lunes, 26 septiembre 2022 |

Actualizado a las

10:48

h CEST

11.8 C
Madrid

Andy Warhol: biografía, estilo, obras famosas, frases y curiosidades del extravagante creador del pop art

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Andy Warhol fue uno de los artistas más importantes e influyentes del siglo XX, y ganó reconocimiento por la forma en la que le dio vida al pop art, su visión innovadora y porque logró la cohesión entre arte y el comercio.

Es posible que hayas visto alguna de sus pinturas más famosas, pero no te detuviste a ver quién era el autor… Seguramente era Andy Warhol. Para ahondar un poco más sobre quién fue Andy Warhol, una personalidad inolvidable del mundo del arte, te invitamos a seguir leyendo esta entrada, en la cual desglosamos la vida y obra del maestro del pop art. 

Storm Thorgerson:
Biografía, estilo y obras del diseñador de portadas de Pink Floyd y de otros discos míticos

Leer artículo

Biografía de Andy Warhol

Para iniciar en el viaje del conocimiento artístico, es necesario hacer una biografía corta de Andy Warhol, quien fue uno de los artistas de pop art más icónicos y destacados del movimiento artístico mundial. Probablemente, no todas las personas lo conocieron por su nombre real, Andrew Warhola, pero de todas formas el nombre Andy no pasó desapercibido.

Andy Warhol (1928-1987) fue un pintor, cineasta y autor estadounidense, oriundo de Pittsburgh, Pensilvania. Sus padres, Andrej y Julia Warhola, emigraron desde Rutenia (República Eslovaca) a Estados Unidos en busca de una mejor vida, y vieron crecer a un joven Andrew que estaba desarrollando su vena artística, y que se interesaba con pasión por las celebridades y otras formas culturales de masas. 

A los ocho años, el pequeño Andy fue diagnosticado con coreomanía (conocida como Danza de San Vito) una enfermedad rara que puede llegar a ser mortal, pues afecta el sistema nervioso. En ese entonces, Warhol estuvo en cama por varios meses, así que su madre aprovechó para enseñarle lo que ella sabía sobre el arte, y le dio lecciones de dibujo. Del dibujo pasó a la fotografía, y lo disfrutaba porque era un cinéfilo declarado; a los nueve años su madre le compró una cámara y empezó a tomar fotos, las cuales revelaba en el sótano de su casa, donde habilitó un cuarto oscuro para tal fin. 

Sus padres no sabían que encontraban en presencia de quien sería un ícono y sinónimo del pop art, pero aún así apoyaron su futuro para que pudiera destacar en el mundo gracias a sus talentos artísticos. 

Formación académica

Entre los años 1945 y 1949 Warhol se instruyó en el Instituto Tecnológico Carnegie (Universidad Carnegie-Mellon), en Washington, donde estudió diseño pictórico e hizo una serie de cursos que fusionaban la formación en bellas artes con habilidades más aplicadas, como la ilustración comercial.  En 1949, Andy se mudó a Nueva York, ciudad en la que decidió cambiar su nombre real a Andy Warhol o simplemente Warhol. 

En sus inicios, trabajó como artista comercial para revistas como Glamour, Vogue, Harper’s Bazaar, y también extendió su vida laboral en la popular y lujosa, joyería Tiffany & Co. Esta fue la época en donde Andy Warhol logró afianzarse como uno de los artistas comerciales más exitosos de los años 50. Asimismo, el autor hizo diseños para publicidad y escaparates y, a principios de la década de 1960, Warhol se abrió paso a las obras  basadas en anuncios, titulares de periódicos y otras imágenes con referencias a la cultura pop estadounidense.

El inicio de The Factory

Como hemos dicho al inicio, Warhol comenzó llegando al final de los años 50, y la notoriedad de su trabajo y su presencia empezó de forma repentina en 1962, cuando exhibió las famosas pinturas de Latas de sopa Campbell ‘s. Luego vinieron las obras de botellas de Coca-Cola y réplicas de madera de las Cajas de Brillo, en 1964. 

La serigrafía fotográfica, las imágenes deliberadamente banales de bienes de consumo, las variaciones de retratos de celebridades en colores llamativos, las películas y el uso de elementos multimedia, formaron parte de la columna vertebral de The Factory (La Fábrica), el lugar donde  Andy podía materializar sus proyectos.

The Factory, que abrió sus puertas en 1964, no solo fue un sitio de trabajo para Andy Warhol y sus obras, sino que se convirtió en un punto de encuentro para jóvenes que querían incursionar en el arte, actores, músicos y personas de confianza de Warhol. Todas esas imágenes que proyectaban a un icono cultural insípido y deshumanizado,  que hasta ahora son el reflejo del vacío de la cultura material estadounidense, fueron parte de la esencia que se podía admirar en La Fábrica.

El trabajo de Warhol, que sin duda alguna ha sido nombrado el creador del pop art, revolucionó un movimiento artístico que pasó de ser emergente en Estados Unidos a ser reconocido a nivel global. Su fama cruzó fronteras durante las décadas de 1970 y 1980, y expuso sus obras en todo el mundo.

La muerte de Andy Warhol

De forma inesperada, el 22 de febrero de 1987, Warhol murió en un hospital de Nueva York tras una operación de vesícula. Y la noticia impactó en aquellos amantes del arte y en las personas que vivieron de cerca la pasión de Andy por su trabajo. Tras su fallecimiento, se creó la Fundación Andy Warhol para las Artes Visuales, y seguidamente se construyó el Museo Andy Warhol en Pittsburgh, su lugar de nacimiento.

No obstante, Warhol ya había tenido una experiencia cercana a la muerte. En 1968, exactamente el 3 de junio,  Valerie Solanas, quien fue parte de la camada de artistas de Andy, irrumpió en la oficina del artista, en la 33 Union Square West (nueva sede de The Factory), para reclamarle el hecho de que no quiso producir su obra y aprovechó la ocasión para dispararle a Andy.

Solanas abrió fuego con su Beretta .32, y le disparó tanto a Warhol como a Mario Amaya, el dueño de la galería de arte de Londres, quien en ese momento estaba reunido con Andy. Tras salirse con la suya, Valerie salió corriendo del edificio creyendo que había acabado con la vida de Warhol.

Valerie estuvo insistiendo por varios años para lograr que Andy colaborara con ella y, de hecho, le había entregado una copia del Manifiesto de la Society for Cutting Up Men (SCUM), pero Warhol le dijo que no. Solanas pensó que él robaría sus ideas feministas “antihombres”, se dejó llevar por su paranoia y accionó el arma. Ese evento acabó con la vida de Andy, pero sí hizo que su vida se volviera un poco más hermética y ultra documentada. 

El estilo artístico de Warhol

La serigrafía de Andy Warhol y su arte en general lo definieron como artista porque su forma de trabajar era muy peculiar. De hecho, históricamente se le considera como el artista pop que definió el género (junto a Roy Lichtenstein), y se inspiró en trabajos de artistas emergentes de los años 50, como Robert Rauschenberg y Jasper Johns.  A continuación, describimos las características básicas de las obras y pinturas de arte pop de Andy Warhol.

Fotografía de Andy Warhol en el Moderna Museet de Estocolmo, 1968 (Lasse Olsson / Pressens bild, Dominio público, vía Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Repetitivo

A menudo, obras de arte de Andy Warhol se producían en masa, utilizando la misma imagen varias veces. La idea de Warhol con la repetición de sus obras era hacer una especie de crítica de cómo el arte puede existir a gran escala, como los bienes de consumo. Es por ello que varias de las obras fáciles de pop art de Andy siguen ese patrón. 

Reconocible

Como era un ávido editor de arte, las obras de arte pop de Andy Warhol dejaron ver su obsesión por la fama, el showbiz y las celebridades influyó en muchas de sus obras y dibujos pop art. Más adelante haremos una revisión de la exposición de Andy Warhol, la cual tiene como protagonistas a superestrellas de primer nivel y figuras públicas notables del mundo del espectáculo de Hollywood. 

Colorido y llamativo

La relación entre el pop arte y Warhol era innegable, pero sobre todo ese nexo era indiscutible, en vista de que el autor se encargó de que reconocieran al pintor Andy Warhol y también al artista que amaba todo lo referente a los elementos multimedia. Además, las obras de Warhol destacaron porque adoptó colores atrevidos y llamativos; le encantaba usar altos niveles de saturación y contraste, pues así podía enfocar las características particulares que él quería que resaltaran. 

Arte “caprichoso”

El estilo de Andy Warhol fue calificado como “caprichoso”, ya que él tenía una forma de trabajar que no se había visto; además no existía el Photoshop, así que él se las arregló para hacer magia en su dibujo pop art con el nivel de tecnología en ese entonces; también hizo uso de lápices y colores para reproducir los anuncios publicitarios. Warhol mostraba los detalles a su antojo, unos se veían más trabajados que otros, y eso causó ruido en varios críticos, pero la mayoría le dio el apoyo necesario para llegar a la fama.

Las obras más importantes de Warhol

Las obras de Andy Warhol están regadas por el mundo, desde las más sencillas a las más icónicas.  En efecto, la mayor colección de estas obras están en Reino Unido, en la Galería Nacional  de Arte Británico y Arte Moderno, que posee varias de las obras más importantes de Andy Warhol, como el Díptico de Marilyn y  su Autorretrato. En esta sección exploramos los trabajos y obras de Andy Warhol en la pintura y el diseño gráfico.

Diseño gráfico

Warhol era un artista cuya práctica bailaba constantemente con el diseño gráfico. Habiendo comenzado en el mundo de la publicidad, no es de extrañar que su obra hiciera frecuentemente un guiño a la inmediatez del diseño, a su necesidad de complacer a las masas. Este estilo poco convencional llamó la atención de los editores de revistas de los años 50 y de las empresas que buscaban diseñadores publicitarios, lo que demuestra que el perfeccionismo no siempre es rentable.

En la década de 1960, Andy Andy Warhol arrasó en el mundo del arte con sus serigrafías de íconos pop estadounidenses como Marilyn Monroe, y también las famosas latas de sopa Campbell, lo que se conoce como ilustración comercial; los temas favoritos de Warhol eran los autos y los zapatos de mujer, ambos símbolos del consumismo. A continuación, enlistamos varios de los trabajos “Ads Series”, del arte de Andy Warhol que son referentes en el mundo del diseño gráfico.

Lead a Shoe to Water

En 1955, Andy Warhol creó You Can Lead A Shoe to Water but You Can’t Make it Drink, una ilustración que forma parte de su colección de zapatos de mujer “A la Recherche du Shoe Perdu”. Como a  Andy Warhol le encantaba dibujar variedad de tacones, fueron uno de sus primeros temas en los inicios de su trabajo como ilustrador de moda comercial en Nueva York.

Andy Warhol también fue un excelente reproductor de pop art para dibujar y, para él, el dibujo era una buena forma de practicar sus habilidades artísticas.  El portafolio de “A la Recherche du Shoe Perdu” cuenta con  dieciséis imágenes de calzados, acompañados de una simple línea de texto que estuvieron a cargo de su madre, Julia Warhola.


James Dean (Rebelde sin causa)

Otra de las obras famosas de Andy Warhol en cuanto al diseño gráfico es la imagen de James Dean, uno de los actores más guapos y famosos en aquella época. 

También conocido como Rebelde sin causa, este trabajo de 1985, que forma parte de sus ilustraciones comerciales, representa a otro actor que fue la promesa de Hollywood, pero murió joven y de una manera trágica; también se volvió una leyenda tras su fallecimiento, tal y como sucedió con Marilyn Monroe.


Mobilgas

En 1985, Warhol también presentó el logotipo de la compañía Mobilgas en colores brillantes saturados. Otro ejemplo de cómo desdibujó la línea entre el arte comercial y las bellas artes, al tiempo que hacía críticas a las ideas de los estadounidenses sobre la definición del arte en un concepto universal. 

Este grabado es una muestra excelente de la faceta de la carrera de Warhol como ilustrador comercial. Mobilgas tenía gasolineras en todo el país, así que aprovechó la oportunidad de añadirlo a la colección de “Ads Series”.


Chanel

Chanel también entró a la serie Ads de Andy Warhol. En 1985, el artista lanzó Chanel, una obra que presentaba el frasco de perfume de Chanel No.5 con contornos simples y una gama limitada de colores para crear un diseño vibrante y llamativo.

Este diseño es, quizás, uno de los más sencillos en comparación con los otros, que llevan colores un poco más chillones.  No hay interrupciones ni perturbaciones, pero no es plano ni aburrido; sin embargo, el arte final nació luego de varias pruebas de colores y bocetos distintos, es decir, el autor se esforzó por crear esta pieza aparentemente sencilla que pudiese transmitir su ideología política y su visión psicológica.


Volkswagen (Lemon)

Ese mismo año, Andy Warhol reveló otro de sus famosos anuncios Volkswagen (Lemon), el cual buscó la conexión con los consumidores sin dejar de lado el “equilibrio perfecto de imagen, texto y simplicidad”, que el autor solía imponer en algunos de sus trabajos. 

Este anuncio logró modernizar a Volkswagen e hizo que las personas por un momento olvidaran que Adolf Hitler lo nombró como su automóvil favorito. En la parte inferior de la imagen el texto reza: «Recogemos los limones; obtienes las ciruelas».


Pinturas

Tras ver las técnicas que aplicó Warhol en su serie de ilustraciones pop art, las cuales aparecieron en revistas para acompañar artículos como anuncios, es momento de pasar a la faceta de Warhol como pintor. Warhol descubrió cómo transferir una imagen fotográficamente a una serigrafía e inmediatamente cambió el trabajo a mano alzada por esta técnica;  eliminó todo rastro del toque del artista y se decantó por lo mecánico, lo que le dio más sentido a La Fábrica, donde se ayudó con sus asistentes para crear sus pinturas, que fueron reproducidas en masa. 

A continuación, enlistamos varias de las pinturas de arte pop de Andy Warhol que se volvieron populares en todo el mundo. 

Díptico de Marilyn (1962)

Empezando con las pinturas de Andy Warhol, una de las más icónicas y considerada como una de sus mejores pinturas, el Díptico de Marilyn vio la luz en 1962, en honor a la hermosa actriz de Hollywood que estaba en la cúspide de la fama cuando falleció después de una sobredosis de barbitúricos ese mismo año. 

El Díptico de Marilyn es una de las obras más aclamadas de Warhol (pvdberg, Pixabay).

Marilyn Monroe en el pop art ha sido una referencia mundial sobre los trabajos del artista de Pittsburgh. Es una de las imágenes de Andy Warhol en la que hace una composición de 50 tomas diferentes de la fotografía publicitaria de la actriz para su película Niagara (Torrente Pasional, 1953); el lado izquierdo de la obra está en color, mientras que el derecho está en un blanco y negro, el cual está borroso. Esto lo hizo con toda la intención, quizás para hacer énfasis en la vida y muerte de la actriz.

De hecho, El Díptico de Marilyn fusiona dos de los temas fijos que plasmaba Warhol en sus obras: la muerte y el culto a la celebridad. 

Latas de Sopa Campbell (1962)

La sopa Campbell y Andy Warhol siempre irán de la mano en la memoria colectiva, gracias a que el artista se encargó de reproducir imágenes familiares de la cultura de consumo, como es el caso de las Latas de Sopa Campbell, una de sus obras más famosas.

32 latas de sopa forman parte del set de «cosas ordinarias» de Warhol (Tjeerd Wiersma, CC BY 2.0, Flickr / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

La serie original estaba compuesta por 32 lienzos que correspondían a los tipos de sopa que se vendían en ese entonces, y cuando Warhol exhibió la obra por primera vez en 1962, los lienzos se exhibieron juntos en el pasillo de una tienda de comestibles. Cada uno está pintado a mano, con un patrón de flor de lis en la parte de abajo de las latas; Andy optó por trabajar con este producto porque prefería pintar “cosas ordinarias” y porque le encantaba la sopa. Desde que salió a la luz esta obra, la conexión entre Andy Warhol y Campbell se volvió indiscutible.

Botellas verdes de Coca-Cola (1962)

En 1962, el mundo conoció otra de las obras más importantes Andy Warhol, su versión Coca Cola pop art, aprovechando que la serigrafía sería su técnica predilecta. Las  imágenes repetitivas y el formato estandarizado crean una ilusión visual y parece que la imagen es una reproducción mecánica real. De acuerdo a los expertos, los contornos negros se estamparon a mano desde un solo bloque de madera, y cada una de las botellas tiene diferencias en  la uniformidad del fondo verde como en la claridad del estampado. 

Warhol también probó su serigafía con las botellas icónicas de Coca-Cola (Andrew Moore, CC BY-SA 2.0, Flickr / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Sobre la creación de la icónica bebida gaseosa, Warhol dijo que “Una Coca-Cola es una Coca-Cola” y aseguró que “ninguna cantidad de dinero puede conseguirte una Coca-Cola mejor que la que está bebiendo el vagabundo de la esquina”. Esta fue su forma de expresar que la sociedad estaba impregnada de la superficialidad de la cultura estadounidense de posguerra que saturaba los medios de comunicación. 

La Vaca de Andy Warhol (1966)

Aunque Andy Warhol no estaba muy interesado en las vacas, decidió trabajar con ellas en sus obras luego de que el comerciante de arte Ivan Karp le dijera: «¿Por qué no pinta algunas vacas? Son maravillosamente pastorales y es una imagen tan duradera en la historia de las artes».

Una de las primeras presentaciones del set de las vacas (Mark Pegrum, CC BY 2.0, Flickr / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Warhol le tomó la palabra y creó el primer Cow Wallpaper en 1966, y luego fue añadiendo otras vacas en colores vivos a su trabajo, el cual llamó Cow Series y lo completó a lo largo de los años 70. Consta de la Vaca rosa sobre fondo amarillo (1966), Vaca marrón con fondo azul  la Vaca amarilla sobre fondo azul (ambas de 1971), y finalmente, la Vaca rosa sobre fondo morado, del año 1976. 

Autorretrato de camuflaje (1986)

Antes de su muerte, Andy Warhol completó en febrero de 1986 este autorretrato en el que Andy Warhol combina una foto Polaroid de sí mismo con un patrón de camuflaje rojo con un color rosa intenso, al tiempo que le da un contraste entre la individualidad de la obra y  la uniformidad del camuflaje. 


Además, Andy posa su vista directamente sobre el espectador, pero deja que el patrón de camuflaje sirva como una especie de pantalla protectora que no lo expone completamente al mundo. Vale destacar que Warhol ya había demostrado su intriga por el uso del camuflaje en el ejército y en la moda, puesto que el estampado tenía una función dual: ocultarse o llamar la atención. 

La influencia de Andy Warhol en el desarrollo de la cultura pop

Andy Warhol impactó de forma profunda y positiva en la historia del arte, así como en la cultura pop estadounidense, pero su influencia no se quedó en un solo lugar, sino que cruzó fronteras y no discriminó en ámbitos como la moda o el cine. Su crítica y exposición del concepto de consumismo se popularizó y se intensificó en uso del arte como reflejo del funcionamiento de la sociedad.

El pop art de Warhol mostró el lado negativo del establecimiento económico de la posguerra, arrojó luz sobre la forma en la que las personas se sienten atraídas a los productos de moda, y también abrió paso a los cuestionamientos sobre el arte, los valores y  la belleza. En esta sección exploramos cómo influyó Warhol en distintos ámbitos de la cultura popular.

Arte

Andy Warhol y el arte pop era un tema latente en los años 70 y 80, pero quizás nadie imaginaba que sus obras serían consideradas como las más grandes de esas décadas y que perdurarían en la historia. La forma en la que Warhol expuso el arte ha sido motivo de estudios y ha inspirado a varias generaciones. 

No solo fue el creador del pop art, sino que fue responsable de cambiar el concepto de lo que es ser un artista tras el uso de su técnica estrella, la serigrafía, que vio nacer a obras como la de Marilyn Monroe y la obra de Andy Warhol e Ingrid Bergman. Asimismo, la constitución de La Fábrica, un lugar en donde se fusionaba el arte, la creatividad, la música y el showbiz, también cambió la forma en la que el arte se empezó a disfrutar.

 Además, Andy se encargó de que la palabra “fama” tuviese un sentido más cercano a las personas; decía Warhol: “En el futuro, todos serán mundialmente famosos durante 15 minutos”. Para él, solamente bastaban 15 minutos de fama y no era necesario tener un talento único para considerar a alguien como una “estrella”. 

Moda

Las pasarelas no escaparon de la influencia de Warhol, puesto que él siempre estaba rodeado de celebridades y estableció relaciones importantes con varias figuras de la industria de la moda, como Diane Von Furstenberg, su querida amiga que era muy conocida por sus vestidos de cortes cruzados; de hecho Diane colaboró ​​con la Fundación Andy Warhol para su colección de año 2014. 

Asimismo, Warhol colaboró con Roy Halston Frowick durante los años 60 y 70, para una presentación de los premios Coty American Fashion Critics’ Awards de 1972. En el evento que presentó el Onstage Happening by Andy Warhol, se vieron diseños con pinturas de flores del artista del pop art. Pero las obras de Andy no se quedaron en el pasado, pues ha inspirado a diseñadores y firmas de moda como Moschino de Jeremy Scott, y Dior de Raf Simons.

Siempre que sea posible, los estampados de flores o el camuflaje estarán presentes en la moda como parte de los aportes de Warhol al mundo fashionista.

Cine y TV

El arte de Warhol también ha estado presente en el cine, y se puede observar en películas como Working Girl (1988), en donde Katharine (Sigourney Weaver) tiene en su casa cuatro retratos de sí misma al estilo Warhol, haciendo alusión a los ejemplares de Marilyn Monroe. Algo similar sucedió con Bohemian Rhapsody: La Historia de Freddie Mercury (2019), pero en un sentido menos egocéntrico.

En lugar presentar un cuadro al estilo Warhol con Mercury como protagonista, el filme muestra las imágenes de los cuatro miembros de la banda en la controvertida escena de la conferencia de prensa. Sobre esto, Aaron Haye, el diseñador de producción de la película, aseguró que no fue una referencia directa, sino que se basaron en ​​la portada de Hot Space (1982); aunque reconoció que es posible que el artista que hizo el cover se basara en los trabajos de Andy Warhol.

Por otro lado, los cuadros al estilo Warhol también se han visto en series como Empire, Jane The Virgin y Desperate Housewives. Esto quiere decir que, al menos, alguien del equipo de producción sabe que este tipo de arte tiene un significado de autenticidad y el egocentrismo de un personaje. 

También está el hecho de que Warhol tenía afinidad por las estrellas hollywoodenses, así que no era raro ver titulares como Audrey Hepburn y Andy Warhol, puesto que la incluyó en sus obras, o Mickey Mouse y Andy Warhol, puesto que le gustaba hacer reproducciones de artistas e iconos propios de la cultura pop.

Curiosidades sobre Andy Warhol 

Andy Warhol fue una celebridad entre celebridades y también fue una persona interesante a nivel artístico y personal. No todos llegaron a conocerlo bien, pero gracias a los historiadores, podemos saber algunos datos curiosos del artista; a continuación presentamos algunas curiosidades del genio del pop art. 

Andy Warhol y las celebridades que conoció

Antes de aterrizar en las curiosidades, haremos un repaso por las fotos de Andy Warhol con varias estrellas de Hollywood, así como personajes importantes del arte y la cultura popular de Estados Unidos. 

Andy Warhol y Michael Jackson

Los dos artistas de mundos distintos, Andy Warhol y Michael Jackson, cruzaron sus caminos y se conocieron en medio de la euforia que rodeaba al Rey del Pop.

Warhol y Jackson se encontraban en la cima de la fama cuando se conocieron por primera vez (Captura de pantalla, Michaeljackson.com).

Por supuesto, Warhol lo retrató a su estilo y, sobre ese hecho, el pintor describió en su diario cómo fueron sus encuentros causales y cómo realizó el retrato que le solicitaron para que adornara la edición de Time del 19 de marzo de 1984. Dijo que no estaba muy convencido con el arte final, pero que a todos los demás sí les gustó; ahora, la obra está colgada en la Galería Nacional de Retratos de Washington.

Andy Warhol y Mick Jagger

Warhol ya había conocido a Mick Jagger en 1963 cuando The Rolling Stones aún no era muy conocida en Estados Unidos, pero Andy aprovechó la energía de Mick para lanzar varias polaroids y obras con su estilo marcado. Asimismo, el artista diseñó la llamativa portada del álbum Sticky Fingers (1971). Desde entonces, él y Jagger se hicieron amigos y frecuentaban varios clubes de Nueva York.

Fotografía de Andy y Mick en 1977 (Captura de pantalla, Morrison Hotel Gallery).

Elvis Presley y Andy Warhol

En 1963, Andy Warhol desarrolló un set veintidós piezas llamado Elvis para una exposición individual en The Ferus Gallery en Los Ángeles, CA; su idea era reimpulsar y mantener su carrera tras la exhibición Campbell’s Soup Cans, así que utilizó un fotograma publicitario de la película Flaming Star (Estrella de Fuego, 1960), que muestra a Presley vestido de vaquero, apuntando al espectador. Warhol quiso retratarlo con otro actor y no como un músico. Describió la obra de esta manera:

Andy junto a Bob Dylan observando su obra de Elvis Presley (Captura de pantalla, MoMa.org).

«De pies a cabeza, repetidos unos encima de otros, el pobre Elvis se vuelve tan delgado y borroso como la ilusión idílica que simboliza públicamente; la línea de montaje produce el vacío y la esterilidad de los títeres sin alma y sobredimensionados».

John Lennon y Andy Warhol

Andy Warhol se hizo amigo íntimo de John Lennon en la década de 1970 y, junto a Yoko Ono, los tres formaron un lazo amistoso sólido y floreciente. Las tres personalidades colindaban entre la música y el arte, y se mantuvieron cercanos hasta la muerte de Warhol. De hecho, Ono fue invitada a hablar en el funeral de Andy en 1987.

Warhol y Lennon tenían una amistad muy fuerte y duradera (Captura de pantalla, Morrison Hotel Gallery).

Liz Taylor y Andy Warhol

Entre 1962 y 1963, Andy Warhol  trabajó su cuadro de Taylor a partir de un fotograma publicitario de MGM, con el que creó una serie de unas 40 pinturas de arte pop que denominó Liz y se convirtió en otra de sus tantas obras destacadas, así como la versión de Marilyn Monroe y Andy Warhol.

Liz y Andy se conocieron en el set de Identikit en 1974 (Captura de pantalla, Thatsmags).

Warhol se inspiró en los íconos religiosos para exaltarla “como una figura bendecida para hacerla icónica”. De acuerdo a los informes, cuando Liz conoció a Andy en el set de The Driver ‘s Seat (Identikit), en 1974, le solicitó un ejemplar de Liz, pero se cree que nunca lo obtuvo. 

Frases de Andy Warhol más famosas

Ahora bien, es momento de asentar el pensamiento de Andy Warhol, quien dejó varias frases importantes que quedaron para posteridad:

1. «El arte es aquello con lo que puedes salirte con la tuya».

2. «Siempre dicen que el tiempo cambia las cosas, pero en realidad tienes que cambiarlas tú mismo».

3. «La gente debería enamorarse con los ojos cerrados».

4. «La idea no es vivir para siempre, la idea es crear algo que sí lo haga».

5. «¿No es la vida solo una serie de imágenes que cambian a medida que se repiten?»

6. «El sexo es mucho más excitante en la pantalla y en las páginas que en las sábanas».

7. «Me gusta ser la persona perfecta en el lugar equivocado, y la persona equivocada en el lugar perfecto. En esas situaciones es cuando las cosas más interesantes ocurren».

8. «Morirse es la cosa más embarazosa que puede pasarte, porque obligas a otra persona a ocuparse de todos tus asuntos».

9.«Mi idea de un buen cuadro es aquel que enfoca a una persona famosa».

10. «Me gustaría ser una máquina. Es que la vida duele tanto… Si pudiésemos convertirnos en máquinas todo nos dolería menos. Seríamos más felices si estuviéramos programados para ser felices».

10 curiosidades sobre Warhol y su pop art

En esta sección enlistamos varias de las curiosidades de la vida artística y personal que rodearon a Andy Warhol, el creador del pop art.

  1. En caso de que no lo sepas, existen más de 600 películas de Andy Warhol, las cuales realizó a lo largo de su carrera, y las produjo en su santuario: The Factory.
  2. Como Andy estaba muy interesado en el mundo multimedia y el showbiz, impulsó y produjo el álbum The Velvet Underground and Nico (1967) de la banda de rock estadounidense, y también elaboró el cover del disco. Desde entonces se creó un nexo estrecho entre la banda The Velvet Underground y Andy Warhol. 
  3. Warhol estaba muy adelantado en el tiempo, porque a pesar de que no existían redes sociales como Instagram y Twitter, él ya estaba documentando cada paso y hechos de su vida, para que quedaran guardados en su diario y en la historia del arte y la cultura pop. 
  4. Tras el intento de asesinato, Andy Warhol decidió llevar una vida más acelerada y documentada, pero dejó ver personalidad distante para protegerse de los peligros. Eso es lo que refleja su Autorretrato de camuflaje. 
  5. Su relación con Jean-Michael Basquiat fue muy criticada, porque decían que él se aprovechaba de sus ideas emergentes, mientras que Basquiat quería hacer un nombre con la fama de Warhol. No obstante, en sus diarios hay evidencias de que fue una amistad genuina.
  6. Formó parte de la cultura drag, y apoyó el movimiento de las Drag Queen, quienes eran visitantes frecuentes de La Fábrica. 
  7. Se dice que Warhol murió virgen, pese a que sus obras tenían contenido sexual y sugerente. No obstante, en su diario dejó claro que el sexo no era una cosa que le llamara la atención.
  8. Muchas de sus memorias nacieron de los audios de 3,400 cintas que fueron transcritas por los asistentes de Warhol, y existe un libro con más de 800 páginas que curaron de un folio con 20, 000 páginas de material de origen, donde Andy había escrito todas sus vivencias. 
  9. Warhol solía comparar su proceso de ejecución de lienzos serigrafiados con el funcionamiento de una máquina. De hecho, una vez dijo que le hubiese gustado ser una máquina para hacer todo de forma automática.
  10. Nunca tuvo problemas en admitir que era una persona superficial, y que podía conformarse con una vida frente a la TV. 

Es evidente que la vida Andy Warhol fue tan interesante como intrigante. Su pop art y la manera en la que logró escalar a la cima del arte le valió el reconocimiento mundial; simplemente era considerado como el pintor y artista más importante del siglo XX. Su influencia en la cultura popular sigue latente, y sus obras y pensamientos se han extendido a las generaciones venideras de artistas, fotógrafos, diseñadores de moda, pintores y publicistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre