Vitíligo: ¿Cuál es el mejor tratamiento?

4.6
(5)

El leucoderma, mejor conocido como vitíligo, es una enfermedad de la piel que afecta al 3% de la población mundial y se manifiesta a través de la despigmentación, lo que genera manchas blanquecinas en diferentes partes del cuerpo.

El padecimiento es de carácter autoinmune y surge cuando los melanocitos – las células que se encargan de la pigmentación de la piel – son eliminados por el sistema inmunológico que las reconoce como un peligro para el cuerpo.

El vitíligo afecta por igual a hombres y a mujeres. Además, se puede presentar a cualquier edad. No es contagioso, sin embargo, el 40% de los casos son hereditarios a través de una predisposición genética.

Para profundizar más sobre este desorden, los especialistas de DermoMedic – centro médico de referencia nacional en la dermatología médica, quirúrgica y estética – afirman que el vitíligo puede generar diversas alteraciones psicológicas y sociales, que incluyen depresión o baja autoestima. Según explican los expertos a través del portal dermomedic.com:

“Esta es la enfermedad despigmentante más común. Clínicamente se diferencian dos tipos, el vitíligo no segmentario y el segmentario. El primero es el más frecuente. Su desarrollo es multifactorial y pueden intervenir elementos genéticos, alteraciones del sistema nervioso, trastornos autoinmunes y disfunciones de la adhesión de los melanocitos.”

Nuevos tratamientos

Los especialistas en enfermedades de la piel de DermoMedic refieren que actualmente el Tratamiento vitíligo alcanza ocho frentes de ataque para contrarrestar este padecimiento.

“Son varias las opciones para el tratamiento del y existen otras en desarrollo con resultados preliminares satisfactorios, lo que habla de los avances científicos contra la enfermedad”, recalcó el personal médico.

Los procedimientos incluyen nuevos tratamientos biológicos con la participación de los inhibidores de la JAKinasas, como los tofacitinib y ruxolitinib, que han demostrado ser eficaces contra esta enfermedad y otras de origen autoinmune.

La lista también abarca la fototerapia con rayos ultravioletas. Los UVB de banda estrecha (311 nm) son el método elegido por los expertos, ya que los rayos son más efectivos y producen menos efectos secundarios.

El láser y la luz de excímeros son otras de las alternativas, ya que son lámparas que emiten luz de 308 nm con alta intensidad. Esta técnica ha demostrado ser eficaz en el repigmentado de muchas placas de vitíligo sin presentar efectos adversos.

Tasas de respuesta

Los tratamientos contra el combinados con fototerapia y los inmunomoduladores tópicos son el cuarto sistema que ha empleado la medicina moderna para tener mejores tasas de respuesta.

Hay una estrategia médica que usa implantes de afamelanotido que ha demostrado pigmentar de nuevo lesiones de Vitíligo, sobre todo cuando se efectúan en conjunto con fototerapia.

La latanoprost y el bimatoprot son técnicas que buscan la pigmentación de la piel al generar una estimulación de los melanocitos y la tirosinasa. Actualmente los científicos están investigando su efecto de forma tópica con resultados esperanzadores.

Otros tratamientos que son utilizados en la actualidad se refieren a procedimientos físicos y al trasplante de melanocitos de varias zonas de la piel sin vitíligo a las zonas afectadas.

La medicina moderna sigue dando pasos agigantados para el tratamiento del vitíligo que afecta a millones de personas en todo el mundo. La ciencia busca elevar la calidad de vida de los pacientes y minimizar los efectos psicológicos que puede desencadenar este desorden de la piel.





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 5

Julia Cotino

Julia Cotino

Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre