sábado, 1 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:29

h CEST

11 C
Madrid

Reforma protestante: qué fue, antecedentes, causas y consecuencias de la reforma religiosa de Martín Lutero

Puntuación media: 4.9 | Votos: 10

La relación entre Martín Lutero y la Reforma protestante marcó un precedente en la concepción de la religión cristiana en Occidente. No solo se trató de una revolución religiosa y espiritual, sino que impactó en los patrones sociales, geopolíticos y económicos que prevalecieron rígidamente hasta el siglo XVI. La reforma religiosa acabó con los esquemas ortodoxos y corruptibles de la Iglesia Católica Romana y pautó un nuevo sistema de creencias más humanista y piadoso que ha mantenido su cauce por más de 500 años.

Quienes hacen seguimiento a la historia de la Reforma protestante aseguran que impactó enormemente todo lo relacionado con la sociedad en el ámbito teológico, filosófico y económico, pero además en otras disciplinas académicas que causaron una revolución científica e intelectual. Tanto, que se cree que este episodio de la historia universal fue semilla de temas tan importantes como la democracia moderna, el capitalismo, el escepticismo, los derechos civiles y otros. Todo surgió de un grupo de hombres espirituales que rechazaban la corrupción, el descaro y las malas prácticas dentro de la Iglesia Católica Romana del siglo XVI, veamos de qué se trató esta reforma religiosa trono papal.  

Imaginarios culturales:
Qué son, tipos, ejemplos, libros e influencia de los imaginarios sociales

Leer artículo

¿Qué es la reforma protestante?

Fue un movimiento de protesta que revolucionó el paradigma religioso en la Europa del siglo XVI. La reforma protestante condujo la fundación de una rama del cristianismo llamada protestantismo, término que se masificó para referirse al gran número de grupos religiosos que se separaron de la Iglesia Católica Romana a causa de este pensamiento que rechazaba la doctrina tradicional y todo su comportamiento. Todo comenzó en 1517, año de la Reforma protestante, cuando el monje Martín Lutero publicara su documento Disputa sobre el poder de las indulgencias o mejor conocido en la historia como 95 tesis. Este puede ser un concepto de Reforma protestante.

Del latín reformare (renovar) la palabra reforma proponía el termino o eliminación de las impurezas y la corrupción de las instituciones y personas de la Iglesia Católica Romana unificada y los reformadores, fueron llamados protestantes tiempo después para identificarlos como grupos opuestos a la ortodoxia de la Iglesia Católica. Esta fue la principal de las características de la Reforma protestante.

Legado de la reforma

Ya que tenemos claro en qué consiste la Reforma protestante, la llamada también revolución protestante dio fin al núcleo eclesiástico del cristianismo medieval de la Europa occidental y cambió radicalmente el curso de la historia religiosa universal

Se cree que la reforma protestante dio su cara a partir del 31 de octubre de 1517, cuando el profesor universitario y también monje alemán, Martín Lutero (1483-1546), presentó ante las puertas de la iglesia del castillo Wittenberg, sus noventa y cinco tesis para proponer la reforma católica.

Lejos de los patrones rígidos y exigentes de la iglesia, Lutero inicia la Reforma protestante defendiendo que los individuos podían salvarse solo por la fe personal en Jesucristo y la gracia de Dios, ya que a su juicio las prácticas  católicas romanas de peregrinación, venta de indulgencias para obtener el perdón y las oraciones dirigidas a los santos,  eran deshonestas. Igualmente abogó por la edición de la Biblia en otros idiomas y no solo en latín. El Papa León X condenó el movimiento de Reforma y Lutero fue excomulgado de la iglesia en 1521.

La historia universal tipifica el inicio de la Reforma protestante en 1517 con la salida a la luz del documento de Martín Lutero, y ubica su cierre en 1555 con la paz de Augsburgo, la comprensión del catolicismo y el protestantismo en Alemania. En esto fue en qué consistió la Reforma.   

Pero la filosofía de la Reforma protestante no sólo tuvo consecuencias religiosas, también propició cambios económicos y políticos profundo y duraderos, producto de sus libertades en el norte europeo se vivieron décadas de rebeliones, guerras y persecuciones sangrientas. La Guerra de los Treinta Años, por ejemplo, significó la pérdida de casi la mitad de la población alemana.

La reforma protestante fue sinónimo de confusión religiosa, intelectual, cultural y política; dividiendo la Europa católica, desafiando la autoridad papal y cuestionando la práctica cristiana hasta entonces, definió el sistema de creencias del continente en la era moderna.   

Y aunque esta corriente rebelde desencadenó guerras, persecuciones y la denominada Contrarrevolución, como contundente pronunciamiento del la Iglesia Católica a los protestantes; el impacto positivo de la Reforma se puede comprobar en el florecimiento intelectual y cultural que inspiró. Ejemplos de este legado se puede observar en la música luterana de JS Bach o en los retablos barrocos de Pieter Paul Rubens.

Martin Lutero

El principal precursor y quién inició la Reforma protestante nació en Eisleben, el 10 de noviembre de 1483 y se formó en la Universidad de Erfurt. Para 1505 decidió ingresar en una orden monástica y se hizo  fraile agustino, ordenado en 1507, luego en 1510 cuando visitó Roma conoció de cerca la corrupción y en 1512 se doctoró en Teología. 

Siendo profesor de teología en la Universidad de Wittenberg, inició la Reforma en 1517 al publicar sus 95 Tesis, una lista de declaraciones sobre su preocupación ante algunas prácticas de la iglesia católica pero también basadas en inquietudes más profundas relacionadas a la doctrina de esa misma iglesia.

Reforma-Protestante-Martin-Lutero
Grabado de Martín Lutero como monje agustino (Lucas Cranach the Elder, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Entre algunos detalles, Martín Lutero y lo que fue la reforma protestante denunciaban la venta de indultos de penitencia o indulgencias por parte del Papa y aunque su objetivo más sincero era estimular una transformación desde dentro de la iglesia, en 1521 fue citado ante la Dieta de Worms y excomulgado. Lutero se resguardó y volvió en 1525 cuando contrajo matrimonio con Katharina von Bora, una ex monja, con quien tuvo seis hijos.

Mientras se mantuvo protegido por Federico, elector de Sajonia, el pensamiento reformista de Martín Lutero logró traducir la Biblia al alemán y entre 1519-1520, escribió una serie de folletos que desarrollaban sus ideas. Gracias a la imprenta, sus escritos se difundieron rápidamente por Europa y los campesinos alemanes se rebelaron en 1524.

Envuelto en las líneas de la Guerra de los Campesinos, entre 1524 y el año 1526, ​​puesto que los líderes se apoyaban de las ideas Reformistas de Lutero para razonar su insurrección; su influencia se extendió por el norte y el este de Europa y su fama convirtió a Wittenberg en un centro intelectual. Ya para los últimos días de la era reformista, el protestantismo era la religión prevaleciente en Alemania, Escandinavia y los países bálticos. 

En sus últimos años escribió querellas contra los judíos, el papa y los anabaptistas, grupo radical de la corriente reformadora. Lutero falleció en su ciudad natal el 18 de febrero de 1546.

Antecedentes de la Reforma

Los principales precursores de la reforma protestante fueron Martín Lutero y Juan Calvino, pero ya desde el siglo XIII y XIV se había extendido en Europa la manifestación de una necesaria renovación del interior de la iglesia. Entre los que exteriorizaron esta oposición, además de Lutero y Calvino, destacó John Wicliff en Inglaterra y aunque resultó asesinado por este motivo, sus seguidores agrupados en un movimiento denominado Los Lolardos, difundieron sus ideas. Igualmente, ocurrió con  Jan Huss y Los Husitas en Bohemia y Checoslovaquia; y Jerónimo Savoranola en Florencia, Italia, quienes prepararon el camino para el gran proceso reformista.

Posterior a la protesta de Lutero, un siglo más tarde, el movimiento estalló en varios lugares, principalmente en Alemania, y se extendió por toda Europa occidental. Los reformadores dirigentes más nombrados entonces fueron John Calvin (1509–1564) y Huldrych Zwingli (1484–1531) en Suiza y John Knox (1513–1572) en Escocia. Otros personajes de la Reforma protestante fueron Philipp Melanchthon (1497–1560), Martin Bucer (1491–1551) y Heinrich Bullinger (1504–1574).

Precursores de la Reforma protestante

Antes de Lutero, algunos académicos, filósofos, teólogos, en fin hombres con una formación más humanista y espiritual, habían dado a conocer sus desacuerdos contra el catolicismo tradicional pero sin tanta proyección como la lograda años después por el protestantismo, gracias a su soporte en la imprenta para sus objetivos. Algunos de los nombres referenciales que fueron gestando con más humildad la reforma, a continuación.

Ulrico Zwinglio

Nació en 1484 y falleció en 1531, fue el líder de la Reforma en la historia de Suiza y fundador de la iglesia reformada en esa localidad. Estudiando las sagradas escrituras desde la influencia del Humanismo, sus conclusiones fueron similares a las Reformas protestantes de Martín Lutero y entre 1524 y 1529 tradujo la biblia de Zurich, en alemán con marcadas características suizas.

Reforma-Protestante-Ulrico-Zwinglio
Retrato de Ulrico Zwinglio realizado por Hans Asper (Hans Asper, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Y aunque la reforma luterana en suiza arrancó en 1519 con los discursos de Zwinglio, con ideas paralelas a las de Martín Lutero; fue el francés Juan Calvino, llamado en 1541 a radicarse en Ginebra e implantar la doctrina reformadora, instaurando un régimen teocrático de moralidad austera y forzada. La Ginebra de Calvino fue hormiguero de reformadores exiliados  y sus métodos se dilataron a gran velocidad hacia Francia, Transilvania, Escocia  y los Países Bajos, lugares en los que el calvinismo holandés se transformó en una potencia religiosa y económica en los siguientes  siglos.

Calvino fue autor de una serie de doctrinas que fundaron el calvinismo y creador de la biblia de Ginebra en 1567.

John Wycliffe

Teólogo y reformista inglés que creó el movimiento Lolardos o Wycliffismo fue considerado el padre de los husitas y también el negociador elegido entre el rey de Inglaterra y el Papa XI, quien después se arrepintió tras escucharlo lacerar a la iglesia, pues consideraba que se había desviado de su misión de predicar el evangelio en la política. 

Reforma-Protestante-John-Wycliffe
Retrato de Wycliffe (Calvin Bryant, Florida, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Wycliffe uno de los reformadores protestantes más evaluado, sugirió sin éxito el desprendimiento de las propiedades de la iglesia y un cambio más humilde en el estilo de vida monástico, consideraba que las indulgencias carecían de valor  al igual que la comunión del pan y el vino. También tradujo la biblia al idioma inglés para dar acceso a todos los hombres de descubrir por sí mismos lo que decía. Por todo ello, John fue considerado un hereje y tras su muerte, su cuerpo fue desenterrado, quemado y arrojado al río.

Jan Huss

Teólogo, filósofo y predicador checo, fue profesor en la universidad Carolina de Praga y sus seguidores conocidos como husitas. Leía en secreto las ideas de Wycliffe, algo que a principios del siglo XV podía causar grandes problemas y no conforme, inició su cruzada de denuncias contra las fallas del clero, los obispos y el Papa o más bien los tres papas. 

Reforma-Protestante-Jan-Huss
Relieve en madera de Jan Huss (Christoph Murer 1587, Public domain, via Wikimedia Commons / Recorte, mejora de tono y resolución de la original).

Para entonces estaban el papa en Roma, Gregorio XII, el papa francés, Benedicto XIII y el papa de Pisa, Alejandro V y pese a ello denunciaban las indulgencias y proponían la traducción de la biblia y la salvación a través de la fe. Huss logró esconderse del peligro y la amenaza un buen tiempo pero tras un escandaloso juicio, fue condenado de hereje y quemado en la hoguera, por adelantar la reforma protestante del siglo XVI.

Causas de la Reforma protestante

Este movimiento de reforma que dividió definitivamente a la cristiandad occidental tuvo importante razones para hacerlo, que fue precedidas por al menos dos siglos de lucha y confusión en Europa.  La convergencia de las siguientes acciones fueron las causas de una demanda creciente de reforma de la iglesia y el papado.

Corrupción en la iglesia

Fue el motivo más resaltante del rechazo a la iglesia católica y de la activación del movimiento protestante, que socavó la autoridad espiritual del Papa y su jerarquía. La apresurada riqueza de la iglesia con sus propiedades y poder secular;  las grandes dotaciones y la corrupción en los establecimientos monásticos; tanto como la a venta de indulgencias en 1517 para financiar la reconstrucción de la Basílica de San Pedro en Roma, fueron malgastando la fe cristiana. En resumen, el hastío de varios países europeos por el pago de impuestos papales, el control ejercido desde Roma por los delegados pontificios y la suma de acusaciones de corrupción y mala voluntad contra la iglesia, resultaron en una propuesta urgente de reforma.

La Peste Negra

Estalló en 1347 en Europa y para cuando terminó en 1350, cerca del 60% de la población había muerto por esta causa. La población puesta a prueba, cambió de espíritu en esa difícil época y la enfermedad removió violentamente la estructura física y política de la sociedad afectando la fe cristiano y dando paso al horror, la incertidumbre y la desesperación. 

La caída del latín

El idioma y la cultura tienen un mismo lenguaje que los conecta y hasta comienzos del siglo XV en los países católicos de Europa se seguía practicando a nivel académico el latín, intelectuales y servidores de la iglesia, principalmente, pero con el auge del nacionalismo todo cambió ya que surgió el interés colectivo por el habla local y una recuperación del conocimiento clásico griego. Dicho entusiasmo deterioró casi sin proponérselo el vínculo de fe entre los cristianos de Europa occidental.

El Abandono papal

Durante el siglo XIV, envuelto en una lucha de poder contra la iglesia, rey Felipe IV de Francia  logró que eligieran a su amigo personal el Papa Clemente V, quien permaneció en Francia y trasladó la corte papal de Roma a la ciudad de Avignon desde 1309 a 1376. Esto afecto la sensibilidad de los cristianos europeos, quienes consideraban al Papa una figura universal.

Para 1377, hubo un período denominado Gran Cisma, una batalla entre papas y antipapas quebrantó la imagen del papa como autoridad espiritual central en la mente de los cristianos.

Impacto de las 95 tesis

Por muchos años Martín Lutero se mantuvo en tácito anonimato como monje y erudito, hasta 1517 cuando a través de un documento clavado a las puertas de la iglesia del castillo de Wittenberg, se atrevió a denunciar públicamente la práctica corrupta de la iglesia católica, con la venta de indulgencias para absolver el pecado; principal y reiterativa denuncia de este texto conocido como Las 95 tesis.  

El documento Disputa sobre el poder y la eficacia de las indulgencias, se basaba en dos pautas esenciales que la protesta defendía a toda costa y eran que la biblia era la autoridad religiosa base y que los humanos podían conseguir la salvación solo por su fe y no por sus obras.  

El protestantismo que pronto surgió fue moldeado por estas dos ideas generales de Lutero; pero también se sostenía en la denuncia y el rechazo enérgico contra la práctica corrupta de vender indulgencias. 

Se especula que esta lista de preguntas y proposiciones para el debate fue escrita en tono notablemente humilde y académico, cuestionando más que acusando, pero igual de provocador por su desafío para la iglesia. Se cree que las dos primeras de las tesis sujetaban la idea medular de Lutero, que Dios esperaba que los practicantes buscaran el arrepentimiento; mientras las 93 tesis restantes, criticaban frontalmente la práctica de la iglesia católica. Además de las críticas a las indulgencias, Lutero también reflejó el sentimiento popular sobre el St. El escándalo de Pedro.

El manuscrito se multiplicó y distribuyó rápidamente por toda Alemania y Roma en 1518, cuando Lutero fue convocado a defender sus opiniones en una asamblea imperial, un debate de tres días que no produjo acuerdo. Un año después, las enseñanzas de Lutero fueron investigadas por una comisión papal que las consideró escandalosas y ofensivas,  y fue así como el Papa León X emitió un decreto que daba 120 días a Lutero para retractarse de sus proposiciones heréticas. Su negativa a hacerlo, le valió la excomulgación.

Consecuencias de la Reforma protestante

Ya hacen más de 500 años de este acontecimiento espiritual y político, que cambio el curso de la historia religiosa no solo de Europa sino del mundo occidental, reorientando la iglesia hacia el evangelio y Dios. Y aunque no toda la historia es digna de aplausos, recordemos la violenta persecución de algunos reformadores o la devastadora Guerra de los treinta años, existen consecuencias significativas y grandes aportes que dejó la reforma, pues las ideas centrales de lo qué es la Reforma protestante, resultaron certeras y sembraron la renovación anhelada por varias generaciones. A continuación algunos de los efectos positivos y negativos del movimiento de la Reforma en el ámbito de la política,  teología, la economía y la cultura.

  • El impacto en la ideología o en el pensamiento filosófico sobre la religión, generó un cambio en la autoridad en dirección a la pauta bíblica y no desde la iglesia católica o el Papa; lo que fracturó su poder y dio paso a conjuntos cristianos que aún tienen practica en tiempos moderno, como el caso de luteranos, reformados, anabaptistas o anglicanos.
  • La persecución sin piedad entre católicos y protestantes fue un fallo de la Reforma de Lutero. Por un lado la iglesia de Portugal y España crearon tribunales inquisitorios y miles de protestantes fueron perseguidos y asesinados de manera cruel. Por el otro, los países protestantes como Inglaterra toda vez que alcanzaron la supremacía, destruyeron monasterios y conventos, expropiaron bienes, persiguieron y asesinaron.
  • La Guerra de los Treinta Años, desplegada entre 1618 y 1648. En ella participaron casi todas las potencias europeas y dibujo un nuevo mapa geopolítico, en un resumen de la Reforma protestante. Nació del enfrentamiento entre los reformadores y los contrareformadores, pero atendió un conflicto religioso más global y como motivo para alcanzar la hegemonía europea. A su término se creó la Paz de Westfalia.
  • La alfabetización y promoción de la educación cristiana  fue uno de los grandes beneficios de las reformas religiosas. El interés primordial de Lutero de que todos los cristianos leyeran la Biblia, propulsó la escolarización universal en las áreas protestantes. Por parte de la reforma católica y gracias a la  aparición de la Iglesia Católica de San Ignacio de Loyola y su orden Jesuita, se fundan escuelas por toda Europa.
  • Investigadores especulan sobre la relación entre el protestantismo y el desarrollo económico. En un resumen de la reforma religiosa, se cree que en algunas ciudades de Alemania la instauración de protestantes fomentó una nueva ética de trabajo y por ende de producción. Los protestantes ganaron más que los católicos y era más probable que asistieran a escuelas de artes técnicas. Los Luteranos/calvinistas inculcaron la idea de que el trabajo y la creación de dinero deben ser vistos como una vocación, fueron los primeros pasos hacia el capitalismo moderno.
  • La migración judía a Europa del este fue una de las reacciones sociales de la reforma. La falta de apoyo de los judíos hacia las ideas Luteranas, los ubicó en medio de la guerra entre los protestantes y católicos, en consecuencia, sufrieron terriblemente y nunca pudieron recuperarse en Europa Occidental;  por lo que los judíos decidieron migrar a Europa del Este, especialmente hacia Polonia, Lituania y Rusia, donde la revolución protestante no tuvo alcance.
  • La Reforma protestante de Martín Lutero inauguró una nueva tradición artística que se alejó del arte humanista del sur de Europa producido durante el Alto Renacimiento; en las imágenes de Jesucristo y escenas de la Pasión fueron menos usuales, al igual que las grafías de los santos se dejaron de ver. Contrariamente, se resaltaron escenas narrativas de la biblia y las representaciones moralistas de la vida moderna. Muy relacionado a las artes y en qué consiste la Reforma religiosa, esta promovió la destrucción de imágenes religiosas, indujo una ola revolucionaria con respecto a las imágenes religiosas que borró las imágenes más antiguas de la iglesia.
  • La reforma luterana, dividió a Europa en dos, los países del norte se hicieron protestantes, entra tanto los del sur permanecieron católicos.
  • La Reforma Católica fue la más importante de las consecuencias de la Reforma Protestante, ya que el deseo de un cambio dentro de la iglesia había comenzado mucho tiempo antes. La presión de Lutero, paradógicamente logró revivir el catolicismo. El cardenal Ximenes de España, por ejemplo, fomentó el conocimiento en universidades y las escuelas y Gian Pietro Caraffa  ayudó a fundar los Teatinos, grupo sacerdotal que trabajó junto a la comunidad y en austeridad. El Papa Pablo III propuso el Concilio de Trento en 1545.

La Contrarreforma

La Iglesia Católica tomó su tiempo en responder a las propuestas de Lutero y su despliegue publicitario y aunque en un comienzo ignoró su alcance, la crecida de sus tentáculos por toda Europa obligó la reacción del clero. Así comenzaron acciones con las asambleas denominadas Dieta de Worms, con las cuales no lograron ningún avance en sus intereses, pues la revolución se mantuvo fuerte en su posición. 

A la respuesta formal de la Iglesia a Lutero se le llamó Contrarreforma y el denominado Concilio de Trento, que se reunió entre 1545 y 1563, fue el que articuló esa respuesta frente a los problemas que generó la Reforma y sus autores.

El Concilio de Trento fue una asamblea de altos funcionarios de la iglesia, reunida al norte de Italia, y que durante 18 años realizó 25 sesiones. Lo presidió el Papa Pablo III a propósito de que una comisión de cardenales atendiera temas controvertidos como la corrupción de obispos y sacerdotes, las indulgencias y los abusos financieros.

Y aunque se atendieron algunas denuncias luteranas, el Concilio reafirmó varias de sus prácticas y las mantuvo, como en el caso de su Doctrina del Mérito, que permite a los creyentes redimirse a través de las buenas obras y los sacramentos. También la existencia del Purgatorio y la utilidad de la oración y las indulgencias para evitarlo.

Otras de sus declaraciones fueron la reafirmación de la importancia de los siete sacramentos; de la autoridad de las escrituras y tradiciones de la Iglesia; la corrección del arte religioso y la utilidad de las imágenes, siempre que se evite la idolatría. En fin que la iglesia católica de ese período se hizo más espiritual, más alfabetizada y más educada. 

De todo esto, se puede entender que la Reforma protestante fue un período bastante violento en la vida de los europeos, pues incluso los miembros de las familias a menudo se enfrentaban entre sí en la guerra de la religión. Católicos y protestantes se dividían en bandos para defender lo que consideraban la verdadera razón y así surgieron varios nombres de iglesias protestantes que se mantienen en práctica de su fe hasta el día de hoy: Bautistas, metodista, luterana, calvinista, anglicana. Lo cierto es que esta diversidad beneficia a los creyentes católicos y protestante frente a una vigilante y recíproca mirada que alienta un comportamiento de la religión más humanista y piadoso que en otrora.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre