Ejemplos de inteligencia artificial: 20 ejemplos de IA que cambiarán tu vida para siempre

5
(3)

Los avances tecnológicos no solo han influido en la vida cotidiana sino también en los negocios, la medicina y la seguridad. Cada vez son más los casos y ejemplos de inteligencia artificial que pueden encontrarse en la actualidad. Desde chatbots, textos predictivos y hasta filtros de spam, ejemplos de la inteligencia artificial están cada vez más presentes en la vida diaria.

En la actualidad casi todo está conectado a  sistemas inteligentes: las redes sociales, el comercio electrónico, la banca en línea son algunos de los ejemplos de inteligencia artificial en la vida cotidiana. ¿Pero qué es IA?¿Dónde se puede encontrar y ver inteligencia artificial mayormente? Conoce estos y otros ejemplos de la inteligencia artificial actual a continuación:

Tipos de inteligencia artificial:
Características, aplicaciones y clasificación de la inteligencia artificial actual

Leer artículo

Asistentes virtuales

Los asistentes personales virtuales son herramientas automatizadas dirigidas a facilitar o ayudar a las personas en el ejercicio de determinadas actividades. Aunque los más famosos son Siri, Alexa y Google Assistant, existen otros ejemplos de la inteligencia artificial en este tipo de herramientas.

Estas aplicaciones de inteligencia artificial tienen la capacidad de acceder, organizar y mantener información para realizar tareas y prestar apoyo al usuario tan solo con un comando de voz.

Entre las funciones que pueden ejecutar los asistentes virtuales figuran buscar datos en internet, agendar eventos o citas en el calendario, reproducir música, programar alarmas y notificaciones, entre otras. Todo esto es posible ya que cuentan con un sistema de aprendizaje automático que les permite comprender las preguntas y reconocer las indicaciones dictadas por la voz del titular. 

Asistente Google en un dispositivo Android (Maurizio Pesce, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Productos inteligentes

Cada vez son más los productos o artículos para el hogar dotados de inteligencias artificiales que han sido diseñados para facilitar las actividades domésticas. Desde bombillas, parlantes, televisores y hasta termostatos son algunos de los ejemplos de inteligencia artificial en la actualidad.

La empresa estadounidense iRobot lanzó al mercado, en agosto 2020, la nueva versión de su aspiradora robotizada “Roomba”. Gracias a la incorporación de objetos artificiales de aprendizaje automático, el producto mejoró su capacidad de “mapear” las habitaciones y espacios en el hogar para brindar una limpieza más específica. Cuenta con visión artificial y cámaras integradas que le permiten reconocer muebles y obstáculos para un mejor desplazamiento.

Por su parte, los termostatos inteligentes como Nest Learning Thermostat, desarrollados por Google Nest, son capaces de ajustar automáticamente la temperatura de la casa cuando los sensores reconozcan que se encuentra vacía durante el día. Esta es una buena manera de saber y comprender lo qué es la inteligencia artificial doméstica.

Termostato inteligente desarrollado por Google Nest (Raysonho @ Open Grid Scheduler / Grid Engine, CC0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Teléfonos inteligentes

Uno de los más emblemáticos ejemplos de la inteligencia artificial en el uso diario son los teléfonos inteligentes. Estos dispositivos que acompañan a casi la totalidad de la humanidad a todas horas, cuentan con avanzadas tecnologías que le permiten adaptarse a las necesidades de los usuarios.

Las cámaras de los celulares inteligentes, por ejemplo, es uno de los componentes dónde se aplica la inteligencia artificial con más frecuencia. Estas están dotadas de software avanzado que les permite tomar mejores fotografías y encuadres más precisos de forma automática. Entre los ejemplos de la inteligencia artificial presente en los celulares es sin dudas el reconocimiento de rostros y de huellas dactilares, que incorporan tipos de inteligencia artificial en los dispositivos móviles.

Los fabricantes incluyen capacidades de inteligencia artificial en los chips para smartphones con la intención de permitirles a los dispositivos a contar con características y funcionalidades especiales en sus aplicaciones, baterías y memoria.

Vista frontal del smartphone Blackview A60 (Acabashi, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Banca en línea

La banca y las finanzas es otro de los campos de la inteligencia artificial más explorados en la actualidad. Mediante el uso del aprendizaje automático o machine learning, algunos bancos pueden ofrecer el servicio de depósitos de cheques móviles, otro de los grandes ejemplos de inteligencia artificial en los negocios.

La aplicación es capaz de reconocer la escritura del cliente para convertirla en un cheque digital, basta con tomar una fotografía y se podrá realizar el depósito del cheque sin tener que presentarlo en taquilla.

Pero, el machine learning en la banca no solo interviene en operaciones minoristas. Un ejemplo de inteligencia artificial sobre finanzas es el back office y en la detección de fraudes. Además, con el uso de inteligencia artificial se puede predecir y evaluar los riesgos de los préstamos. El software analiza los patrones de gastos y consumo del cliente y determina su idoneidad para determinado préstamo u operación crediticia.

Vehículos autónomos

Entre los desarrollos actuales de la inteligencia artificial en el área automotriz se encuentran los vehículos autónomos. Empresas como Tesla, Toyota o Mercedez-Benz han desarrollado prototipos de esta clase de vehículos que utilizan el aprendizaje automático para realizar maniobras de conducción reales sin intervención humana.

El software de inteligencia artificial puede recoger y analizar datos de Google Street View para reconocer el espacio en el cual se desplaza. Además, los automóviles pueden usar sensores que logran identificar señales de tránsitos, irregularidades en el camino y hasta cuando hay peatones en las vías de cruce. En los vehículos autónomos se puede observar cuán es útil la inteligencia artificial ya que pueden reducir considerablemente los accidentes de tránsito.

Interior de un vehículo autónomo con la función Tesla Autopilot activa (Ian Maddox, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Autocorrección de textos

Uno de los mejores ejemplos de la vida cotidiana con presencia de inteligencia artificial es la autocorrección de textos. Cuando se está redactando un email, un mensaje de texto en el celular o una carta en Word, los sistemas inteligentes de los ordenadores o dispositivos móviles permiten editar y corregir textos automáticamente en sus aplicaciones procesadoras de palabras. Estos productos inteligentes usan el aprendizaje profundo y automático para identificar los errores en la escritura y poder sugerir la grafía más acertada para agilizar y ayudar a los usuarios en la redacción de documentos u otros escritos.

Para ello, los informáticos trabajan en conjunto con lingüistas para programar los algoritmos y aplicaciones de la IA en los ordenadores a través de datos de lenguaje de alta calidad. El asistente de escritura de Microsoft, por ejemplo, es capaz de identificar problemas de claridad y extensión en los párrafos. También cuenta con un comprobador de similitudes que le permite verificar la posibilidad de plagio o si en el texto se expresan las citas necesarias. La aplicación Turnitin es uno de los más conocidos ejemplos de sistemas artificiales antiplagio.

IA en la educación

La empresa estadounidense Content Technologies, Inc., comprendió muy bien lo qué es inteligencia artificial en informática y creó la herramienta digital conocida como Cram101 que optimiza, mediante el uso de tecnología artificial, el contenido de los libros de textos al convertirlos en una guía de estudio más amigable para el lector.

Con la aplicación de sistemas de inteligencia artificial se pueden generar resúmenes de capítulos, pruebas de selección múltiple, tarjetas didácticas y la división de datos e información en fragmentos manejables que le permitan al estudiante aprender con mayor facilidad y en menor tiempo.

Cram101 no es el único de los ejemplos de inteligencia artificial en la educación. La empresa también ha desarrollado Nuresing Ed101 para ayudar a las enfermeras y estudiantes de enfermería a retener la mayor cantidad de información en el menor tiempo posible.

Duolingo

El uso de inteligencia artificial en los procesos académicos y de aprendizaje también  ha sido muy útil. La aplicación de estudios de idiomas, Duolingo es uno de los mejores ejemplos de la inteligencia artificial en la educación.

La herramienta, gracias a la tecnología que la compone, puede personalizar y optimizar las sesiones de aprendizaje de cada usuario. En ese sentido, la aplicación tiene la capacidad de adaptar las preguntas de acuerdo con las reacciones o respuestas proporcionadas por el usuario. En la medida que el estudiante acierte, la prueba será más difícil y desafiante.

Esto es posible al análisis que ejecuta el software del patrón de errores que cometen los usuarios y le permite adaptar la complejidad de las frases para ayudar al estudiante en el proceso de aprendizaje. En definitiva, Duolingo es uno de los mejores ejemplos de las aplicaciones de inteligencia artificial que simplifican los procesos educativos.

Un teléfono inteligente con Duolingo en primer plano (Renardo la vulpo, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Streaming inteligente de música y películas

Los servicios de streaming de películas y música on demand como Netflix o Spotify también son claros ejemplos de inteligencia artificial en la vida cotidiana. La tecnología con la que cuentan estás plataformas les permite analizar los miles de millones de registros, datos y reacciones de los usuarios para sugerir nuevos contenidos que vayan acorde a sus preferencias o gustos.

Netflix, además, compara el historial de usuarios con aficiones similares para aplicar su tecnología predictiva y realizar sugerencias más acertadas. Otro de los ejemplos de las aplicaciones de la inteligencia artificial en Netflix es la clasificación de las miniaturas de las películas que sugiere. El algoritmo elige entre la amplia gama de carteles la imagen en miniatura más relacionada con los gustos de un usuario especifico. Spotify, por su parte, escanea y clasifica los metadatos de una pista, artista o podcast para posicionarlo y mostrarlo a los usuarios que coincidan con esa tendencia musical.

Teléfono iPhone desplegando el logo de Netflix (stockcatalog, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Publicidad en línea

Los avisos publicitarios que se muestran en línea obedecen a datos e información recogida y analizada por sistemas informáticos inteligentes. Por lo que la industria del marketing y la publicidad se vale de la inteligencia artificial para adaptar sus campañas y mostrarlas al público más idóneo.

Este es uno de los más exitosos usos y ejemplos de la inteligencia artificial en los negocios. Con la inteligencia artificial, las empresas de marketing no solo rastrean información y estadísticas de los cibernautas; sino que logran determinar los intereses de los usuarios basados en esas estadísticas para mostrarle anuncios de productos y servicios relacionados a sus gustos y preferencias.

Gracias al aprendizaje automático la información obtenida por los anunciantes, basados en el comportamiento en línea de sus clientes potenciales, les permite segmentar de forma más eficaz y acorde con lo que el nicho busca y espera ver. De este los avisos publicitarios se pueden clasificar antes de ser publicados para tener un mayor engagement.

Ejemplo de una anuncio en línea que hace uso de la geolocalización (Magister Mathematicae, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

IA en la radiología

El machine learning o el aprendizaje automático es una de las ramas de la inteligencia artificial que se han aplicado con mayor éxito en el área de la medicina y el cuidado de la salud. Es otro de los ejemplos de qué es la inteligencia artificial y su gran utilidad para la sociedad.

Enfermedades neurológicas como la epilepsia pueden ser diagnosticadas con mayor precisión y anticipación a través de un avanzado algoritmo de aprendizaje profundo.  El programa, desarrollado por la Universidad de Osaka (Japón), escanea y compara las encefalografías de los pacientes para explorar e identificar posibles lesiones en el cerebro para llegar a un diagnostico confiable y acertado.

Esto representa un avance importante en la radiología, y de cuándo es útil la inteligencia artificial en la medicina ya que se evitarían la toma de muestras a través de biopsias; y se podrían detectar posibles enfermedades de una manera menos invasiva y con mayor anticipación.

Un radiólogo examinando imágenes hechas con resonancia magnética (The Medical Futurist editors., CC BY 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Aplicaciones para mantenerse saludable

Youper, Happify y BioBase son algunas de las aplicaciones sobre salud y bienestar más utilizadas en los últimos años. Estas plataformas están dotadas de inteligencia artificial para fomentar en las personas a mantenerse positivos y saludables. Para ello ponen a disposición de los usuarios distintos recursos y servicios digitales que le permiten a los usuarios controlar sus emociones, mantenerse activos, controlar la ansiedad, entre otros.

Algunas cuentan con un chatbot, otro de los ejemplos de elementos artificiales en la vida cotidiana, que ayuda a los usuarios a identificar y resolver determinados desafíos personales, mediante enfoques y herramientas de asesoramiento clínico en salud mental.

Mapas y navegación

La experiencia de los viajeros ha mejorado inmensamente gracias a la aplicación de la inteligencia artificial. El uso de mapas físicos es cosa del pasado. Con Waze, Apple o Google Maps pedir indicaciones ya no será un problema. Estas aplicaciones son buenos ejemplos de sistemas inteligentes. No solo utilizan un GPS conectado al satélite, sino que además cuentan con avanzados sistemas y artículos de inteligencia artificial que les permite comprender los cambios en el flujo automotor para sugerir vías alternativas y prevenir el embotellamiento.

La incorporación de visión por computadora, la automatización de procesos robóticos y el procesamiento del lenguaje natural ha logrado que los estas aplicaciones brinden un servicio optimizado con amplia cobertura y precisión.

Auto de Google Maps ubicado en Googleplex (The Pancake of Heaven!, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Filtros en el spam

Aunque no lo parezca, el filtro de spam de los correos electrónicos está regulado  por sistemas de inteligencias artificiales capaces de mantener libre de riesgos a la bandeja de entrada. Gmail es uno de los mejores ejemplos de la inteligencia artificial en los buzones de correo electrónico. ¿Pero, para qué sirve la inteligencia artificial en el correo? El software utiliza metadatos, palabras y frases específicas en los correos para identificar y seleccionar el correo no deseado que provengan de direcciones desconocidas, logrando mediante algoritmos de aprendizaje automático, filtrar casi el 100 %  del spam.

AI en personas con discapacidad

La empresa china, Hawuei, ha creado varias aplicaciones móviles que usan inteligencia artificial para brindar ayuda a las personas con discapacidad. El software conocido como StorySign está diseñado para traducir textos a lenguaje de señas de manera que los niños sordos puedan aprender a leer.

Otro de los usos de la inteligencia artificial con personas con discapacidad es la aplicación Facing Emotions. Se trata de un programa que convierte en sonidos breves y simples las emociones de las personas. Para ello, se vale de la inteligencia artificial de las cámaras del celular que captan y evalúan los rostros y expresiones faciales de otra persona. Estas son analizadas con las emociones que transmiten y luego son traducidas a sonidos para que las personas ciegas puedan “ver” lo que sienten sus interlocutores.

Chatbots

Empresas de servicios y atención son algunos lugares dónde se aplica la inteligencia artificial de de los chatbots. Estos programas pueden responder preguntas concretas y brindar información detallada. Además, pueden tomar órdenes, pedidos y reclamos  de forma eficiente. Estos programas son muy útiles para los departamentos de atención al cliente ya que optimizan las interacciones entre usuarios y empresa para garantizar una mejor experiencia del cliente. Usan aprendizaje automático para lograr una mayor comprensión y procesamiento del lenguaje natural.

Los chatbots también se pueden utilizar en aplicaciones y relaciones entre empresas y sus empleados para optimizar los procesos comerciales y aumentar la productividad de los trabajadores. Muchas aplicaciones cuentan con un chatbot integrado para mejorar la experiencia del usuario en el dispositivo. Un uso de inteligencia artificial muy interesante es el caso de Casper, la empresa de colchones estadounidense que desarrolló un chatbot llamado Insomnobot3000, que puede chatear de forma amigable con las personas que sufren de insomnio para hacerles compañía durante la noche.

Algoritmos de búsquedas

Las personas a diario utilizan los buscadores en línea como Google o Bing para localizar datos, información y hasta artículos sobre inteligencia artificial.  Y es, justamente, con los sistemas inteligentes que estos softwares logran encontrar y mostrar los resultados más relevantes que busca el usuario. Este es uno de los ejemplos reales de inteligencia artificial en la vida cotidiana.  

Los algoritmos de búsquedas son capaces de reconocer cuáles son los contenidos de mejor calidad y que se adecuen mejor al tipo de consulta para ofrecer una mejor experiencia de los cibernautas.

Para comprender los parámetros de búsqueda de los usuarios, los sistemas aplican la tecnología de procesamiento de lenguaje natural (PNL). Desde 2015, Google, por ejemplo, utiliza un sistema de aprendizaje automático conocido como Rank Brain, que le permite determinar y clasificar los más interesantes resultados.

Distintas sugerencias que arroja el buscador de Google al escribir «wikip» (Integer123, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Redes Sociales

Subir una foto a Instagram o redactar un tweet son claros ejemplos de la vida cotidiana en las redes sociales. Estas pequeñas acciones son posibles gracias a las diferentes aplicaciones de la inteligencia artificial en la modernidad.

Los algoritmos de inteligencia artificial de las redes sociales le permiten clasificar contenidos, anuncios y hasta sugerir conexiones interesantes a los distintos usuarios de acuerdo a sus comportamientos en las plataformas.

La popular red social de vídeos, Tik Tok, aplica la inteligencia artificial para que los usuarios creen vídeos virales con mayor facilidad. Para ello, a través del aprendizaje automático analizan el comportamiento de los usuarios para mostrar contenidos acordes a sus preferencias y experiencias dentro de la plataforma. Facebook y Pinterest también son buenos ejemplos de inteligencia artificial en redes sociales.

Un collage de la misma imagen con 16 filtros distintos ofrecidos por Instagram (Jzollman Jessica Zollman, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Videojuegos

Los videojuegos han sido uno de los primeros ejemplos de inteligencia artificial y que ha ido evolucionando a lo largo de los años. A finales de los años 50, el matemático Alex Berstein desarrolló el primer ajedrez controlado completamente por inteligencia artificial.

Desde los juegos de carreras, estrategia o de disparos como Call of Duty, cuentan con sistemas inteligentes que controlan los robots enemigos y las distintas pruebas que debe superar el personaje principal.

Uno de los recientes ejemplos de la inteligencia artificial en videojuegos es Alien Insolation, en el cual el comportamiento y los movimientos del xenomorfo son controlados por IA. Con el uso de sistemas inteligentes y el aprendizaje automático, el extraterrestre puede analizar el estilo de juego del jugador para adaptar su comportamiento durante la partida.

Seguridad y vigilancia

En los últimos años, elementos de inteligencia artificial se han incorporado a los sistemas de control y vigilancia para reducir errores humanos y aumentar la eficiencia en la prevención de riesgos y situaciones peligrosas.

Tal como ocurre en otros ejemplos de inteligencia artificial, los algoritmos aplicados en los sistemas de vigilancia son capaces de recopilar información y procesar datos para obtener mejores resultados y en menor tiempo posible. Algunas cámaras de seguridad aplican la tecnología de reconocimiento facial para compararlo con la base de registros policiales para ayudar a combatir el crimen.

Además, con la inteligencia artificial es posible monitorear una mayor cantidad de imágenes al mismo tiempo que para el ojo humano no sería posible.

Reconstrucción tridimensional de un rostro humano (Cicero Moraes, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Definitivamente, la IA seguirá evolucionando y superándose, por lo que cada vez será más común encontrar ejemplos de inteligencia artificial en muchas áreas de la vida. Los más populares gadgets de la vida moderna no solo son ejemplos de la inteligencia artificial y su aplicación en los dispositivos sino también que brindan un verdadero significado de la inteligencia artificial y sus beneficios en la vida.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 3

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre