Olisbo: el sórdido secreto de las mujeres solteras en la Antigua Grecia

4.7
(13)

De cuero, de madera, de vidrio murano, de piedras preciosas y hasta de pan. Los olisbos han proporcionado a las mujeres los momentos más placenteros a lo largo de toda la historia, incluso hoy en día...

La cultura griega ha aportado tanto conocimiento y valor a la humanidad que el arte del amor propio no podía ser la excepción. Los olisbos formaron parte importante en la procuración de la satisfacción personal y el onanismo femenino. Las mujeres griegas solían tener un olisbo a mano para cuando sus maridos se iban a la guerra. A continuación te contamos por qué eran tan apreciados estos juguetitos de cuero.

Qué son los olisbos

Los olisbos son unos dispositivos con forma fálica usados por las mujeres para procurarse a sí mismas satisfacción íntima. Popularizados en la Antigua Grecia estaban elaborados de cuero, madera o cerámica.

El significado de olisbos deriva de una palabra griega que se traduce como “resbalar” o “deslizar” y se aplica a aquellos consoladores que incluyen testículos y tienen una apariencia más realista.

Muchos de los olisbos estaban hechos con el mismo cuero que se usaba para confeccionar las sandalias. Había un tipo de olisbo elaborado con pan y se les conocía como olisbokollix.

Descubrimientos arqueológicos demuestran su uso en las culturas egipcias, romanas, chinas y griegas. Las mujeres aplicaban aceite de oliva para lubricar los olisbos y poder deslizarlos fácilmente dentro de sí. Algunos consoladores estaban rellenos con hierbas secas, pelo de animal o tela.

Además de ser utilizados como juguete sexual, los olisbos en Grecia tenían una función médica. Para Platón e Hipocrátes la falta de esperma causaba lo que llamaban la histeria, enfermedad femenina que podía producir locura o hasta la muerte. Este mal femenino podía curarse con masajes en los genitales y allí entraban los olisbos a participar.

Historia y curiosidades del olisbo

El uso de olisbos y consoladores para el arte del amor propio ha estado presente en las civilizaciones antiguas. En las culturas árabes y polinesias se usaban plátanos verdes; en China gallos de jade o bronce; y en el Oriente Medio se fabricaban de estiércol seca de camello cubierta de resina.

Los murales egipcios de 3.000 a. C. mostraban la imagen de mujeres portando grandes objetos fálicos alrededor de la cintura como tributo al dios Osiris, símbolo de la fertilidad.

La ciudad jónica de Miletos en Asia Menor brindó el mayor aporte mundial a la satisfacción y disfrute personal. Fue allí donde se fabricaban consoladores de madera, piedra o cuero que luego eran vendidos por todo el Mediterráneo.

Olisbos de piedra
Olisbo de piedra

Aristófanes, en su obra teatral Lisístrata, hacía mención de estos objetos de placer personal. En la obra, un grupo de mujeres realizan una huelga sexual, no solo por quedarse sin maridos durante la guerra del Peloponeso (Siglo V a. C.), sino que tampoco tenían acceso a los consoladores porque los miletanos habían abandonado la alianza con Atenas. Otros textos antiguos como “Las mil y una noche” menciona el uso de frutas o verduras con forma fálica para brindar satisfacción personal.

Durante la época del Renacimiento, el uso y significado de consolador estaba relacionado con la belleza y el arte. Las mujeres de clase alta se autoestimulaban con consoladores, hechos a medida, elaborados de marfil, plata o cualquier otro material precioso.

De Italia viene la definición de dildo. Allí se les conocía como diletto que significa deleitar. Los Ragionamenti de Pierri L’Arentin llevaron a Europa las frutas de vidrio de Murano (Italia) que se convirtieron rápidamente en los favoritos de las clases altas.

En el siglo XVIII, en Inglaterra se les prohibió a las mujeres a fabricar dildos o consoladores para sí o para otros. Esto sucedió por el temor fundado en los caballeros de su destreza amatoria ante la presencia de estos falos siempre firmes.

El poema Signor Dildo, escrito por el conde de Rochester John Wilmot, hace referencia a ese temor, al abordar la preferencia de las mujeres de Inglaterra hacia los dildos antes que a los hombres ingleses.

Por su parte, la literatura japonesa de la misma época incluía novelas eróticas como las “shungas” que les daba un enfoque más juguetón a los consoladores. Para los japoneses, el significado de dildo no era sustituto del pene.

En los “shungas” se mostraban a las mujeres en habitaciones decoradas con consoladores elaborados con cuernos de búfalos de agua, comprándolos o haciendo uso de ellos.

Las mujeres japonesas tenían entre sus costumbres, el uso de las Harigatas para su consuelo personal. Estos eran los equivalentes a los olisbos europeos. Estaban hechos de marfil, cuerno de búfalo o madera.

Según los “shungas”, a los dildos más lujosos se les conocían como Kamezo y estaban fabricados con escamas de tortugas.

Como ocurría con los olisbos de vidrio de Murano, los Harigatas eran huecos y podían rellenarse con guata empapada, también se tenía la costumbre de sumergirlos en agua caliente antes de usarlos.

La literatura erótica francesa de los siglos XVII y XVIII hizo su aporte en el tema de consoladores. El poeta Charles de Cignone dedica su obra “Godemichy”, a estos juguetes procuradores de satisfacción personal.

Una de las promotoras de las artes amatorias en París, era sin duda Madame Marguerite Gourdan, quien recibía en su establecimiento de la 23 rue Dussobs a las más altas personalidades de la sociedad para brindarles sus amigables servicios.

Madame Marguerite Gourdan
Grabado del siglo XVIII de Marguerite Gourdan

Tras la muerte de la “Pequeña Condesa”, como también se le conocía a Gourdon, se  encontraron muchas cartas de abadesas y monjas que le solicitaban el envío de consoladores.

En el siglo XIX, la reina Isabel de España tenía un olisbo hecho de oro macizo con cabeza de cristal, el cual guardaba en una caja de caoba forrada con un terciopelo azul episcopal.

Con la llegada de la revolución industrial, el consolador empezó a adquirir el aspecto que tiene actualmente. Se fabricaban modelos más realistas y menos costosos. En la Londres de 1840 llegaron a venderse entre £2 y £1, para hacerlos más asequibles a las mujeres que necesitaban consuelo.

 Tal como ocurría en la Antigua Grecia, se creía que la histeria femenina era una enfermedad. La histeria se trataba con el método conocido como el “masaje pélvico” que consistía en la estimulación genital, mayormente llevado a cabo por médicos y matronas. Pero, la labor de masajear a las pacientes era una tarea tediosa que tomaba mucho tiempo.

En Francia en el año 1734 se inventó el primer vibrador llamado “tremoussoir”, que funcionaba con una llave de cuerda.

No fue sino mucho tiempo después, específicamente en 1869 cuando se empezó a comercializar un tipo de vibrador. Se trata de un aparato voluminoso impulsado a vapor que se usaba para aplicar el masaje pélvico a las “histéricas”.

Por su parte, el médico británico, Joseph Mortimer Granville en 1880, inventó una máquina eléctrica que ayudaba a las pacientes a alcanzar el paroxismo en apenas diez minutos.

Con la revolución sexual de las décadas de 1960 y 1970, la masturbación pasó a ser algo natural y apareció en el mercado el Hitachi.

Aunque se comercializaba como un aparato de masaje, el Hitachi llegó a ser el olisbo personal más vendido en los años 70. En esa época también se impulsó el uso de un vibrador diseñado para estimular por dentro y por fuera; se trataba nada más y nada menos que de la unidad de mano Niágara.  

En la actualidad, la presencia de dildos también ha llegado a los videojuegos. Tal es el caso de los olisbos en Assassin’s Creed. En el juego, una de las misiones que hay que cumplir tiene como objetivo llevarle de vuelta los olisbos personales al travieso de Alcíbiades. ¿La recompensa? 235 dracmas y 18.900 de xp.  Así que si eres fan de la saga seguramente habrás encontrado los olisbos en AC Odyssey.

A lo largo de los años los consoladores han sido elaborados con diversos materiales desde piedra, cera, madera y hasta el consolador de plástico. Sin embargo, el material más exitoso ha sido el silicona.  

Creado por Gosnell Duncan en 1965, cuando quedó paralizado de la cintura debido a una lesión. Su invento brindó una alternativa mejorada y segura a los sustitutos de pene y  fungía como ayuda médica a las personas con discapacidad.

En el 2018, el artista australiano Colin Burn presentó la exposición de joyas “Olisbos, el arte del consolador”, en varios museos del mundo. La muestra, además de una serie de olisbos elaborados con piedras preciosas, incluía también el vibrador moderno más caro del mundo.

Valorado en más de un millón de dólares, el Pearl Royale como lo bautizó su creador, es la joyería más fina de los juguetes sexuales. El vibrador está compuesto por un cuerpo de platino, con unos 2.000 diamantes rosas y zafiros real-azul incrustados. Además, cuenta con dos motores integrados para activar su función mediante una llave de platino.

Pearl Royale
Pearl Royale, el juguete para adultos más caro de la historia

Tipo de olisbos

Elaborados de diversos materiales, los olisbos o consoladores han estado presentes desde tiempos remotos. Acá pequeña muestra de varios tipos de olisbos.

Olisbokollikes

Los olisbokollikes eran penes hechos completamente de pan, específicamente como barguettes, que se untaban con aceite de oliva para introducirlos en la vagina. Eran muy populares en la Antigua Grecia.

Olisboi

Al igual que el olisbo-kollix, estos también se usaban en la Antigua Grecia para el arte del amor propio, los Olisboi eran penes rellenos fabricados con cuero  pulido. Se cree que eran otorgados por los soldados griegos a sus esposas para su consuelo mientras ellos se iban a la guerra.

Harigata

Populares en Japón del Siglo XVIII, los harigatas se fabricaban de cuero, marfil o madera.

Olibos en bois

El olisbos en bois era un dildo de madera como una pieza de arte funcional. Su forma está destinada a complacer la vista y al cuerpo en su intimidad.

Higo Zuiki

Era un consolador vegetal usado en Japón, realizado con tallos secos de colocasia gigante, que era considerada una planta afrodisiaca. Una vez secos los tallos eran trenzados para darle la forma deseada. Antes de usarlo, las mujeres debían remojarlo cinco minutos en agua caliente para suavizarlo y dejarlo terso.

Ejemplares en museos

A lo largo del mundo existen evidencias arqueológicas de estos “picantes” instrumentos que forman parte de la cultural mundial y están a la vista de todos en los siguientes museos:

Museo Blaubeuren, Alemania

Se exhibe el que se considera el consolador más antiguo del mundo, con más de 30.000 años. Fue hallado en Alemania, tiene 20 cm de largo y está tallado y pulido en madera.

Museo del Condado de Dorset. Dorchester, Inglaterra

Entre la colección que presenta el museo se encuentra  un falo tallado neolítico en piedra caliza. Además de ejemplares e imágenes de consoladores.

Museo de Cluny – Museo Nacional de la Edad Media de París

Ubicado en Francia, este museo muestra ejemplares de consoladores  de vidrio del Siglo XVI.

Sexmuseum, Ámsterdam

Se exhiben varios ejemplares de penes de madera o piedra.

Museo de vibradores antiguos en San Francisco, EE UU

Como su nombre lo indica, cuenta con una amplia colección de vibradores de todas las épocas.

Museo Británico de Londres

El área “Secretum” del museo británico tiene disponible varios juguetes eróticos antiguos para su observación.

Museo de Ciencias en Londres, Reino Unido

Aquí podrás encontrar diversos vibradores de 1900

MoSex de Nueva York, EE UU

Uno de los más famosos del mundo, con una interesante muestra de dildos, consoladores y algún otro souvenir de Grecia antigua.


Preguntas frecuentes (FAQ)

Acá encontrarás datos puntuales y precisos para saber todo sobre los olisbos.

» ¿Qué es un olisbo?

Un olisbo es un artilugio con forma fálica, mayormente elaborado de cuero, madera o piedra  usado en la Antigua Grecia como dispositivo para el masaje íntimo y la satisfacción personal. También era aplicado para aliviar los síntomas de la histeria femenina o útero errante. Algunos con aspectos realistas que incluían testículos.

» ¿Qué significa olisbos?

La definición de olisbo proviene del griego, del verbo “olisbein” que significa “deslizarse dentro”, y se utilizaba  en la Antigua Grecia para designar a aquel artilugio o pene de madera o cuero que se introducía en la vagina o el ano, previamente lubricado con aceite de oliva, para procurar la satisfacción intima personal.

» ¿Quiénes usaban olisbos?

Los olisbos eran usados mayormente por las mujeres casadas cuyos maridos eran soldados griegos que se iban a pelear a la guerra. También lo podían usar las mujeres solteras y viudas que obtenían liberación íntima con el consolador de madera o cuero. Según el Satiricón (novela de Petronio), los olisbos se usaban también como instrumento de tortura al ser introducidos por el ano, previamente untados con pimienta.

» ¿Quiénes inventaron los olisbos?

Los olisbos fueron creados y comercializados en la Antigua Grecia, específicamente en la ciudad jónica de Miletos. Sin embargo, diversos consoladores fueron utilizados en las distintas civilizaciones antiguas del mundo. Existieron en Egipto, China, Oriente Medio y Europa y fueron y han sido claves en el onanismo femenino.

» ¿De qué año datan los olisbos más antiguos?

Los olisbos más antiguos se remontan al período Paelolítico, lo que representa cerca de unos 30 mil años de antigüedad. Fueron hallados en Alemania en la cueva Hohle Fles cerca de Ulm. Está hecho de limolita, con 20 cm de largo y 3 cm de ancho. En ese mismo periodo se encontró otro ejemplar en la región de Gorge D’Enfer (Francia) un bastón con dos penes tallados en ángulo parecido a los consoladores dobles actuales.

Ya sean de cuero, madera, de vidrio murano o de piedras preciosas, los olisbos han estado presentes en los momentos más íntimos y placenteros de muchas mujeres en la historia de la humanidad. Y aunque en la actualidad los consoladores han evolucionado mucho, un olisbo clásico sigue cumpliendo sus buenas funciones como lo hacía en la Antigua Grecia.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 13

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre