El número de empleados públicos ya supera los 3.000.000

4
(3)

Las cifras de funcionarios y contrataciones del gobierno dejan claro que sigue habiendo una clara apuesta por el empleo público. Ahora, muchos estudiantes y trabajadores ven en el sector público la única salida profesional a todos sus años de preparación.

Tras una leve recesión en el número de empleos públicos vivida tras el cambio de gobierno que otorgó el poder al Partido Popular, España vuelve a superar los 3.000.000 de contratados por la administración. Atendiendo a las cifras aportados por el INE (Instituto Nacional de Estadística) y al aumento en la demanda de servicios de formación para apelar a estos puestos públicos (información facilitada por la academia de oposiciones en Bilbao, Titulae), el perfil de funcionario parece convertirse en una de las salidas profesionales con más futuro en nuestro país.

En una época convulsa en la que las crisis económicas toman el protagonismo, los contratos se precarizan y las pensiones se agotan, los jóvenes y no tan jóvenes ven en la administración el único futuro posible.

Esta sensación de estabilidad aumenta al comparar las cifras de empleados públicos de otros países de la Unión Europea con las cifras de España, ya que queda patente que en este país hay millones de oportunidades más de conseguir plaza.

Funcionarios vs. contrataciones eventuales

Hay que aclarar que los 3.000.000 de empleados públicos no trabajan con las mismas condiciones. De esta cantidad, aproximadamente 2.000.000 son funcionarios y el resto trabajadores contratados de forma externa para labores eventuales.

Toda la estabilidad que proporciona pertenecer al cuerpo de funcionarios del Estado se diluye cuando trabajas para el Gobierno como autónomo o como trabajador de una empresa concesionaria. En esta situación, la continuidad y el cobro por los servicios prestados se convierte en una incertidumbre, a veces mayor, que la que se combate habitualmente en los mercados privados.

Son estas 2.000.000 plazas por las que muchos estudiantes y trabajadores compiten en un sprint para salvar su futuro, y la preparación a las oposiciones es clave para conseguir el objetivo.

La realidad destaca que, en ocasiones, es mucho más rentable y seguro preparar unas oposiciones en una academia -que hoy puede hacerse completamente online-, que invertir tiempo y dinero en especializarse tras los estudios superiores, ya que acabar las especializaciones no asegura un empleo, y superar las oposiciones lo asegura por mucho tiempo.

Tipos de funcionarios

Los perfiles que necesita el Estado para desarrollar su actividad son muchos y muy diversos: médicos, enfermeros, administrativos, maestros, bibliotecarios, policías, guardas forestales, bomberos… En el enlace de arriba pueden verse la cantidad de paquetes formativos que existen para preparar oposiciones a los diferentes perfiles públicos.

El acceso a cada cargo tiene unos requisitos concretos, así que no todo el mundo puede optar a estos empleos.

El gobierno divide al cuerpo de funcionarios en 3 grupos según la titulación exigida para acceder al puesto:

Grupo A: para cuyo acceso se requiere titulación universitaria

Grupo B: para cuyo acceso se requiere el título de Técnico Superior

Grupo C: para cuyo acceso se requiere el título de bachiller o técnico (C1) o el de graduado en Educación Secundaria Obligatoria (C2)

Tal y como define el Gobierno, existen muchas otras plazas ocupadas por los llamados funcionarios interinos. Estas plazas son ocupadas temporalmente por personas con preparación administrativa, a la espera de ser cubiertas por funcionarios de carrera, que es como se llama a los que pertenecen a alguno de los 3 grupos citados anteriormente.

España supera con creces la media de empleados públicos de los países de la Unión Europa, y las gráficas siguen marcando subidas, así que todo indica que la apuesta por la administración pública sigue y seguirá siendo rotunda.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 3

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre