E-learning: cómo y por qué está desplazando a los métodos educativos tradicionales

5
(4)

El mundo ha cambiado radicalmente en pocas décadas. El factor primordial ha sido la revolución digital, que ha marcado la historia, a las generaciones, y muy especialmente a la educación…

La tecnología de Internet ha transformado a la humanidad en apenas medio siglo y es uno de los mayores avances de la historia, quizás solo comparable a la invención del maravilloso artefacto conocido como la rueda, que logró el rápido florecimiento de las civilizaciones antiguas.

Los mejores MBA en España:
Ranking, programas y precios de los mejores másteres en las mejores escuelas de negocios

Leer artículo

La primera conexión de computadoras sucedió en 1969, marcando radicalmente a la generación denominada millennials, que nació durante el período 1981-1993 y es llamada así porque alcanzó su mayoría de edad con el advenimiento del nuevo milenio.

Los millennials tuvieron que aprender a lidiar con una nueva forma de hacer las cosas, pero luego vino la generación Z –nacidos entre 1994 y 2010-, que ya son hijos digitales y tienen una forma totalmente diferente de mirar al mundo y de desenvolverse en él.

La educación y el trabajo en la era digital

Especialmente durante los últimos 20 años, se han desarrollado numerosas herramientas para el aprendizaje a través de la web, las cuales se conocen como TICs o Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Éstas han sido creadas por expertos en informática, en conjunto con especialistas en neurociencias y psicología del aprendizaje, para garantizar su máxima efectividad.

En cuanto a los ámbitos laborales, ya no se concibe la contratación de ningún colaborador que no maneje eficazmente las múltiples herramientas digitales disponibles, que además se van actualizando a diario así como apareciendo otras nuevas. En este nuevo universo de la tecnología, son mucho más importantes las habilidades que los títulos.

Las empresas, además, han cambiado otros paradigmas y ya no requieren que sus empleados estén ubicados en una oficina; de hecho, ellos pueden estar localizados en cualquier lugar del mundo. Igualmente, las compañías utilizan el recurso virtual para actualizar a sus trabajadores mediante cursos, seminarios y talleres.

Autonomía, libertad e irreverencia de la Generación Z

El estudio del perfil de los pertenecientes a esta nueva Generación Z, algunos de los cuales ya ocupan posiciones de relevancia en el mundo empresarial y otros están en plena formación, determina que sus características más importantes son la necesidad de autonomía y libertad, además de que son irreverentes por naturaleza.

En base a estas cualidades, tienen su propio estilo de vida que rompe esquemas con respecto a las generaciones anteriores, más preocupadas por la estabilidad y el éxito.

Esto significa que no se amarran fácilmente a horarios, ni a situaciones que los inmovilice, por lo cual también prefieren llevar a cabo sus propios emprendimientos antes que emplearse en una empresa.

Su irreverencia, en este sentido, también se manifiesta oponiéndose a todas las formas tradicionales de educarse, prefiriendo la formación online, que los exime de cumplir horarios y estar sentados en un pupitre escuchando a un profesor.

Este tipo de formación, por otra parte, les da la posibilidad de combinar el trabajo con la educación de una manera más fácil, así como de adquirir destrezas del entorno digital, y, lo más importante, les ofrece la ventaja de permanecer adquiriendo conocimientos durante toda la vida, lo cual es vital en este mundo dinámico y cambiante.

Cuáles son las principales ventajas de la educación online 

Diversas investigaciones y estudios acerca de los beneficios de la educación online y el por qué es preferida por los jóvenes, así como también por los adultos que están en la constante búsqueda de conocimientos, determinan que las principales razones son las que se señalan a continuación.

Estudiar una carrera o curso online da la posibilidad de elegir la mejor universidad o centro de enseñanza en cualquier lugar físico de cualquier país, por lo que se abren muchas oportunidades en cuanto a carreras o especialidades.

Uno de los principales argumentos de quienes no son partidarios de la educación presencial es la tranquilidad, al liberarse de la angustia de no llegar a tiempo por los innumerables atolladeros del tránsito de las grandes ciudades.

Adicionalmente, estudiar online otorga el beneficio de ir al ritmo particular de cada quien, profundizando en los temas que particularmente sean necesarios y obviando aquellos que ya se dominan. Por el contrario, en las universidades presenciales el ritmo lo impone el profesor.

Igualmente, los objetivos de los estudiantes de una y otra clase puede que sean diferentes, dando la impresión de que, en muchos casos, los alumnos de los cursos presenciales tienen como fin pasar la asignatura, mientras que los que estudian online tienen más vocación de aprendizaje.

Los cursos online, en su gran mayoría, no requieren de titulaciones previas ni de promedios académicos. De esta manera la educación se hace mucho más democrática, ya que cualquier persona puede optar por el plan de estudios que prefiera o necesite realizar. Igualmente, se pueden hacer varios estudios simultáneos porque el estudiante es quien administra los tiempos.

Por último, un argumento de gran peso es el precio. Los estudios online son mucho más económicos porque los montos no incluyen los costos de la infraestructura, mantenimiento y materiales que tienen que afrontar las universidades presenciales. Por esta razón, las universidades online pueden invertir más dinero en tecnología y en profesores de alto nivel. Y, por otra parte, el alumno se evita el gasto de traslados, comidas y libros.

Algunos datos sobre la formación virtual

 Los años 2020 y 2021 han sido especialmente atípicos en cuanto a la cantidad de estudiantes online, lo cual se desconoce si se mantendrá, aunque los expertos indican que esta tendencia ya es irreversible. A continuación se exponen algunas estadísticas interesantes que corresponden a los tiempos anteriores a la pandemia.

En el mundo había 18 millones de estudiantes online; 60% masculino y 40% femenino. España era el quinto país del mundo con mayor porcentaje (32%) de alumnos virtuales, incluyendo cursos, carreras y postgrados.

Existían diferencias en cuanto al tipo de estudios cursados. En España resaltaban los relacionados con Idiomas, mientras que por ejemplo en Francia destacaba Business, en Alemania Data Science y en Grecia Artes y Humanidades.

Igualmente, se daban algunas variaciones interesantes en cuanto a los horarios de estudio. En España, la mayor parte de los alumnos estudiaba a las 6 de la tarde, mientras que en Reino Unido lo hacían a las 3 p.m., y en Brasil, uno de países con mayor cantidad de estudiantes virtuales de América Latina, se conectaban a las 9 p.m.

El auge de la educación online abre muchas incógnitas sobre el futuro de los centros de enseñanza tradicionales privados. Una de las grandes interrogantes es cuántos lograrán mantenerse y también acerca de su costo ya que, al tener éstos una menor cantidad de estudiantes, indudablemente subirán los precios de las matrículas, por lo que puede que se lleguen a convertir en lugares de aprendizaje muy elitistas.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 4

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre