domingo, 22 mayo 2022 |

Actualizado a las

21:25

h CEST

24.3 C
Madrid

Ocho funciones de búsqueda en el Diccionario de la Real Academia Española que (tal vez) no conocías

4.8
(6)

La información, hoy más que nunca, está a un clic de distancia. En la palma de la mano tenemos una eficiente y multifacética herramienta: el teléfono móvil, cuyo beneficio se redondea si ejercemos el dominio de las aplicaciones instaladas, posicionando al dispositivo como un elemento casi insustituible de muchas de nuestras actividades en la actualidad.

Escribir es la forma más común de comunicarnos; el dar a entender nuestro mensaje y el sentido correcto de lo que queremos decir dependen en gran medida de los conocimientos adquiridos a través de los sistemas ortográficos y gramaticales del idioma. En esta era de la información todavía hay quien libra duras batallas contra los artilugios de un idioma vasto y enriquecido a través de los siglos, y todavía hay mucha gente que recurre a la consulta de un diccionario cuando no sabe el significado de una palabra.

Tipos de diccionarios:
Características, funciones y ejemplos de todos los diccionarios que existen

Leer artículo

Aunque la tecnología nos facilite el acceso a la información, por el cada vez más acelerado ritmo de vida que llevamos, a veces no tenemos tiempo de profundizar en el aprendizaje de temas que inmiscuyen de alguna forma la eficiencia y eficacia en el trabajo o incluso en las actividades recreativas. Conocer el uso del diccionario ofrece un valor aplicable a la calidad de lo que queremos comunicar. Un texto bien escrito es, sin duda, la primera y la mejor manera de dar a conocer nuestras ideas, pensamientos, emociones y sentimientos.

Las personas de cierta edad recordarán que la consulta del diccionario se hacía de manera presencial: hojeando un tocho y perdiéndose en los recovecos de la lexicografía. La gente de ahora solo tiene que descargar una aplicación y desde la comodidad de su casa, consultar el diccionario. El Diccionario de la Real Academia está disponible en el clásico formato impreso, en una aplicación móvil y en línea desde su sitio web. A continuación se describirán las ocho funciones de búsqueda en el DRAE, tanto en la aplicación como en la versión en línea.

Búsqueda por palabra

Esta función es la más conocida ya que, al utilizar el móvil o el sitio web, es la opción de búsqueda que aparece de manera automática, es decir, no es necesario mover ningún control. Bastará con teclear la palabra cuyo significado se desea precisar dentro de la caja de búsqueda. Aparecerá una lista de autocompletar de acuerdo a las letras que vayamos ingresando.

Si se quisiera buscar la palabra «caballo», al anotar las letras «caball-», se desplegará la lista de autocompletar con las palabras que tengan este fragmento de la palabra: «caballa, caballada, caballaje, caballazo, etc.». Estas sugerencias nos ayudan a dar con la escritura correcta de la palabra a consultar. Si no aparece en la lista de autocompletar, se debe presionar el botón que tiene forma de lupa.

Si la palabra digitada está recogida en el diccionario, aparecerán el o los significados o acepciones junto con expresiones que contienen la palabra buscada.     

Búsqueda por expresiones

Para utilizar esta función se emplea el selector de opciones. Al escoger la opción «Expresiones» se pueden teclear una palabra o varias. Como ejemplo, si se introduce la palabra «química» en la lista desplegable de autocompletar aparecerán opciones como «química biológica», «química inorgánica», «químicamente», «química mineral», «química orgánica», «bomba química» y «guerra química».

Búsqueda exacta

Esta función trabaja de la misma manera que la búsqueda por palabra, con las excepciones de que no desplegará la lista de autocompletar ni las sugerencias automáticas por cada letra introducida, sino que buscará la entrada exacta en la base de datos del diccionario. De igual forma, si la palabra consultada se recoge en el diccionario, aparecerán las acepciones y las expresiones asociadas al vocablo.

Búsqueda con «Comienza por…»

Si se necesita una búsqueda que concuerde con un requerimiento específico se utilizará esta función, por ejemplo, se requiere de una lista de palabras cuyo inicio sea con la secuencia «inv». Al introducir estas tres letras en la caja de búsqueda y presionar la lupa o botón de consulta desplegará una lista de palabras que comienzan con esa secuencia. El número de elementos puede variar en proporción del número de palabras existentes con esa secuencia inicial: «invadeable», «invadir», «invaginación», «invaginar», «invalidación», etc.

Búsqueda con «Terminado en…»

Es similar a la búsqueda con «Empieza por», solo que aquí se debe indicar la secuencia final de la lista de palabras que se desean obtener. Por ejemplo, si se escribe «eto» en la caja de búsqueda, se obtendrá una lista en orden alfabético con la terminación «eto». Del mismo modo, el número de elementos puede variar en proporción del número de palabras existentes con esa secuencia final: «asueto, ta», «balsopeto», «bisnieto, ta», «cafeto», «calceto, ta», etc.

Búsqueda con «Contiene…»

Con esta función se conseguirá una lista de palabras que contienen la secuencia indicada en la caja de búsqueda, por ejemplo para la secuencia «ns» se obtienen las palabras «abulense», «acensar», «acensuar», «achelense», «aconsejable», «aconsejado, da», «aconsejador, ra», «aconsejar», etc.

Búsqueda de «Anagramas»

Esta interesante función obtiene como resultado anagramas válidos para una palabra e indica sin derivadas de otras. Un anagrama es el cambio en el orden de las letras de una palabra o frase que da lugar a otra palabra o frase distinta. Se usará como ejemplo la palabra «amor». Estos son algunos de los anagramas con significado para esta palabra:

  • armo (armar)
  • armó (armar)
  • maro (maro)
  • mora (morar)
  • mora (mora¹)
  • mora (mora¹)
  • mora (moro, ra)
  • morá (morar)
  • ramo (ramo)
  • roma (romo, ma)
  • Roma (Roma)

Búsqueda «Aleatoria»

Como su nombre lo dice, esta función despliega palabras al azar, solo hay que presionar el botón de consulta o la lupa sin especificar ningún término de búsqueda. Algo muy parecido al botón «Voy a tener suerte» de Google.

El conocer estas funciones acortará el camino para realizar esas tareas repetitivas y que consumen mucho tiempo, además contribuye a incrementar el vocabulario, ampliar el acervo y, por qué no, también abre una ventana al patio lúdico y poco conocido del idioma español.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre