martes, 6 diciembre 2022 |

Actualizado a las

21:00

h CEST

11.2 C
Madrid

Holocausto nuclear: historia y posibles efectos de uno de los miedos más profundos de la humanidad

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Las recientes confrontaciones bélicas han provocado que muchos nos cuestionemos qué pasaría si hubiera una guerra nuclear. En este artículo estaremos describiendo de forma hipotética los efectos que podría causar un holocausto nuclear en todo el mundo.

Muchas han sido las interrogantes que la sociedad mundial hace con relación a qué pasaría si hubiera una Tercera Guerra Mundial, y más cuando cada día aumentan las tensiones que hacen que el posible escenario de una guerra nuclear esté latente. No podemos olvidar que las grandes potencias cuentan con un gran arsenal militar, pero sin duda, las armas nucleares, consideradas armas de destrucción masiva, harían que la confrontación fuera no convencional y dejaría grandes secuelas que afectarían a los seres vivos de la Tierra, incluyendo, por supuesto, a la especie humana. El tema del holocausto nuclear es el que vamos a puntualizar en el siguiente artículo, haciendo un repaso por la historia, efectos a corto, mediano y largo plazo y el desenlace que hace pensar que una guerra nuclear puede destruir el mundo.

Cementerios nucleares:
Qué son, cómo funcionan y cuáles son los más importantes

Leer artículo

Desarrollo histórico del temor hacia las guerras nucleares

Si indagamos sobre qué es una guerra nuclear, encontramos que es un tipo de conflicto de gran magnitud que tiene como principal objetivo el uso de armas de destrucción masiva, como lo son las armas nucleares. En este caso, esta confrontación puede limitarse a un escenario regional o desplegarse a nivel mundial, y puede llevarse a cabo vía aérea, terrestre, marítima o, incluso, en el subsuelo y en el espacio exterior, siendo adaptadas las armas para cada una de estas opciones.

Si hacemos retrospectiva, ha habido diferentes acontecimientos históricos donde se ha implementado el uso de este tipo de armas, y la catástrofe que demuestra en la práctica qué es guerra nuclear no ha hecho más que sembrar el temor en la población. Hoy en día, se presenta un contexto donde, en cualquier momento, las principales potencias del mundo podrían dar un paso más hacia el conflicto, lo que nos ha hecho preguntarnos realmente qué pasaría si hay una guerra nuclear.

A continuación, detallaremos aquellos eventos históricos donde se manifestó la utilización de estas armas destructivas:

Segunda Guerra Mundial

En el marco de la que es considerada (hasta ahora) la contienda bélica más mortífera de toda la historia, ambos bandos buscaban tener alguna ventaja en dicho conflicto, por lo que se asomó la posibilidad de desarrollar armamento nuclear para ello. De todos los países participantes de la guerra, sólo Alemania y Estados Unidos tenían el suficiente potencial político, industrial y científico para poner en marcha este proyecto.

El programa germano estuvo lleno de numerosas dificultades, por otra parte, el gobierno norteamericano, provisto de los recursos esenciales para llevar a cabo una labor de tan considerable magnitud, desarrolló en secreto el denominado Proyecto Manhattan con el objetivo de construir las bombas atómicas que, finalmente, fueron lanzadas los días 6 y 9 de agosto de 1945 sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, respectivamente.

La primera de estas bombas atómicas, llamada Litte Boy, tenía una potencia de 15kt de disparo de uranio, mientras la segunda, Fat Man, funcionaba por implosión de plutonio con potencia de 25kt. Ambas arrasaron las ciudades mencionadas, provocando que murieran de forma instantánea alrededor de 150.000 y 220.000 personas (gran parte de ellas, civiles); por otro lado, el efecto de la radiación causó posteriormente la muerte de un número indeterminado de víctimas y la mutación en miles de bebés por varias generaciones.

Ésta ha sido, hasta ahora, la única vez donde se utilizó armas nucleares en medio de una guerra, hecho que generó la rendición de Japón y, con ello, el fin del gran conflicto.

Guerra Fría

A pesar de que el mundo fue testigo de los desgarradores efectos de empleo de bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, esto no hizo más que motivar a que, a partir de 1949, las potencias que quedaron establecidas después del fin de la Segunda Guerra Mundial desarrollaran sus propios proyectos nucleares, destacando entre ellos los impulsados por la Unión Soviética (Joe 1 y Joe 2), el Reino Unido (Operación Hurricane), Francia (Gerboise Bleue) y China (Dispositivo 596), los cuales buscaban reproducir las investigaciones previamente desplegadas por Estados Unidos a través del Proyecto Manhattan.

Sin embargo, también se recurrió a otros medios para la creación de armamento nuclear mucho más potente y de mayor alcance, por lo que se propuso el desarrollo de armas termonucleares o bombas de hidrógeno que funcionaban a través de la fusión nuclear, tal y como se pudo demostrar en los ensayos inducidos por Estados Unidos (Operación Ivy) y la Unión Soviética (Joe 4). Por otra parte, se dio la fabricación de  misiles de alcance intercontinental que abrían la posibilidad de una confrontación espacial.

Durante la Guerra Fría, hubo ciertas amenazas del uso de armas nucleares, a través de acontecimientos como el Incidente del equinoccio de otoño y la Crisis de los misiles de Cuba, escenarios que, afortunadamente, no pasaron a mayores.

Actualidad

Ante la situación de incertidumbre y peligro provocada y demostrada anteriormente por las armas nucleares, han surgido diversos tratados con el fin de limitar el despliegue de éstas, como, por ejemplo, el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares (1963), el Tratado de No Proliferación Nuclear (1968), el START I (1991), el Tratado de Reducciones de Ofensivas Estratégicas (2003) y el New START (2010), siendo estos cuatro últimos los que buscaban llevar a las potencias al desarme nuclear.

No obstante, este armamento sigue siendo primordial para la seguridad y defensa de muchos países del mundo y, especialmente, los que hoy en día mantienen una situación política a punto de fragmentarse.

Principales consecuencias de una guerra nuclear a nivel global

La situación actual ha hecho pensar que puede haber una guerra nuclear en cualquier momento, y además, qué países realmente poseen este tipo de armamento. Para el caso de la población europea, se hace la pregunta de cuántas bombas nucleares tiene España, Suecia, Suiza, Polonia y otras naciones del continente. Aunque en el presente no hayan registro de existencia de armas nucleares en los países nombrados, en el pasado intentaron llevar a cabo proyectos similares a lo de las superpotencias.

Es momento de analizar qué pasaría en una guerra nuclear y cuáles serían sus consecuencias inmediatas:

Explosiones

Una de las características más evidentes del lanzamiento de una bomba nuclear es el tipo de explosión que éstas dejan. La nube tóxica se eleva al cielo a través de una columna de humo, adquiriendo la forma de un hongo o champiñón, carbonizando en el acto a todo ser viviente que se encuentre cerca de su radio de acción, que puede abarcar cientos de kilómetros.

Incendios y lluvia radiactiva

Seguidamente, el material nuclear que queda esparcido provocaría incendios, provocados en gran medida por la elevada temperatura de la explosión previa. Por otro lado, las sustancias tóxicas desprendidas por la combustión ascenderían a la atmósfera, generándose así el envenenamiento de las nubes y su descenso a la tierra en forma de precipitación, aumentando aún más el riesgo si se considera que la lluvia puede llegar a varios rincones del planeta debido al desplazamiento natural de las nubes. Por este motivo, se puede contaminar el agua y los cultivos agrícolas, afectando seriamente la salud de los seres vivos.

Invierno nuclear

Es una consecuencia silenciosa pero a la vez catastrófica, ya que genera que las nubes de polvo y ceniza esparcidas por la detonación provocaría el bloqueo de la luz solar, lo que llevaría al descenso de la temperatura del planeta y, con él, un inminente estado de desolación, hambre y muerte.

Radiación

La radiación de tipo ionizante se presenta de forma inmediata con el lanzamiento de bombas atómicas, así como también su efecto se prolonga de forma contaminante, alterando el ADN de los seres vivos y provocando serias mutaciones. Por si esto fuera poco, generaría la aparición de serias enfermedades como el cáncer.

Efectos a mediano y largo plazo del holocausto nuclear

La historia se ha encargado de demostrar qué pasa si hay una guerra nuclear, como quedó claro hace setenta décadas atrás con los efectos devastadores de Hiroshima y Nagasaki. Por tanto, es importante hacer un repaso sobre las secuelas que un posible holocausto nuclear dejaría sobre el mundo a mediano y largo plazo.

Afectaciones en la salud

Como consecuencia de la alta radiación generada por las armas nucleares, pueden surgir un sinnúmero de enfermedades fatales y serias mutaciones que afectaría de forma considerable a los seres vivos, incluyendo, por supuesto, a los humanos.

Hambruna global

Efectos dañinos como la lluvia radiactiva, el invierno nuclear y la radiación mermarían gravemente la producción de alimentos en el mundo que, según diversas hipótesis, se desplomaría en un 80%, teniendo mayor impacto en la zona templada del hemisferio norte, donde precisamente se ubican las superpotencias. Este efecto desencadenaría a su vez un estado de escasez al no dar abasto de alimentos a toda la población, por lo que, sumándose a la elevada cifra de millones de personas que fallecerían de forma directa por el lanzamiento de bombas atómicas, se agregaría otras miles que morirían de hambre.

Intensificación del cambio climático

Aunque no se haga un seguimiento exhaustivo sobre la repercusión que un holocausto nuclear tendría sobre el ambiente, algunos especialistas apuntan que una confrontación de esta magnitud elevaría la temperatura media del planeta a un 2,7°C a final de este siglo, cifra que puede variar hasta los 4°C e inclusive, crecer en algunas zonas hasta un 7°C.

Cabe destacar que la especie humana sobreviviría ante este funesto escenario, pero a un elevado costo.

Como pudimos leer, el tema del holocausto nuclear y el miedo comprensible que la población mundial ha tenido con relación a los efectos que esta confrontación no convencional generaría, hace que veamos a este escenario como sumamente devastador, por lo que no cabe duda que muchos nos preguntemos si de verdad vale la pena que todos suframos las consecuencias de la guerra nuclear con el fin de alcanzar la paz. Aunque sea totalmente contradictorio, debido al alto costo de pérdidas que dejaría un conflicto de este tipo, lo cierto es que las fricciones entre potencias aumentan cada día más, y a la par de esto, crece también la incertidumbre sobre si es posible una guerra nuclear y, a pesar que diversos organismos internacionales han abogado por impedir la utilización o amenaza de estas armas, la realidad es otra.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Galea, Iliana. (2022, 02 noviembre). Holocausto nuclear: historia y posibles efectos de uno de los miedos más profundos de la humanidad. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/holocausto-nuclear/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 5 | Votos: 2

Iliana Galea
Iliana Galea
Profesora de Educación mención Geografía e Historia, licenciada por Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico de Caracas, Venezuela. Investigadora documental histórica y estudiosa de nuevas culturas. Experta en viajes, gastronomía y actividades turísticas.
Cinco Noticias / Cultura / Holocausto nuclear: historia y posibles efectos de uno de los miedos más profundos de la humanidad

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre