5 formas de ayudar a los refugios de animales

4.9
(8)

Los refugios de animales siempre necesitan toda la ayuda posible, y no solo en el sentido monetario. Hay muchas cosas que se pueden hacer para prestar apoyo a los peludos sin hogar y a los voluntarios que los cuidan...

Los perros abandonados son responsabilidad de toda la sociedad, aunque muchos no lo consideren así. Este ideal debe ser recalcado en todos los ciudadanos a través de campañas y mensajes de sensibilización, ya que, según el último estudio de la Fundación Affinity, titulado Él nunca lo haría, España figura entre los primeros lugares de la lista en lo que al abandono de mascotas se refiere.

Los refugios de animales y los rescatadores siempre requieren manos extras que puedan ayudar. A menudo se piensa erróneamente que todo lo que necesitan son recursos. Estos, por supuesto, resultan muy valiosos para poder costear los alimentos y las necesidades médicas de los animales que se rescatan, pero también hay muchas otras formas de colaborar. Te mencionamos a continuación las cinco principales:

1. Dona tu tiempo

En los refugios, los perros y los gatos están generalmente en jaulas, lo que les genera mucho estrés. Además, muchos de ellos han pasado por experiencias traumáticas (la calle no resulta nada fácil para esos animales indefensos que no pueden expresarse), por lo que suelen estar ansiosos y deprimidos.

Una buena manera de colaborar es visitando los refugios: llevarles algún juguete, una rica comida, hacerles mimos, rascarles la cabeza, cepillarles o sacarles de la jaula para dar un paseo. Sin duda, ellos lo agradecerán.

Mujer acariciando a un perro
Mujer sentada acariciando a un perro (Mister Pet)

También se puede aprovechar el tiempo para hacerles fotografías y difundirlas en las redes sociales para promover su adopción responsable.

Cada persona puede ofrecer algún tipo de ayuda según los conocimientos profesionales y habilidades que tenga: realizar reparaciones, dar charlas informativas o colaborar con la limpieza.

2. Organiza una colecta

Los refugios de animales y los rescatadores siempre necesitan medicinas, comida y cualquier otro material que sea útil.

Otra forma de ayudar es organizando una colecta en tu comunidad o a través de internet para conseguir mantas, toallas, medicamentos, juguetes, collares, arena para gato, croquetas, rascadores y material de limpieza, entre otras cosas necesarias.

Bolsas de comida para perros
Colecta de comida para perros y gatos (Paterna)

También se puede recoger dinero para el mantenimiento del refugio y para realizar las esterilizaciones.

Lo más recomendable es mantener bien informadas a las personas que aportan los recursos, mostrándoles las facturas de todo lo que se compra y llevando un control de los gastos de forma pública, con el fin de evitar confusiones.

3. Apadrina

¿En qué consiste el apadrinamiento de una mascota? Básicamente, se elige a un perro o gato y se asume la responsabilidad de aportar mensualmente la suma necesaria para cubrir sus gastos médicos y de alimentación. Además, también implica ir a sacarle de paseo y darle algunos mimos de vez en cuando.

Perro detrás de cerco
Perro observando detrás de cerco (Pixabay)

4. Proporciona un hogar de acogida

Las fundaciones y los rescatadores independientes cumplen una tarea loable, pero muchas veces no pueden ayudar a un peludo que se encuentra en apuros porque no tienen espacio donde ubicarlo.

 Por eso, otra manera de ayudar es ofreciendo tu casa como hogar de acogida, para poder ofrecer todos los cuidados posibles y amor a una mascota mientras aún no dispone de una familia definitiva. La idea es ayudarles en su recuperación para, después, darles en adopción.

Perro sentado
Perro sentado en una alfombra (Fundación Affinity)

5. Adoptar

Si se quiere ampliar la familia con un perro o gato, jamás se debe pensar en comprar, sino en adoptar a uno de un refugio.

Pero antes de tomar esta importante decisión hay que hacerse las siguientes preguntas:

¿Puedo mantenerlo en buenas condiciones? ¿Puedo dedicarle el tiempo que necesita? Si se saca a una mascota de un refugio es para garantizarle una vida feliz. Eso significa jugar con ella, llevarla al veterinario para cumplir con los controles médicos y proporcionarle agua, comida y juguetes.

Muejer en compañia de perros
Mujer en espacio abierto acompañada de perros (Bored Panda)

Es importante tener en cuenta que las mascotas de refugio han pasado una vida difícil, pero lo único que necesitan es a alguien que sepa darles amor y que tenga la paciencia y empatía suficientes para convertirse en su familia ideal.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.9 / 5. Votos: 8

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre