No te fíes de los vecinos…, al menos de los literarios

5
(3)

Cuando las novelas se ambientan en las comunidades de vecinos puede suceder cualquier cosa, desde asesinatos hasta secuestros...

La verdad es que no es fácil vivir en comunidad, tener que soportar a los vecinos que te han tocado en suerte, con los que, es lógico, surgen roces. A esto hay que añadir que, en ciertas ocasiones, como ya nos enseñó Alfred Hitchcock en “La ventana indiscreta”, sucedan cosas fuera de lo común.

Libros incunables:
Qué son, características y listado de los primeros libros impresos

Leer artículo

Probablemente, el primer eco literario nos transporte a “Historia de una escalera”, la famosa obra de teatro por la que Antonio Buero Vallejo (1916-2000) recibió el Premio Lope de Vega.

La obra es una radiografía palmaria de la sociedad española de la posguerra, de la frustración y del egoísmo, que a poco que nos descuidemos nos conducen a las entrañas del infierno de la infelicidad.

La acción transcurre en un inmueble madrileño, en donde se entrelazan las vidas de los protagonistas –Urbano y Fernando–, dos jóvenes que, a pesar de sus diferencias, mantienen una frágil amistad y un amor incondicional por la bella Carmina. Al final del primer acto Urbano se hace con su corazón. Años después, el hijo varón de Fernando y la hija de Urbano se enamorarán, una relación a la que se enfrentarán sus progenitores con todas las armas que otorga la amargura.

De un vecino muerto al secuestro de un bebé

En un elegante y tranquilo edificio de siete viviendas aparece un buen día muerto uno de los vecinos, lo hace, digamos, en extrañas circunstancias. Dos vecinos, Violeta e Ignacio comenzarán una curiosa investigación encaminada a esclarecer los hechos. De esta forma Eugenia Dalmau nos adentra en una confabulación al más puro estilo de Agatha Christie. ¿Su título? “La vecina del tercero derecha”.

El inicio de “La pareja de al lado”, de la escritora canadiense Shari Lapena, es la materialización de una de las peores pesadillas con las que podemos encontrarnos: un bebé de seis meses ha sido secuestrado mientras sus atribulados padres –Anne y Marco– disfrutaban de una cena con los vecinos de la casa de al lado.

No siempre es oro lo que reluce

Se podría pensar a priori que el verano madrileño es aburrido, que la mayor parte de los habitantes se van de vacaciones y que la ciudad se queda dormida, en suspenso, y que allí no pasa nada. Eso debió pensar el protagonista de “El año sin verano”, de Carlos del Amor, un periodista que se encuentra un manojo con las llaves de las viviendas de su edificio. El tedio estival y su enorme curiosidad le llevarán a invadir esa intimidad que todos escondemos detrás de nuestras puertas y a descubrir algo insospechado.

Desde una ventana se pueden ver cosas que nunca deberían haberse visto. Esto es lo que le pasó a Anna Fox, una mujer que vive recluida en su casa neoyorkina, sin atreverse a salir a la calle. Consume sus días recordando tiempos mejores, viendo películas antiguas, chateando con desconocidos, bebiendo alcohol y, esto es lo peor, espiando a sus vecinos.

Precisamente esa mala práctica la llevará a descubrir uno de los secretos de los Russell, una familia aparentemente perfecta, que acaba de mudarse al barrio. Con estas mimbres el escritor A J Finn nos conduce de forma inquietante y sin apenas darnos un segundo a recuperar el aliento por un thiller psicológico (La mujer en la ventana) que ya ha hecho las delicias de millones de lectores en todo el planeta.

En el segundo izquierda vive Héctor, su vecina Ela en el piso de arriba, en el primero tenemos a Max y Lucho, una pareja gay, y en el rellano a Piotr y Agatha, padres de una niña pequeña. Por último, Eduardo y Casandra completan esta pequeña comunidad de vecinos.

Todos ellos parecen personas de apariencia normal y vidas baladíes, pero el autor (Diego Palacios) nos demostrará que estamos equivocados y, poco a poco, irá ensortijando una trama exquisita. Esta es la esencia de “La comunidad”, una novela que quizás, solo quizás, después de leerla incite a que miremos a nuestros vecinos con otros ojos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 3

Pedro Gargantilla
Médico, escritor y divulgador. Jefe de Medicina Interna del Hospital de El Escorial de Madrid. Profesor de la Universidad Francisco de Vitoria.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre