Las ciudades inteligentes no solucionarán los problemas de sostenibilidad actuales

0
(0)

A pesar de que los expertos advierten que es vital integrar la naturaleza en las futuras ciudades inteligentes para que sean sostenibles y duraderas, los planificadores de urbanismo parecen tener otros planes…

Varios gobiernos, entre ellos el de India, han anunciado la creación de ciudades inteligentes (smart cities) en un futuro cercano.

Sin embargo, aunque el término “smart cities” parezca solucionar todos los problemas urbanos actuales, muchos expertos advierten que, en el deseo de contar con tecnología futurista, se están dejando a un lado elementos básicos que deben formar parte de cualquier ciudad inteligente.

Apoyan que una smart city está completamente automatizada, pero denuncian que también debe estar diseñada para proteger la naturaleza, la salud y el bienestar.

Esto cobra gran importancia en una época en la que el mundo está siendo afectado por el cambio climático global.

Ciertos procesos industriales y el abuso de algunos recursos naturales han hecho que la contaminación en el aire sea mayor de la asumible, lo que, además de causar problemas ambientales graves, también causa problemas de salud.

La mayoría de ciudadanos también cree que éstas son cuestiones que se deben tener en consideración a la hora de planificar las ciudades.

Ciudades inteligentes y verdes

La seguridad y la comodidad que aportan los sistemas inteligentes de gestión no cubren todas nuestras necesidades.

Es cierto que es de suma importancia aprovechar los miles de millones de datos que se registran cada segundo. En la gestión del tráfico, por ejemplo, esta información puede ayudar a conseguir que el tránsito de vehículos sea suave y fluido, y que los pasos de peatones sean más seguros, pero esa optimización del entorno se deja fuera aspectos fundamentales para la vida.

Expertos en urbanismo y sostenibilidad aseguran que tenemos que evolucionar a ciudades sensibles con infraestructuras vivas. Hay que poner en práctica cuanto antes la ecología urbana.

Para Gary Grant, director de Green Infrastructure Consultancy, esto implica el cuidado de la naturaleza y su integración con la infraestructura de las ciudades. Ha destacado en varias charlas que el primer paso es parar la guerra en contra de la naturaleza.

Grant dice que una de las principales preguntas que hay que hacerse es si la huella ambiental disminuye a medida que aumenta la productividad de las personas en este nuevo modelo de ciudades.

Admite entender que tiene que haber una inversión significativa en este tipo de iniciativas, y puntualiza que parte de esa inversión se debe usar también para restaurar la naturaleza, por el bien de la humanidad. Para ello, recomienda monitorizar el ambiente, los canales de agua, los sonidos y elaborar acciones en base a eso.

Es necesario crear ciudades más resistentes a los cambios climáticos, aprovechando el agua, el suelo y la vegetación como escudo natural.

Planificación consciente

Bernhard Scharf, científico senior en BOKU, explicó a The Nature of Cities que la naturaleza debe tener un rol esencial. La ciudad debe ser capaz de ofrecer lo que las personas necesitan, dejando atrás los días en los que son las personas quienes se adaptan a la ciudad.

Es fundamental dedicar más recursos y tiempo al proceso de planificación.

De acuerdo con Scharf, las ciudades inteligentes deben ser creadas para sobrevivir durante décadas y sustentar a muchas generaciones. De ahí la importancia de invertir tiempo en cuidar los detalles.

La planificación correcta de las ciudades debe ser evaluada desde distintos puntos, sin olvidar que uno de los más importantes es nuestra supervivencia y la del planeta.

Referencias:





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre