Calamidades, pestes y coronavirus: todo se repite

4.7
(7)

No hay nada nuevo en la historia de la humanidad. Todo se repite y se repetirá una y otra vez, con las mismas características, pero en ambientes y épocas diferentes. Solo hay una cosa que no varía: el miedo a morir...

La escritora Kathleen Winsor, estadounidense, murió el veintiséis de mayo de 2003 en Nueva York, hace diecisiete años y vuelve a estar presente para muchos lectores en este año 2020, ya que se vuelve a leer su primera novela, Por siempre Ámbar, que vendió más tres millones de copias de 1944 a 1960.

La autora recrea una investigación histórica social en la Inglaterra del siglo XVII, retratando la epidemia de peste, el incendio de Londres y el comportamiento sexual oculto: promiscuidad, prostitución y adulterio.

Estas referencias sexuales causan gran polémica en la primera publicación, por la sencilla razón de que la novela fue escrita por una mujer que transgredía la moral, haciéndola responsable de muchos males sociales.

En la actualidad, en este año 2020, la novela Por siempre Ámbar, resurge por las imágenes vívidas del desastre social que causó la peste en Inglaterra del siglo XVII, y la que dio origen a la peste pulmonar que curiosamente es muy parecida al coronavirus, los síntomas son idénticos: fiebre, mareos, dolor de cabeza, debilidad, presentándose un cuadro de neumonía con dificultad para respirar, y se incubaba de ocho a diez días y era muy fácil de propagarse de persona a persona a través del aire.

Kathleen Winsor, en esta novela famosa, nos recuerda que en la historia de la humanidad no hay nada nuevo, ya que el ser humano se ha enfrentado a calamidades parecidas desde hace siglos: hambrunas, pandemias, guerras, cambios climáticos y un sinfín de desastres que se repetirán en el futuro con las mismas características (tal como sucede en la novela y en la época actual), pero en ambientes distintos, y lo único que no cambiará será el miedo a morir.

También es una novela con datos históricos que reflejan el pensamiento y comportamiento de las clases sociales con cierta fachada sobria, conservadora, que desaparece al existir una doble moral en los ciudadanos en épocas de calamidades.

¿Ejemplo? Al médico se le estima, pero que no se acerque. Atiende a los apestados. En los trabajos no se dice que hay un enfermo de peste en la familia, porque se pierde el empleo.

En fin. Si se quiere tener una visión del comportamiento social, después de una calamidad. Podemos leer de Kathleen Winsor su mejor libro: Por siempre Ámbar.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 7

Jaime Luis Albores Téllez
Escritor y periodista. Publicó durante varios años en el suplemento cultural Sábado del diario Unomásuno, y en el suplemento cultural La Cultura en México, de la revista Siempre! Ha escrito cuento, crónica y reseña literaria para diversas publicaciones nacionales y electrónicas.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…