La vitamina D evita la acumulación de grasa corporal
Niño con gafas tomando el sol sobre una colorida toalla (123RF)

En los últimos años, la obesidad se ha convertido en un importante problema de salud mundial. Ha proliferado de tal forma que los especialistas han acuñado el término “globesidad” para referirse a la globalización del sobrepeso, y la vitamina D puede tener mucho que ver en el asunto.

Un tercio de los niños estadounidenses tienen sobrepeso. Lamentablemente, es muy probable que se conviertan en adultos obesos, con un alto riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardíacas e incluso cáncer.

No hay duda de que en sus dietas hay un exceso de grasas trans, pero también una carencia de minerales y vitaminas. 7 de cada 10 presentan deficiencia de vitamina D, e investigaciones recientes sugieren que esa deficiencia podría estar relacionada con la obesidad.

La conclusión es que los suplementos de vitamina D podrían ser una buena estrategia para perder peso saludablemente.

Últimos estudios sobre la relación entre obesidad y vitamina D

Recientemente, un grupo de investigadores del Hospital Infantil Aghia Sophia y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas, en Grecia, llevaron a cabo un estudio en el que participaron 232 niños. Antes de empezar midieron sus niveles de vitamina D y el porcentaje de grasa corporal.

La investigación se prolongó 12 meses, durante los que 117 niños recibieron de forma periódica suplementos de vitamina D, mientras que al resto de participantes se les administró un placebo.

Los resultados finales indicaron que los que habían recibido el suplemento vitamínico tenían un porcentaje de grasa corporal menor, y niveles de colesterol inferiores. El equipo tiene que presentar su estudio en la 57ª Reunión Anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica y desea continuar con las investigaciones.

Por otra parte, un grupo de científicos de los Países Bajos, de la Universidad de Leiden y de la Universidad Libre de Ámsterdam, realizó con anterioridad un estudio que incluyó a unos 6.000 adultos con sobrepeso, de 46 a 65 años.

Determinaron que aquellos que tenían más grasa abdominal y corporal presentaban carencia de vitamina D.

“Esta relación podría señalar que la vitamina D tiene algún papel en la acumulación de la grasa abdominal”, sugirieron los investigadores.

Fuentes naturales de vitamina D

Hongos Shiitake
Hongos Shiitake, fuente de vitamina D

La vitamina D, además de ser un potente relajante muscular, es necesaria para que el cuerpo pueda absorber el calcio, por lo que una deficiencia puede ocasionar trastornos óseos y dentales. También podría tener alguna implicación en el desarrollo de enfermedades del corazón, en las infecciones del tracto respiratorio y en el sistema inmunológico.

Una forma natural de obtener la vitamina D es a través de la luz solar, aunque también está presente en varios alimentos sostenibles: setas y alimentos enriquecidos como leches vegetales, cereales o margarinas.

Por supuesto, no hay que olvidar que la mejor manera de combatir la obesidad es con una dieta saludable y con la práctica de ejercicio, pero las nuevas propuestas de hacerlo con vitamina D o con un parche que elimina la grasa da esperanzas a mucha gente.

Referencias:

Calificación: 4.7/5 (6 votos)

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre