viernes, 30 septiembre 2022 |

Actualizado a las

15:20

h CEST

15.6 C
Madrid

Tipos de objetivos de una empresa: características, acciones y ejemplos de todas las metas de una empresa

Puntuación media: 5 | Votos: 1

La naturaleza del mercado competitivo exige que cualquier compañía que desee formar parte de un segmento del mismo tenga una necesidad constante de renovarse y expandirse, y de esta necesidad es de donde nacen las metas de una empresa. Los tipos de objetivos de una empresa no son más que una planificación estructurada de tareas diseñadas para garantizar que la misma sea capaz de cubrir con sus expectativas de desarrollo haciendo uso de los recursos que posee.

Toda compañía que compite abiertamente en un segmento específico del mercado desea expandirse y volverse más prospera, y la manera más eficiente de lograrlo empleando los tipos de objetivos de una empresa. Las metas de una empresa y el planteamiento para cumplirlo es algo muy propio de cada compañía, ya que en ellos se ve reflejada la filosofía y manera particular de abordar las necesidades de sus clientes.

5 fuerzas de Porter:
Definición, conceptos y ejemplos del modelo de análisis Porter de fuerzas competitivas

Leer artículo

Tipos de objetivos en una empresa según su alcance en el tiempo

Al hablar de los tipos de objetivos de una empresa en el tiempo, se hace una referencia específica a todas las estrategias establecidas por la compañía para cumplir con ciertos objetivos particulares dentro de un lapso de tiempo establecido.

Las metas en una empresa diseñadas para ser cumplidas en un período de tiempo específico cuentan con su propio sistema de jerarquización. El mismo se basa en el análisis de ciertos elementos claves como las condiciones y la cantidad de procesos requeridos para alcanzar el objetivo para poder establecer en qué posición se encuentra cada una de las metas de la compañía según el tiempo.

Entre las metas y objetivos de una empresa podemos encontrar tres categorías muy bien definidas las cuales son:  

Metas de una empresa a largo plazo

Los objetivos a largo plazo de una empresa son todos aquellos que están planificados para ser alcanzados durante un plazo que generalmente se encuentra entre los 3 y 5 años después de ser planificados.

Entre estos tipos de objetivos de una empresa es común encontrar aquellas metas que han sido establecidas específicamente para garantizar la expansión y la consolidación de la compañía dentro de su mercado. Algunos ejemplos de este tipo de metas de una empresa a largo plazo podemos encontrar: 

Expansión hacia segmentos del mercado más específicos

Ampliar los servicios o productos que ofrece la empresa a otros segmentos del mercado es una tarea que requiere de años de estudio y un seguimiento minucioso del desarrollo de la empresa para siquiera poder ser considerado como una posibilidad.

Reducción de los costos operativos

Cada una de las tareas realizadas dentro de la empresa involucran un costo tanto monetario como de tiempo y personal. Por lo tanto, la reducción de los costos operativos se encuentra entre los mejores ejemplos de objetivos estratégicos de una empresa a largo plazo.

Apertura de nuevos locales comerciales

Otro de los ejemplos de objetivos de una empresa a largo plazo es la ampliación de nuevos locales físicos, tanto dentro de la región como fuera de ella. Una nueva sede física involucra toda una serie de procesos organizacionales y administrativos que por lo general son bastante tardos, principalmente por qué los mismos dependen de la propia evolución de la empresa dentro del mercado.

Metas de una empresa a mediano plazo

Los tipos de objetivos de una empresa a mediano plazo son todos aquellos ideales que requieren de un lapso de tiempo considerable para poder ser ejecutados, pero es un período menor que el de las metas de la empresa a largo plazo.

Por regla general, en los tipos de objetivos de una empresa de mediano plazo se encuentran metas que pueden ser posibles después de uno o tres años. En esta categoría podemos encontrar muchos ejemplos de objetivos de un plan de negocios de las empresas grandes como es el caso de:

Incremento parcial de las ventas

El aumento de las ventas es otro de los tipos de objetivos de una empresa más comunes y que pueden encontrarse en diversas divisiones. Sin embargo, es bastante frecuente que este tipo de objetivos sea planteado como una meta a mediano plazo puesto a que el mismo involucra un incremento en los ingresos de la compañía, algo indispensable para  las metas de una empresa a largo plazo.

Consolidación de nuevas alianzas comerciales

En muchos de los ejemplos de objetivos en una empresa que podemos encontrar en libros y páginas especializadas,  es frecuente encontrar el establecimiento de alianzas comerciales entre los tipos de objetivos de una empresa a mediano plazo.

Incorporar un nuevo servicio

La expansión, mejoramiento y ampliación de los servicios que ofrece la empresa a sus clientes para poder fidelizarlos, es otro buen ejemplo de objetivos a mediano plazo de una empresa.

Metas de una empresa a corto plazo

En el último lugar de las metas de una empresa definidas por el tiempo, encontramos a los denominados objetivos a corto plazo.

Dentro de esta categoría encontramos todas aquellas tareas o acciones que pueden ser aplicadas por la empresa a nivel interno y cuyos resultados pueden hacerse evidentes en menos de un año. Entre los tipos de objetivos de una empresa a corto plazo encontramos:

Estimular la demanda de sus productos a nivel regional

Estimular la demanda de los productos de la compañía en la región es un muy buen primer paso, antes de empezar a proponer metas de una empresa mucho más ambiciosas dentro del área de las ventas.

Mejorar el servicio posventa

El seguimiento a los clientes una vez hayan finalizado su compra puede ser una excelente meta a corto plazo. Ya que este tipo de objetivos brindan la posibilidad de estudiar a fondo el perfil de los clientes de la empresa.

Aumentar la visibilidad de la empresa en los medios digitales

Dentro del mundo del e-commerce, buscar la manera que la empresa gane mayor notoriedad dentro del segmento es uno de los tipos de objetivos de una empresa a corto plazo que se suele verse con mayor frecuencia.

Tipos de objetivos de una empresa según su jerarquía

Entre los tipos de objetivos de una empresa por jerarquía podemos encontrar todas las metas corporativas las cuales están mucho más enfocadas en el sistema y la eficiencia de los procesos a nivel corporativo.

Dentro del mundo de los negocios actuales, las metas de una empresa según su jerarquía se caracterizan por ser diseñadas con base en procesos cíclicos. Es decir que en estos tipos de objetivos de una empresa encontramos aquellas metas que se enfocan más en el mejoramiento progresivo de cada uno de los departamentos que forman parte de la compañía.

Entre las categorías de acciones para lograr objetivos en una empresa tomando en consideración su jerarquía, nos encontramos con:  

Objetivos estratégicos

Dentro de estos tipos de objetivos de una empresa, podemos encontrar todo lo relacionado con la planificación y la evolución de la empresa dentro de su segmento específico del mercado.

Si nos basamos en la definición teórica de qué son las metas de una empresa,  existen algunas metas de una empresa, expuestas como objetivos generales, que también son buenos ejemplos de objetivos estratégicos como es el caso de:

Mejorar su posición dentro del mercado

Una parte clave para entender mejor qué son los objetivos estratégicos, es siempre tener en cuenta que son planes desarrollados para impulsar la empresa. Por lo tanto, todas las actividades relacionadas con mejorar la posición dentro del mercado son excelentes ejemplos de objetivos corporativos estratégicos.

Ser una referencia dentro de la región

A pesar de que puede parecer un objetivo bastante ambicioso, lo cierto es que convertirse en una referencia regional es un objetivo bastante común dentro de las metas de una empresa que recién está dándose a conocer.

Crear una base de datos con los clientes actuales

Una base de datos donde guardar información de sus clientes es una herramienta sumamente importante para cualquier empresa. Por esto no debería de extrañarnos que la programación y actualización de la misma, sea un procedimiento que encaja a la perfección dentro de los tipos de objetivo de una empresa a nivel estratégico.

Objetivos tácticos

Los objetivos tácticos son aquellos que son establecidos por la junta directiva de la empresa con la finalidad de ser ejecutados en departamentos específicos. Dentro de estas metas de una empresa es común encontrar muchos ejemplos de objetivos de venta y el uso de los recursos tecnológicos que posee la empresa.

Entre los tipos de objetivos de una empresa que responden a necesidades tácticas de la misma es probable que encontremos tareas relacionadas con:

Creación de sistemas para automatizar el inventariado

Es común que muchos de los tipos de objetivos de una empresa a nivel táctico estén muy relacionados con la automatización y la agilización de procesos. Y uno de los sectores donde resulta más urgente contar con este tipo de herramientas es dentro del inventariado.

Promover una cultura enfocada en el servicio

Los tipos de objetivos de una empresa que responde a necesidades tácticas de la compañía, son diseñados para servir como pilares para los objetivos estratégicos. Por esto es tan habitual encontrar objetivos tácticos que se centran en la propagación de filosofías corporativas entre los diferentes sectores de la empresa.

Diseñar un sitio web que sea más fácil para los clientes

Para las empresas, una página web es una herramienta para facilitar la interacción entre los clientes y los representantes de la compañía. Así que diseñar una página web que sea lo más intuitiva posible puede ser visto como uno de los mejores ejemplos de objetivos de negocios a nivel estratégico.

Objetivos operacionales

Si los objetivos estratégicos se centran en la evolución de la empresa y los tácticos van más a la parte técnica de los departamentos, los tipos de objetivos de una empresa a nivel operacional se enfocan más en la preparación y capacitación individual de cada uno de los trabajadores.

No tiene ningún sentido hablar de las metas de una empresa, si los propios objetivos corporativos no pueden ser asimilados por cada uno de los trabajadores. Por lo tanto, entre los ejemplos de objetivos operacionales podemos mencionar:

Actualización de los protocolos internos

Con cada nuevo año, las metas de una empresa deben ir evolucionando para adaptarse para poder cumplir con las exigencias del mercado. Y un buen ejemplo de objetivo operacional dentro de una empresa es la reestructuración y actualización de los protocolos internos para que estos encajen con la dinámica actual de la empresa.

Adiestramiento para los trabajadores

Ofrecer cursos y talleres de capacitación a los empleados es otro buen ejemplo de objetivos de una empresa que forman parte de sus metas a nivel organizacional.

Realizar un análisis de rendimiento en cada departamento

Un estudio detallado del rendimiento y productividad de cada uno de los departamentos  también es un magnífico ejemplo de metas de una empresa con una finalidad netamente organizacional.

Tipos de objetivos de una empresa según su naturaleza

Los tipos de objetivos de una empresa según su naturaleza están entre los más difundidos y conocidos dentro de la cultura pop.

Esto se debe primeramente a que los objetivos y metas de una empresa que pueden ser categorizados por su naturaleza son aquellos que van más estrechamente relacionados con la misión y visión de la empresa.

Cuando se trata de definir a los tipos de objetivos de una empresa tomando en consideración la naturaleza de los mismos, encontramos que dentro de este apartado existen dos categorías las cuales son:

Objetivos generales

Un objetivo general es fácilmente identificable dentro del organigrama corporativo de una compañía, principalmente por qué son objetivos realmente específicos y que están diseñados para alcanzar metas más ambiciosas.

Por lo general, en la mayoría las metas de una empresa que forma parte de sus objetivos generales pueden estar incluidos muchos objetivos corporativos a largo plazo y que responden a necesidades estratégicas. En internet, abundan los ejemplos de objetivos generales de una empresa, algunos que pudiésemos mencionar son:

Incrementar la influencia de la empresa sobre el mercado

Es natural que entre los tipos de objetivos de una empresa a nivel general, se encuentren todas aquellas metas que están dirigidas hacia el crecimiento y consolidación de la compañía dentro de su mercado.

Aumentar los márgenes de ganancias anuales

Incrementar las ganancias anuales es uno de los objetivos generales que suelen ser citados con mayor frecuencia tanto dentro de la web como en libros especializados en metodología corporativa.

Tener una sucursal de la empresa en otro país

Todas las metas de una empresa relacionadas con su expansión hacia nuevos territorios, también es frecuente que puedan ser hallados dentro de los objetivos generales de una empresa. Especialmente, por parte de aquellas empresas que han empezado a ganar mucha más notoriedad dentro del mercado regional.

Objetivos específicos

Ahora cuando hablamos de los objetivos específicos de una empresa, aquí nos encontramos con tareas específicas para cumplir metas a corto o mediano plazo. El cumplimiento de dichos objetivos es un paso crucial para poder alcanzar las metas de una empresa que comprende su objetivo general.

Entre los ejemplos de objetivos de una empresa de naturaleza más específica, podemos mencionar algunos casos bastante puntuales como:

Crear un programa de afiliación para nuevos clientes

Diseñar, incentivar e incluso incrementar en número de afiliados que forman parte del programa de lealtad de la empresa puede encajar perfectamente dentro de los objetivos específicos de una empresa.

Aumentar las ventas de un producto específico

Es algo bastante común que entre los tipos de objetivos de una empresa de naturaleza específica puedan encontrarse aquellas metas que han sido establecidos para estimular las ventas inmediatas de un producto en un plazo de tiempo relativamente corto.

Mejorar el servicio de atención al cliente

No es algo extraño que muchas de las metas de una empresa que forman parte de los objetivos específicos, se enfoquen en mejorar de forma progresiva todo lo relacionado con los servicios y beneficios que la empresa le ofrece a sus clientes.

Tipos de objetivos en una empresa según cómo puedan ser medidos

Ningún artículo sobre los ejemplos de objetivos empresariales podría estar completo, sin definir las metas de una empresa enfocadas en objetivos que pueden ser analizados por medio de algún instrumento.

Es evidente que todos los tipos de objetivos de una empresa tienen que estar diseñados en función de elementos que pueden ser medidos. Ya que cuando se trata de metas corporativas, es importante que los mismos arrojen información que pueda ser almacenada y estudiada para comprobar los cambios que se manifiestan dentro de la empresa una vez establecidos los objetivos.

En lo que se refiere a las metas de una empresa diseñadas para ser analizadas con instrumentos de medición, tenemos que estas se encuentran subdividas en dos categorías conocidas como:

Metas de una empresa a nivel cuantitativas

Los objetivos de una empresa a nivel cuantitativo están representados por todas aquellas tareas y sistema metodológico establecidos por la directiva de la empresa para alcanzar metas a corto plazo que sean fáciles de contabilizar.

Es muy común que muchos de los ejemplos de objetivos específicos de una empresa, estén directamente relacionadas el cumplimiento de metas corporativas enfocadas en elementos que pueden ser estimados a través de porcentajes como pueden ser:

Incremento en la demanda de un producto o servicio

Todas las actividades que giran en torno a los indicadores de ventas, son por mucho el mejor ejemplo de objetivos cuantitativos dentro de las metas de una empresa.

Aumentar el número de pedidos por internet  

Siempre y cuando se cuente con la herramienta correcta, los pedidos realizados por la página web de la empresa pueden ser registrados, contabilizados y organizados por fechas con mucha facilidad.

Incrementar los comentarios positivos por parte de los clientes en las redes sociales de la compañía

Aunque pudiese parecer algo sin importancia dentro del mundo corporativo, los comentarios de los clientes en las redes sociales que manejan la empresa también son importantes. Por este motivo, es posible considerar el crecimiento de los comentarios positivo como buenos ejemplos de metas de una empresa que pueden ser medidos.

Metas de una empresa a nivel cualitativo

Finalmente, tenemos los tipos de objetivos de una empresa diseñados para cumplir metas cualitativas. Si bien estos objetivos también se enfocan en la adquisición de datos, las metas cualitativas miden la influencia de elementos más abstractos como la imagen de la marca o la relación entre la empresa y sus clientes.

Si tuviésemos que citar algunos buenos ejemplos de objetivos cualitativos dentro de una empresa, podríamos mencionar algunas metas corporativas como:

Cambiar la imagen gráfica de la compañía

La imagen gráfica de la empresa también juega un rol importante cuando se trata de ganar terreno dentro del mercado. Por este motivo, es tan común ver muchas metas de una empresa de objetivos cualitativos le den mayor prioridad a esta área en particular.

Reforzar el vínculo entre la empresa y sus clientes

Todas las estrategias y objetivos corporativos que han sido diseñados para fortalecer la relación de la empresa con sus clientes también son muy usuales dentro de las metas cualitativas de una empresa.

Actualizar los procesos operativos dentro de la empresa

Es algo habitual que una parte considerable de los tipos de objetivos de una empresa basados en metas cualitativas se enfoquen en mejorar y actualizar de la metodología de trabajo, pues esta puede ser muy influyente a la hora de cumplir con muchos los objetivos más generales de la empresa a largo plazo.

Es algo natural que las empresas se encuentren en una búsqueda permanente de ser mejores y establecer su superioridad ante la competencia, por esto los tipos de objetivos de una empresa son elementos tan importantes dentro del mundo corporativo. Por este mismo motivo, para muchos expertos todas las metas de una empresa son la exteriorización del deseo que posee cada compañía de brindar productos y servicios de calidad a todos sus clientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre