martes, 17 mayo 2022 |

Actualizado a las

8:08

h CEST

15.1 C
Madrid

Filosofía empresarial: definición, elementos, ejemplos y cómo hacer una filosofía organizacional

5
(1)

La filosofía empresarial es la manera más práctica y eficiente de hacer público cuáles son los ideales dentro de la compañía y de cómo estos se reflejan en la manera particular en que la misma hace frente a las necesidades que existen dentro del mercado. No cabe duda que la filosofía organizacional es la herramienta comunicacional por excelencia para dejar muy en claro cuáles son los objetivos de una empresa a corto, mediano y largo plazo.

No es necesario ser un experto en marketing para saber que toda compañía necesita tener objetivos claros dentro del mercado y establecer un sistema que le permita cumplirlos eficientemente teniendo siempre en consideración sus alcances y limitaciones, y la mejor forma de lograrlo establecerlos es con una buena filosofía organizacional. Pero a pesar de lo que muchos podrían llegar a pensar, la filosofía empresarial en realidad representa mucho más que solo un conjunto de principios éticos y profesionales que rigen el modo de operar dentro de la compañía. 

Anuncios publicitarios:
80 ejemplos de comerciales y mensajes publicitarios exitosos (imágenes y vídeos)

Leer artículo

La filosofía organizacional dentro del mundo empresarial

Si tomásemos en cuenta la definición de filosofía empresarial más técnica, podríamos comprenderla como una serie de reglamentos y basamentos éticos-laborales cuya finalidad principal es definir el camino que debe seguir una empresa para alcanzar sus metas.

La filosofía empresarial de una compañía no únicamente es útil para establecer los principios morales que rigen la forma en que la empresa trabaja.  Cuándo estos fundamentos son analizados con cierta minuciosidad, nos daremos cuenta de que la filosofía y valores de una empresa nos hablan más de la propia compañía que de sus procedimientos.

En el sentido más amplio de la expresión, la filosofía corporativa es básicamente la razón de ser de una empresa. Pues en ella vemos reflejados aspectos tan únicos como sus prioridades,  el enfoque que tiene hacia sus clientes y aquellos elementos que le permiten a la empresa ser capaz de cumplir con las exigencias actuales del mercado.

Por lo tanto definir, estructurar y jerarquizar todos los principios éticos, operacionales y profesionales que sirven para qué es filosofía organizacional es un asunto extremadamente delicado y que debe ser tomado con gran seriedad.

¿Por qué es tan importante la filosofía empresarial?

Una vez se tiene una idea mucho más clara de qué es la filosofía empresarial y cuál es su rol dentro de la organización, resulta mucho más sencillo entender la razón por la que la filosofía organizacional de una empresa resulta es tan fundamental.

La filosofía empresarial debe ser vista como una herramienta comunicacional, enfocada principalmente en hacer llegar con claridad todos los elementos que hacen que la empresa sea única dentro del mercado. Incluyendo aspectos tan cruciales como la forma de interactuar con sus clientes, su enfoque hacia el producto y con qué herramientas cuenta la organización para permanecer vigente dentro del mercado.

De aquí parte el hecho de que la filosofía empresarial de una compañía debe ser redactada de una forma fácil de entender y al mismo tiempo precisa.  Pues al final del día, lo más importante dentro de la filosofía de las empresas es que la misma pueda ser comprendida sin inconvenientes tanto por quienes trabajan dentro de la misma como por aquellos que interactúan de alguna manera con la compañía.

Elementos que forman parte de la filosofía empresarial

Una parte destacada de cómo hacer la filosofía de una empresa consiste en conocer bien cuáles son los elementos que la componen y el papel que juega cada uno de los mismos dentro de la filosofía organizacional de la empresa.

Cuando hablamos específicamente de filosofía del desarrollo organizacional es necesario tener muy en cuenta dos aspectos cruciales los cuales son el establecimiento de objetivos claros y la implementación de los recursos necesarios para garantizar el cumplimiento de los mismos. Ya qué estos factores serán de ayuda para delimitar no solo sistema que utilizará la empresa, sino también la forma en que la empresa se proyecta a sí misma dentro del mercado competitivo.

La filosofía empresarial es una herramienta comunicacional, por lo tanto la claridad y la precisión son prioridades dentro de los elementos de la filosofía empresarial. La mejor forma de hacerlo es con ideas claras y concisas las cuales pueden ser representadas dentro de la filosofía organizacional a través de:

Misión de la empresa

Dentro de la filosofía empresarial la misión es un elemento en donde se da a conocer abiertamente todas las herramientas, protocolos y recursos con los que cuenta la compañía para alcanzar sus objetivos.

Basándonos en que es la filosofía de la empresa y alcance comunicacional que posee la misma tanto dentro como fuera de la propia empresa. La misión de una empresa, no es más que la respuesta directa a la pregunta ¿Por qué la empresa existe?

Visión de la empresa

Si la misión de una empresa está representada por la situación actual de la misma dentro de la filosofía organizacional, la visión nos habla más de la proyección a futuro de la empresa. Una pregunta clave para definir la misma es ¿Hacia dónde se dirige la empresa?

La prevalencia y el mejoramiento constante de los productos y servicios son dos elementos que integran la empresa, y la mejor forma de sintetizar a ambos es a través de la visión de una organización.

Valores de la empresa

En la filosofía organizacional, los valores representan todos aquellos puntos a favor con los que cuenta la empresa para cumplir con los objetivos señalados tanto en la misión como en la visión de la misma.

Aquí es donde el sistema de trabajo de la empresa y el trato hacia los clientes empieza a tener un lugar mucho más definido dentro de la filosofía empresarial. Dicho de una forma más sencilla, los valores son todos aquellos principios y códigos de ética los cuales ayudan a construir la imagen de la compañía.

Los rasgos que caracterizan a una buena filosofía organizacional

No es algo muy complejo encontrar ejemplos de filosofía empresarial en la actualidad, pero lo verdaderamente complejo es encontrar casos donde realmente la misma haya sido capaz de cumplir realmente con su cometido.

Algo que toda política empresarial debe poseer es la facilidad de comunicar los objetivos y políticas laborales de la compañía de una forma tan clara que básicamente cualquier persona sea capaz de comprenderla. Y lo cierto es que este es un proceso que consiste de dos fases cruciales, la acogida e implementación práctica de la filosofía organizacional propuesta por la junta directiva.

Si nos enfocamos más en el hecho de cómo hacer una filosofía empresarial, es mucho más fácil comprender lo verdaderamente importante de no solo contar con una ética empresarial correcta. Además, las acciones de cada uno de los empleados de la compañía deben ser coherentes con los principios inmersos señalados en la filosofía empresarial.

Es justamente por esto que muchos expertos coinciden en que para que la implementación de una filosofía organizacional dentro de una compañía pueda ser exitosa, es necesario que las mismas cuenten con algunos rasgos que les permita tener un mayor alcance tanto dentro como fuera de la institución.

Entre los rasgos principales que debe poseer cualquier buen ejemplo de filosofía organizacional de una empresa podemos señalar:

Practicidad

La filosofía organizacional debe estar siempre enfocada hacia el cumplimiento de objetivos que puedan ser totalmente posibles tomando como referencia la tecnología disponible, el capital humano y las posibilidades de crecimiento dentro del mercado actual.

Claridad

Una parte crucial dentro de lo que es una filosofía empresarial, se centra en la postulación de metas claras y que puedan ser transmitidos a cada uno de los departamentos. La manera más efectiva de lograr este fin es mediante el uso de frases corporativas muy concisas, pero al mismo tiempo resulten lo suficientemente claras para el lector. 

Adaptabilidad

El mundo corporativo es algo que cambia de forma repentina y sin previo aviso, por lo tanto, es importante que la filosofía empresarial de una compañía cuente con objetivos los cuales puedan ser ajustados para cubrir con las nuevas exigencias del mercado.

Precisos

Corporativamente hablando, la precisión es algo que tiene que estar siempre presente dentro de los principios que definen la filosofía organizacional de una compañía. Las metas ambiguas pueden resultar devastadoras para una empresa, por lo tanto es extremadamente valioso procurar ser lo más exacto posible a la hora de redactar y jerarquizar los objetivos de una compañía.

No perecederos  

Pese a toda la inestabilidad que pueda existir dentro del mercado, la filosofía institucional de una empresa siempre debe encontrar la forma prevalecer. La visión y la misión no son solo la representación de los ideales de una compañía, sino que son el pilar fundamental para precisar los principios éticos y operacionales que existen dentro de la filosofía empresarial de una organización.

La filosofía empresarial de algunas de las compañías más conocidas 

Saber qué es la filosofía organizacional  nos permite tener una idea mucho más precisa de su finalidad práctica e importancia dentro del mundo corporativo.

Incluso en un mercado donde el e-commerce y las herramientas corporativas para agilizar y automatizar los procesos empresariales se hacen cada vez más comunes, los mejores ejemplos de una filosofía empresarial eficiente no vienen de parte de las marcas más nuevas del mercado. 

La filosofía organizacional es la clave para mantener a una empresa viva y compitiendo abiertamente dentro del mercado. Si analizamos este hecho con detenimiento, resulta hasta algo lógico si nos enfocamos en el aspecto más amplio de la filosofía empresarial.

El objetivo de cualquier empresa es permanecer en un constante ciclo de mejoramiento de los productos y servicios que ofrecen con la finalidad de garantizar su permanencia y mejorar su posición dentro del mercado actual. Y ciertamente, la filosofía empresarial es la mejor herramienta para lograr dicho cometido a través de los años como podemos observar en casos como el de:

Disney

Disney es el claro ejemplo de una filosofía de una empresa puede llevar a la misma a expandirse hacia mercados mucho más exigentes y aun así seguir representado un rival del cual la competencia debe cuidarse.

La filosofía organizacional se puede describir en dos palabras que son la integración y la  creatividad. Dos principios éticos que actualmente, están ganando mucha más notoriedad dentro de las propias producciones audiovisuales más exitosas de la compañía.

Nike

La inspiración es el objetivo fundamental dentro de la filosofía organizacional de la empresa Norte Americana de ropa deportiva. Por este mismo motivo, la mayoría de las piezas audiovisuales realizadas con fines publicitarios siempre cuentan con un enfoque más reflexivo dentro del discurso.

Teniendo presente esto, es fácil comprender por qué motivo Nike continúa siendo una compañía que ha sabido como proyectarse bien dentro de su segmento del mercado. Sobre todo entre sus clientes más jóvenes, para los cuales el espíritu de superación y el enfoque hacia el cambio dentro de la filosofía empresarial de la marca son dos elementos que les llaman rápidamente la atención.  

Coca-Cola

La imagen mediática que posee actualmente Coca-Cola es uno de los mejores ejemplos de qué es la filosofía de una empresa y el efecto que la misma posee sobre sus consumidores.

Si bien la bebida carbonatada sabor cola es el producto insignia de la compañía, ya hace mucho tiempo que Coca-Cola se desprendió de la idea de comercializar la marca de esta manera. La filosofía empresarial que actualmente se enfoca más en resaltar los aspectos más humanos de la marca, convirtiendo al hecho beber Coca-Cola en algo que está más relacionado con las tradiciones.

Microsoft

La empresa Microsoft de Bill Gates y Paul Allen es otro de los mejores ejemplos de filosofía de una empresa en torno a un producto intangible.

En un sentido literal, la filosofía organizacional de la compañía va más hacía convertir al sistema operativo de Microsoft en una herramienta funcional y diseñada para adaptarse a las necesidades de su usuario. Este enfoque tan particular ha sido clave para conservar la competitividad de la marca, a pesar de que en los últimos años ha perdido mucho terreno dentro del mercado.

Lego

Una marca diseñada específicamente para niños, por norma general debe contar con una filosofía organizacional que vaya acorde tanto a su segmento de mercado como a su propio producto. Justamente por este mismo motivo es que la compañía danesa Lego es vista como uno de los mejores ejemplos de una filosofía empresarial dentro de su sector.

La imaginación y el aprendizaje son dos elementos cruciales dentro de su filosofía empresarial que resulta extremadamente acertado para llamar la atención tanto de los propios niños como de sus padres.

Pasos para definir la filosofía organizacional de una empresa

Como hemos visto a lo largo de este artículo, la filosofía empresarial es más que solamente definir objetivos y políticas laborales dentro de la empresa. Se trata de universalizar una matriz de pensamiento en cada uno de los departamentos de la compañía para garantizar que todos trabajen para un mismo fin.

Por lo tanto cuando hablamos específicamente de los pasos para diseñar y promover la filosofía organizacional de una compañía, hablamos de un proceso que requiere de una planeación bastante meticulosa.

En la mayoría de los ejemplos de filosofía organizacional que podemos encontrar tanto en internet como en libros especializados, es posible ver que siempre existe una correlación directa entre los productos y servicios que ofrece la compañía y la forma en que estos son presentados a sus clientes. Esto quiere decir que a la hora de definir la filosofía empresarial de una compañía, siempre hay que tener muy presente lo que se ofrece al mercado y la forma de comercializarlo.

Ahora, si nos enfocamos más en los pasos para establecer e implementar una filosofía organizacional realmente exitosa  dentro de una compañía podemos mencionar:

1. Establecer los principios profesionales y éticos de la compañía

Cuando nos enfocamos en cuál es la filosofía de una empresa, la forma más eficiente de establecerla es utilizando palabras específicas las cuales permitan delimitar los principios éticos y profesionales que se promoverán a los trabajadores a través de la filosofía empresarial.

Por lo tanto, resulta bastante conveniente concentrar una parte importante del proceso en buscar palabras que no solamente suenen bien. Si no que además, permitan definir con precisión los objetivos y aspiraciones de la compañía dentro del mercado.

2. Definir el enfoque de la compañía dentro del mercado

Si se estudian con detenimiento la mayoría de los ejemplos de filosofía de empresas que existen en páginas web, rápidamente nos daremos cuenta de que la mayoría están más relacionadas con la forma en cómo la compañía hace para satisfacer las necesidades de sus clientes.

Un mercado es sinónimo de miles de empresas quienes ofrecen los mismos productos y servicios para satisfacer una determinada necesidad. Así que cuando se trata de darle forma a la filosofía empresarial de una compañía, lo mejor es enfocarnos en de qué forma lo hacemos las coas, en lugar de en el que hacemos.

3. Fijar los elementos que formarán parte de la filosofía empresarial

Luego de descubrir qué palabras definen mejor a la empresa y en de qué manera la empresa soluciona la necesidad de los clientes, entonces llega el momento de empezar a establecer los elementos que formarán parte de la filosofía organizacional.

Todas las compañías necesitan de una visión, una misión y unos valores empresariales que les ayude a definir su rumbo dentro del mercado. Aquellas empresas que no cuentan con estos elementos o no los tienen bien definidos, corren el riesgo de fracasar de manera estrepitosa y simplemente desaparecer del mercado. 

4. Elaborar un primer borrador

Si bien podría resultar algo muy tentador empezar a implementar los principios éticos, profesionales y corporativos de la filosofía empresarial de una compañía una vez ya definidos, es preferible moverse con un poco de cautela a estas alturas del proceso.

Lo más recomendable es hacer un primer boceto de la filosofía organizacional de la empresa en un documento más reducido. Así se tendrá la oportunidad de estudiarlo con mucho más detenimiento y observar detalles que quizás no fueron tomados en cuenta durante la etapa inicial del proceso de elaboración de la filosofía empresarial.

5. Presentar el documento ante un grupo y escuchar su opinión al respecto

Si existe una característica común dentro de cualquier ejemplo de una filosofía de empresa, es que cada uno de los elementos que forman parte de la misma son fáciles de comprender.

Nunca está de más hacer llegar copias del documento preliminar  donde se exprese la filosofía organizacional de la empresa a algunos conocidos y miembros del equipo de trabajo que no formen parte de la directiva. De esta forma se podrá comprobar que tan claros son los elementos que forman parte de la filosofía empresarial de la compañía.

6. Hacer los últimos ajustes y publicarlo

Una vez que se cuenta con las observaciones facilitadas por algunos miembros claves del equipo de trabajo, es solamente entonces cuando ya se puede empezar a hablar de darle forma a la filosofía empresarial de la compañía.

En esta parte del proceso de elaboración de la filosofía organizacional de la compañía es importante no ignorar ningún tipo de comentario o sugerencia.  Cuando se trata de establecer los objetivos y políticas laborales de una compañía, todos los comentarios  poseen el mismo valor y deben ser tomados en consideración durante el proceso de evaluación y edición de la filosofía empresarial.

¿Ya sabes qué es una filosofía empresarial? Sobrevivir a las exigencias del mundo empresarial no es una tarea fácil, ya que para esto se requiere de mucha planeación, estudio y contar con las herramientas correctas que brinden la oportunidad de proyectar a la compañía hacia donde realmente deseamos. La filosofía empresarial es un elemento crucial dentro de cualquier organización pública o privada, pues la filosofía organizacional brinda la oportunidad de tener una visión mucho más amplia de la compañía y todas las características que la hacen sobresalir del resto de las empresas con las que compite dentro del mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre