Uruguay se propone superar a Argentina y Brasil en innovación antes del 2020

5
(1)

Uruguay apuesta al crecimiento de sus empresas y lo intenta con mucha fuerza, dado que se encuentra rodeado geográficamente (y debe competir en lo económico), por dos gigantes en el sistema latinoamericano como son Brasil y Argentina.

Además, el país pertenece al Mercado Común del Sur (Mercosur), en el que también tiene como socios comerciales a esos dos países, además de Bolivia, Paraguay y Venezuela. El vecindario ofrece ventajas en materia energética y en recursos naturales pero es relativamente débil en materia tecnológica, lo cual puede ser aprovechado por la pequeña nación de poco más de 4 millones de habitantes.

La innovación como objetivo de la dirección empresarial

Para poder hacerse un espacio en un vecindario altamente competitivo, las empresas uruguayas han comenzado a volver la vista hacia la innovación. La búsqueda de personas que se ocupen exclusivamente de generar nuevas ideas, nuevos proyectos, que logren generar bienes y servicios que sean útiles y rentables, amén de inéditos.

El Centro de Innovación y Estrategia Latinoamericana (CIEL), la IAE Business School de Argentina y Pronto! realizaron un estudio del clima empresarial de en Argentina, Brasil y Uruguay encuestando en empresas de los tres países, y produjeron el informe ¿Cómo están innovando las empresas en Uruguay?, que arrojó interesantes resultados: en Uruguay casi el 40% de las empresas dejan que las decisiones de innovación sean tomadas por el CEO, mientras que en Brasil el 30% y en Argentina sólo el 20%.

La tendencia es opuesta cuando las decisiones las toma un equipo consultor, caso en el que Uruguay obtiene sólo un 10%. Esto ha hecho saltar la alarma y ha colocado sobre la mesa la necesidad de incrementar esa cifra para estimular la creación de nueva empresa o al menos de nuevos objetivos para el empresariado uruguayo. El objetivo es colocarse por encima de sus gigantes vecinos en menos de 5 años.

Un movimiento en pleno ascenso

Se percibe como temor el no disponer de recursos para la innovación. Los resultados de la alarma ya son visibles y según informan los representantes de Vignoli Laffitte Lublinerman, la creación de empresas ha aumentado considerablemente el año pasado. Muchas de las nuevas iniciativas están ejecutando  proyectos de innovación en varias áreas tecnológicas, destacándose el área del software, en el que este país tiene grandes fortalezas.

La buena noticia es que el movimiento innovador es contagioso: al principio la generación de procesos de innovación queda en manos del CEO, pero una vez que se inicia, se suele crear un grupo dedicado a esto que, en la medida en que ve resultados, se amplía y genera nuevos espacios empresariales.

Por lo pronto en el 22% de las empresas de Uruguay (afortunadamente son minoría) aún el CEO no está involucrado en los procesos de innovación, sino otros gerentes; casi siempre el de marketing o el de operaciones. No obstante, lo más recomendable es que a un proceso tan importante que es capaz de hacer crecer la compañía, debe incorporarse el director general, porque envía un mensaje fuerte a toda la empresa acerca de cuáles son las prioridades de la alta dirección.





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre