de la Bolsa de Ámsterdam, y por todas partes se contempla esculpido el caduceo, con sus dos serpientes que representan la oferta y la demanda y recuerdan al dios Mercurio.

Paseo-del-Prado-Palacio-de-La-Bolsa
Vista frontal del Palacio de la Bolsa (Luis García, CC BY-SA 3.0 ES, via Wikimedia Commons).

Hotel Ritz

Este monumental hotel, que también se ubica sobra la Plaza de La Lealtad, fue construido por iniciativa de Alfonso XIII, para lo cual aportó capital, ya que aspiraba a que Madrid tuviera hoteles de nivel como Paris y Londres. El nombre de Ritz se debe al empresario que inicialmente tomó las riendas del establecimiento y en la actualidad pertenece a la Cadena Mandarín Oriental Hotel Group.

El espectacular hotel de seis plantas fue una de las primeras construcciones en hormigón armado de España. También era el más grande del país, ya que contaba con 130 habitaciones y 30 suites. Para su equipamiento se importaron  muebles, alfombras y vajillas de toda Europa y su inauguración ocurrió en 1910 con una suntuosa fiesta. Desde que se estrenó, en el Ritz se han hospedado los más ilustres y reconocidos personajes del continente europeo y del mundo.

Paseo-del-Prado-Hotel-Ritz.jpg
El Hotel Ritz (Luis García, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Hotel Palace

El Hotel Palace está situado en la Carrera San Jerónimo y tiene fachadas hacia la  Plaza Cánovas del Castillo y la Plaza de Las Cortes, así como hacia la calle Duque de Medinaceli. Al igual que el Ritz, se construyó en hormigón armado y a instancias de Alfonso XIII, llegando a ser, con sus 470 aposentos, el más grande de Europa. Además, era el hotel más moderno, ya que contaba con la novedad de poseer un teléfono en cada una de sus habitaciones.

El Palace fue erigido sobre una superficie de 6.000 m², en el sitio donde anteriormente se ubicaba el palacio de los duques de Medinaceli, y se inauguró en el año 1912. Actualmente pertenece a la cadena Marriott International.

Paseo-del-Prado-Hotel-Palace
Vista del Hotel Palace desde la Plaza Cánovas del Castillo (ciukes, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons).

Museos

Existen más de diez museos muy atractivos que se pueden visitar en el Paseo del Prado en Madrid central. De ellos, los más relevantes son los que conforman el denominado Triángulo del Arte, los cuales están entre los más concurridos del mundo.

Museo del Prado

El Museo del Prado, ubicado en Calle de Ruiz Alarcón 23, tiene una extensión de 41.995 m², que incluyen una extensa zona llena de jardines y árboles conocida como Parque del Prado. Esta pinacoteca es especialmente famosa por albergar la colección de pintura europea más importante del mundo, ya que a través de sus numerosas salas se exponen cuadros de los más reconocidos artistas de Europa de todos los tiempos. Desde su apertura en 1819, el museo ha sido reformado y ampliado en numerosas oportunidades, siendo la última de ellas en el año 2007.

En total se exhiben más de 35.000 obras de arte, entre pinturas, fotografías, dibujos y otros objetos de gran valor histórico, siendo especialmente representativas las colecciones de Goya, Velázquez  y El Greco.

La  creación de este recinto museístico nace con el proyecto Salón del Prado de Carlos III, siendo inicialmente concebido como un museo de historia natural, pero terminó de ser construido durante el reinado de Carlos IV. Posteriormente, cuando Madrid fue invadida en 1808 por las tropas de Napoleón, sus ejércitos usaron estas instalaciones como cuartel de caballería y finalmente lo dejaron destruido. Su recuperación comienza en 1818 por parte de Fernando VII, quien lo inaugura con el nombre de Museo Real de Pinturas.

Paseo-del-Prado-Museo-del-Prado
Parte de la fachada del Museo del Prado (Emilio J. Rodríguez Posada, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons).

Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

Este museo está ubicado en Paseo del Prado 8, en el inmueble que antiguamente fue el Palacio de los duques de Villahermosa, del cual conserva su estructura externa original, aunque en el año 2004 fue ampliado añadiéndole dos edificaciones que son más modernas. En la actualidad cuenta con 24.300 m² de construcción, donde se exhiben obras muy valiosas de varias corrientes artísticas europeas, pero muy especialmente de pintores impresionistas y post impresionistas como Renoir, Degas, Van Gogh, Gauguin y Cézanne.

El Palacio de Villahermosa en Madrid adquirió su apariencia neoclásica actual en 1805, pero el inmueble fue adquirido en 1777 por los duques, siendo objeto de diversas refacciones a lo largo de la historia. Este palacio fue muy famoso en los siglos XVIII y principios del siglo XIX por ser centro de reuniones, bailes y conciertos donde asistía la crema y nata de la sociedad madrileña.

El nombre del museo proviene de una familia de industriales alemanes que además ostentaban títulos nobiliarios. August Thyssen comenzó la colección de arte, la cual continuó el hijo y posteriormente el nieto. Este último se casó con una española llamada Tita Cervera, quien fue Miss España 1961, y a raíz de este matrimonio las obras viajaron a España para ser exhibidas en el espacio donde se exponen desde 1992 cuando fue inaugurada la pinacoteca.

Paseo-del-Prado-Museo-Thyssen-Bornemisza
El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza (Kyle Magnuson, United States, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons).

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Este museo se localiza al sur del Paseo del Prado, muy cerca de la Plaza del Emperador Carlos V, mejor conocida como la Glorieta de Atocha. En la actualidad está compuesto por dos edificaciones. Una es antigua, de estilo neoclásico, que data de finales el siglo XVIII y fue el Hospital General de Madrid, a la que también se le llama Edificio Sabatini por el arquitecto que hizo la obra. Y la otra es moderna, fue inaugurada en el año 2005 y se conoce como Edificio Nouvel también por su arquitecto. Entre ambas divisiones, junto con las plazas y los jardines, el museo tiene un total de 84.048 m² de construcción.

El Reina Sofía es el museo más visitado de España, superando incluso al Museo del Prado. Se especializa en pintura del siglo XX, arte contemporáneo y Pop-Art, por lo que aquí se pueden apreciar cuadros de Pablo Picasso (entre ellos el Guernica), Salvador Dalí, Joan Miró y Juan Gris. El hospital se abandonó en 1965 e iba a ser demolido, pero se declaró monumento histórico artístico y fue recuperado para abrir la pinacoteca en el año 1986 como Centro de Arte Reina Sofía. Posteriormente, se reinauguró en 1992 con el nombre actual.

Paseo-del-Prado-Museo-Reina-Sofia
Vista frontal del Museo Reina Sofía tal como estaba en 2014 (Zarateman, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons).

Espacios naturales

El Prado está lleno de áreas verde ya que existen muchos parques y jardines a sus alrededores,  pero de todos ellos hay dos espacios especialmente destacables, que son el Real Jardín Botánico y el Parque del Retiro. 

Real Jardín Botánico  

Desde sus inicios, el Real Jardín Botánico se concibió como un lugar para la investigación. Fue creado por Fernando VI en 1755 y estuvo inicialmente ubicado cerca del río Manzanares, hasta que Carlos III decretó su mudanza para El Prado en el año 1781. Cuenta con 8 hectáreas y cuatro terrazas escalonadas, donde se pueden apreciar más de 5.000 especies de plantas medicinales, ornamentales, frutales y aromáticas de todos los continentes, incluyendo 1.500 árboles, muchos de los cuales son antiquísimos. Adicionalmente, tiene un estanque y dos invernaderos. Su dirección exacta es Plaza Murillo 2.   

Real jardín botánico (Richie Diesterheft, United States, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons).

Parque del Retiro

El Parque del Retiro mide 1.180 km² y posee seis puertas de acceso por diferentes calles, plazas o avenidas: Plaza de la Independencia, Calle de Alcalá, Calle de O´Donnell, Av. de Menéndez Pelayo, Calle del Poeta Esteban de Villegas y Calle de Alfonso XII. La creación del Parque del Retiro se remonta a la década de 1630, cuando Felipe IV comienza a construir el Palacio del Buen Retiro como residencia vacacional. Por otra parte, estos espacios fueron abiertos al público en el año 1767 por Carlos III.

En el interior de este gran pulmón natural existen muchos paseos, plazas y fuentes, así como montones de maravillas cuya mención requeriría demasiado  espacio. Entre todas ellas pueden ser destacadas: el Estanque Grande (1636), navegable con una extensión de 37.240 m²; la Fuente de la Alcachofa (1782) que estaba originalmente en la Puerta de Atocha y se trasladó en 1880; el Palacio de Velázquez (1883); el Palacio de Cristal (1887); el Monumento a Alfonso XII (1902); y La Rosaleda (1915) con sus 4.000 rosales.

Paseo-del-Prado-Parque-del-Retiro
El Parque del Retiro (vpogarcia, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons).

Fuentes

Otra de las atracciones de El Prado son sus fuentes, de las cuales hay muchas, aunque existen tres que son icónicas. Estas tres fuentes fueron hechas de mármol blanco durante el reinado de Carlos III, como parte de su plan para embellecer a la ciudad denominado Salón del Prado.  

Cibeles

La Cibeles es un símbolo de Madrid. Ella representa la fecundidad y reina en las cuevas y en las montañas. En la escultura lleva un cetro y unas llaves, lo cual transmite su ascendencia sobre la ciudad. Su coche va tirado por dos leones, animal sobre el que tiene regencia, aunque cuenta una leyenda que ellos son Atalanta e Hipómenes, a los que castigó por irrespetar su templo.

Esta fuente fue instalada en 1782 y estuvo primeramente al lado del Palacio de Buenavista, perteneciente a los duques de Alba y hoy sede del Cuartel General del Ejército, hasta 1895 que ocupó la posición actual en la plaza que lleva su nombre.

Paseo-del-Prado-Fuente-Cibeles
La Fuente de Cibeles (Carlos Delgado, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Neptuno

Esta fuente también estuvo inicialmente ubicada junto al Palacio de Buenavista, enfrente de la Cibeles. Fue colocada allí en 1782 y luego, en el año 1898, pasó para la Plaza Cánovas del Castillo, frente al Hotel Palace, que es donde se localiza en la actualidad. La escultura representa al dios del mar Neptuno, quien lleva el tradicional tridente en la mano. Su coche es una concha y los caballos son dos hipocampos.

Paseo-del-Prado-Fuente-Neptuno
La Fuente de Neptuno (Marcelo Teson, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons).

Apolo

La Fuente de Apolo se instaló desde el principio en el sitio donde se encuentra actualmente, frente al edificio del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que era el centro del Salón del Prado, hoy llamado Paseo del Prado. Su inauguración se hizo en el año 1802, durante el reinado de Carlos IV, con motivo de la celebración del matrimonio de su hijo Fernando con María Antonia de Nápoles.

Esta fuente tiene figuras alegóricas a las estaciones del año y arriba está el dios Apolo (que simboliza la luz y el arte) con su típica lira. Grandes mascarones arrojan el agua y dicen que el rostro de Apolo es en realidad el de Carlos III.

Paseo-del-Prado-Fuente-Apolo
La Fuente de Apolo (Luis García, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons).

Para concluir, es pertinente hacer una reflexión sobre el hecho de que es mucho mejor visitar un sitio conociendo su historia. Por lo tanto, esperamos que la información suministrada sobre el Paseo Prado resulte útil para quienes no estaban al tanto de lo narrado o descrito. Igualmente, los turistas que piensan visitar pronto el Paseo del Prado, quizás podrán encontrar datos valiosos que les sirvan de guía.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 3

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre