El cine de Jean-Pierre Thorn: protestas, documentales, hip hop

5
(1)

Jean-Pierre Thorn, un defensor de los derechos de los trabajadores, de la mujer, de los inmigrantes, dándole voz a los ignorados, siempre evidenciando a través de sus obras y de su quehacer diario la discriminación racial y toda clase de injusticia social. Una vida intensa donde la constante ha sido la denuncia.

Jean-Pierre Thorn es director, escritor y cineasta comprometido con las luchas sociales y los movimientos de cambio. Su activismo comienza con la famosa revuelta popular de 1968 en Francia y lo ha acompañado durante toda su  vida, pasando por las luchas sindicales, el apoyo al movimiento hip hop, su lucha por un cine independiente, la denuncia permanente a través de toda su obra y más recientemente las protestas con los chalecos amarillos.

Lars Von Trier, filmografía y biografía
del director de cine más transgresor de todos los tiempos

Leer artículo

 “…Me doy cuenta de que, en última instancia, estos bellos rebeldes que encuentro en mi vida, en la fábrica o más tarde, en la cultura hip hop u hoy en una rotonda con los chalecos amarillos, es la misma historia que cuento: la de un pueblo que no quiere someterse y aspira a vivir en un mundo mejor, un mundo donde reina la igualdad, donde el racismo ya no existe…”- Jean-Pierre Thorn.

¿Quién es Jean-Pierre Thorn?

Jean-Pierre Thorn nace en París el 24 de enero de 1947. Su padre, Jacques Thorn, era director técnico de Air France y desarrolló su carrera durante mucho tiempo en África. Su madre, Liliane Dianoux, ejercía trabajo profesional como asistente social, posteriormente se dedicó a la crianza de sus tres hijos.

Jean-Pierre Thorn
Jean-Pierre Thorn (festival-resistances.fr)

Jean-Pierre Thorn hace los estudios de primaria en Camerún, lugar donde vivieron durante seis años. Posteriormente, parte de la secundaria en Abidjan (Costa de Marfil) y luego concluye su bachillerato en ciencias en Aix-en-Provence (Francia) en el año 1964. En la facultad de letras (1964-1965) obtiene el certificado en estudios literarios generales.

En esos años comienza en el teatro dirigiendo dos obras de Bertolt Brecht: Los fusiles de la madre Carrar (1965) y Santa Juana de los mataderos (1966). Realiza su primera película en 1965, un cortometraje, À mon ami y en 1969 realiza el segundo cortometraje Emmanuelle.

La huelga general del 68

Jean-Pierre Thorn llega a París en 1968. Simpatiza con la UJCML (Unión de Juventudes Comunistas Marxistas-Leninistas) y se une al movimiento maoísta en el que permanece hasta 1970.

La huelga general empieza en el año 1968. Las protestas se dan en toda Francia, pero especialmente en París durante los meses de mayo a junio. Una gran insurrección conocida como el mayo francés. Allí, en la fábrica tomada de Renault-Flins, con grandes dificultades por falta de películas, cámaras, e impresión de negativos, Jean-Pierre Thorn realiza su primer largometraje Atreverse a luchar, atreverse a ganar, un ejemplo de cine militante y una experiencia que lo marcaría para siempre.

En 1969 comienza a trabajar en la fábrica de Alsthom en Saint-Ouen, para vivir él mismo la condición de obrero. Se convierte en activista sindical en la CFDT (Confederación Francesa Democrática del Trabajo) hasta su retiro de la fábrica en 1977. En el transcurso de esos años tiene una participación muy activa en las luchas sindicales en pro de los derechos de los trabajadores y posiciones de gran responsabilidad.  

Jean-Pierre Thorn regresa al mundo del cine

“No importa cuánto nos apaleamos, nos mutilamos, no nos damos por vencidos: la pasión por cambiar el mundo, la tenemos en las entrañas”- Jean-Pierre Thorn.

En 1978 regresa al mundo del cine. A partir de ese momento y a lo largo de su vida produce diversos documentales y películas sobre el mundo empresarial y el sindicalismo, con temas reivindicativos, sociales y contestatarios. En ese mismo año (1978) fue coanfitrión en el elenco del programa de diez películas que él mismo llama May 68.

En 1979 la huelga vuelve a estallar. Entonces Jean-Pierre Thorn va con sus amigos cineastas a documentar la protesta. Así nace Le dos au mur, una de sus mejores películas. En los años siguientes sigue colaborando con el movimiento sindical y en 1983 (hasta 1984) es contratado como asesor audiovisual por el Sector de la Información de la Confederación (CFDT).

Desde 1995 enfoca su mirada en los suburbios y las expresiones musicales del hip hop como respuesta de rebeldía contra las injusticias, de ganas de vivir y de esperanza emancipadora. Por esta razón colabora con este movimiento y dirige tres producciones que son emblemáticas: Haz que los ángeles amen, Generación hip hop  y No somos marcas de bicicletas.

También ha sido miembro de la junta directiva de la SRF (Sociedad de directores de cine) y trabajó incansablemente para conseguir la creación de una agencia de cine independiente (ACID) cuya función principal es apoyar económicamente en la realización de las producciones independientes. En años recientes Jean-Pierre Thorn ha seguido las luchas de los chalecos amarillos y está entre las 1.400 personalidades del mundo de la cultura que en 2019 apoyaron el movimiento.

Las obras más conocidas  de Jean-Pierre Thorn

Jean-Pierre Thorn tiene gran cantidad de obras, siempre caracterizadas por la denuncia, el enfoque humanista y la idea de visibilizar a los desfavorecidos. Aquí se nombran algunas de las más conocidas.

Sus primeras obras

1965- À mon ami  (Para mi amigo). Su primer cortometraje, se trata sobre los amores, conflictos y amistades del instituto. Se proyectó a mil espectadores en Aix-en-Provence.

1966- Emmanuelle. Es su segundo cortometraje. Gana el primer premio en el festival de Évian (Haute-Savoie) presidido por Joris Ivens (realizador holandés de cine documental). Tiene por tema los amores en una escuela secundaria, en el contexto de la guerra de Vietnam, con sus reflexiones sobre la sexualidad humana y el antagonismo entre Oriente y Occidente.

1968- Oser lutter, oser vaincre (Atrévete a luchar, atrévete a ganar). Fue su primer largometraje. Aquí se recogen los hechos históricos de la revuelta de mayo del 68. Los enfrentamientos de obreros, dirigentes sindicales, las patronales y la represión policial.   

1973- La grève des ouvriers de Margoline (La huelga de los trabajadores de Margoline).  Este documental desvela las condiciones de los trabajadores indocumentados inmigrantes en Francia. Es una denuncia al racismo estatal y a la situación en que viven estas personas, sobre todo después de 1972, ya que en ese año se subordina el ingreso a Francia a la existencia de un contrato de trabajo y se prohíbe la regularización de los “sin papeles”. Igualmente se denuncia los contratos con condiciones miserables y salarios ínfimos.

Su obras después de dejar la fábrica 

1980- Le dos au mur (De vuelta a la pared). Los trabajadores de Alsthom Saint-Ouen, junto con los de Belfort, se enfrentan a un poderoso grupo industrial: Alsthom-Atlantique. Es un documental que muestra una historia conmovedora donde se cuentan los problemas y esperanzas de los obreros del mundo. Más que una crónica es sobre todo el planteamiento del futuro que se vislumbra para la clase trabajadora y el modelo que deben enfrentar.

1990- Je t’ai dans la peau (Te tengo en mi piel). Esta película cuenta la vida de una monja que se enamora de un sacerdote obrero y se convierte en líder sindical comprometida con la causa feminista. La historia transcurre desde los años 1950 y termina 1981 cuando François Mitterrand es elegido presidente de la República. Cannes 91 (Perspectivas), Berlín 91 (Foro Internacional), Montreal 90 (Festival Internacional de Cine Joven).

1993- Bled Sisters (hermanas sagradas). Es un documental que cuenta la historia de seis chicas entre 18 y 22 años de diferentes nacionalidades y su lucha existencial reclamando su propia identidad y forma de vida.

El hip hop

1995- Generación hip hop. Este documental se adentra en el mundo de los suburbios, en la vida de los jóvenes que hacen de la danza urbana su medio de expresión. Una nueva forma de manifestación, una identidad francesa llena de energía y dinamismo.

1996– Haz que los ángeles amen. Documental que narra los sueños, esperanzas, rabias y luchas de una generación. También expone la expresión de un movimiento artístico nuevo y rebelde como es el hip hop, con la danza, el graff y el rap. Muestra este lenguaje corporal que sacude todos los códigos de la danza contemporánea y los conflictos de sus personajes con los que se pueden conocer la energía particular de esa cultura.  Esta película muy pronto alcanza gran éxito y traspasa las fronteras de Francia proyectándose en muchos países del mundo incluyendo a Estados Unidos.

2002- No somos marcas de bicicletas, documental. Es la historia de un bailarín de hip hop de 30 años, que a pesar de haber ingresado en Francia con 4 meses de edad  es ilegal de por vida debido a la ley que se conoce como “doble sentencia”. Una crítica a la discriminación estatal y una mirada al destino individual y colectivo en los suburbios del norte de París. Del mismo modo muestra como a veces la adversidad conduce al éxito.

2006- ¡Vamos Yallah!, documental. Una historia reivindicativa de los derechos de la mujer, de la igualdad y el papel de la religión fundamentalista que socava la libertad individual y colectiva del género femenino.

2010- Bella rebelde, documental. Es la historia de los jóvenes en la década de los 90. Muestra las expresiones artísticas, la difusión del fenómeno del hip hop, sobre todo en los hijos de los inmigrantes y el hard rock en las escuelas secundarias.

Obras más recientes

2018- Isla de Mayo. Es una película inspirada en la revuelta de mayo del 68, con escenas de ese momento histórico tomadas por el autor y por algunos cineastas amigos. 

2019- El acre perfume de los inmortales. En esta historia de amor, con recuerdos de su novia de infancia. El autor rememora las rebeldías de la época de la revuelta del 68, las  luchas de la década de los 70, la generación del hip hop y las recientes luchas de los chalecos amarillos de una rotonda en Montabon.

La obra de Jean-Pierre Thorn ha sido una fuente de denuncia y protesta contra la injusticia. Sus películas y documentales tienen varias cualidades en común: la gran empatía entre los personajes, el director y el contenido social. Un cineasta siempre consecuente a lo largo de su vida con el compromiso a la causa de los más desfavorecidos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre