¿Cómo sería vivir en un mundo 0.5°C más caliente?

3
(4)

El último informe de la ONU sobre el cambio climático encendió las alarmas mundiales afirmando que la temperatura global actual ya alcanza niveles peligrosos. Estas son las consecuencias que tendría un aumento de solo 0.5°C…

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) emitió un informe en el que expresa, con gran inquietud, que la dispersión de CO2 a la atmosfera provocará un aumento en la temperatura global de hasta 1.5°C por encima de los niveles preindustriales.

Según lo establecido en el Acuerdo de París de 2015, el crecimiento de la temperatura debía mantenerse por debajo de los 2°C, y, recientemente, los expertos han estimado que sobrepasará el umbral de los 1.5°C entre 2030 y 2052.

Entonces, ¿por qué la preocupación del IPCC si aún hay una diferencia de 0.5°C? Es que, tal y como revela dicho estudio, un límite de 2°C ya no es suficiente, porque, con medio grado menos, las secuelas, todavía, serían devastadoras.

“1.5°C es el nuevo 2°C”, expresó el Dr. Chris Weber a IFLScience.

¿Y el acuerdo de París?

Reunión del acuerdo de París
Líderes mundiales durante el acuerdo de París (Agencia Sinc)

Hay  que recordar que en 2015 se celebró una convención en la que 196 países decidieron firmar el llamado Acuerdo de París, con el que se comprometían a bajar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En su artículo 2, el documento reza que es necesario:

  1. Mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1.5°C con respecto a los niveles preindustriales, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático.
  2. Aumentar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático, promover la resiliencia al clima y un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no comprometa la producción de alimentos.
  3. Situar los flujos financieros en un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

Esto, aparentemente, no se está cumpliendo, y estamos experimentando un progresivo incremento de la temperatura global a causa del cambio climático.

Se revela, entonces, un panorama bastante desolador, pues se originarían una serie de daños que no solo afectarían al medio ambiente, sino también a la población mundial.

Las consecuencias serían devastadoras

El estudio del IPCC se basa en, al menos, 6.000 referencias científicas, y establece el 2030 como fecha límite para comenzar a ejecutar acciones que puedan disminuir la cantidad de gases contaminantes que emitimos.

¿Qué podría pasar en un mundo 0.5°C más caliente? Estas son solo algunas de las consecuencias de las que alerta la investigación.

Extinción total de los arrecifes

Peces cerca de arrecife
Peces en las cercanías de un arrecife (Pixabay)

Las formaciones coralinas son muy importantes para la vida marina, pues proveen alimento a peces y moluscos, además de protegerlos de depredadores. Cuando las temperaturas aumentan, el agua se vuelve más ácida. Esto, a su vez, provoca que los arrecifes de coral mueran y se desintegren.

Si la temperatura mundial llegase a acrecentarse 1.5°C, se estima una pérdida del 70 al 90% de la cobertura coralina en los océanos de todo el mundo, y si alcanzara los 2°C, estaríamos hablando de una extinción casi total.

Ya hemos visto un adelanto de las consecuencias con la pérdida masiva en 2016 de la Gran Barrera de Coral de Australia.

Menos especies

Por otro lado, ocurriría una alteración en la flora y fauna de varias regiones del mundo. Con una subida de 1.5°C se verían afectados el 6% de los insectos, el 4% de los invertebrados y el 8% de las plantas. Pero esas cifras aumentarían estrepitosamente si ese cambio fuera de 2°C: un 18% de insectos, un 8% de plantas y un 8% de invertebrados perjudicados.

Si se emprenden las acciones adecuadas, es posible reducir hasta un 50% el número de especies que perderían su hábitat, señaló la agencia AFP.

Deshielo y aumento del nivel del mar

Deshielo de un glaciar
Imagen de un glaciar derritiéndose (Futuro renovable)

Millones de kilómetros del hielo marino ártico se han perdido en los últimos 15 años, trayendo como resultado un aumento del nivel del mar; que sería de hasta 10 centímetros con 2°C más de temperatura.

Pero, incluso si se logra estabilizar la temperatura, seguirá aumentando en los próximos tres siglos, dando lugar a inundaciones, erosión y salinización de las capas de aguas subterráneas.

Kerry Emmanuel, científico del MIT, escribió un artículo, que se publicó en el boletín de la Sociedad Estadounidense de Meteorología, afirmando que se producirán huracanes más peligrosos, con la capacidad de intensificarse rápidamente, como el caso de Michael, que dejó al menos 30 fallecidos a su paso por Estados Unidos en 2018.

Pobreza extrema, hambruna y migraciones masivas

La inseguridad alimentaria sería otro problema a enfrentar. Las inundaciones y sequías afectarían a las cosechas, y obligarían a los pobladores de ciertas regiones a migrar hacia otros espacios.

Si se llegasen a registrar temperaturas de 2°C, los países más afectados serían Bangladés, Mauritania, Omán y Yemen.

También acarrearía unas tasas de crecimiento más bajas en algunos países, trayendo más pobreza y desigualdad, sin mencionar la proliferación de enfermedades como el dengue y la malaria.

¿Qué podemos hacer?

Mujer manejando una bicicleta
Mujer conduciendo una bicicleta (SteemKR)

Si bien es cierto que los científicos consideran que todavía hay tiempo de salvar al planeta de estos estragos, y que son los gobiernos los que tienen que tomar cartas en el asunto, también es posible hacer pequeñas cosas a nivel individual.

Comprar menos productos procesados (bollería, snacks, comida precocinada…) y de origen animal (carne, leche, queso, mantequilla…) supone un cambio significativo en la salud del planeta. También se colabora eligiendo un automóvil eléctrico, utilizando más la bicicleta y el transporte público, y cambiando un trayecto en avión por uno el tren o en autobús.

Secar la ropa al sol y aislar la casa para que dependa menos de la calefacción, también contribuirá a reducir la huella de carbono, y a evitar la destrucción que pueden crear 0.5°C de diferencia en la temperatura global.

Puntúa este contenido

Puntuación: 3 / 5. Votos: 4

Referencias: BBC Mundo; EFE; IFL Science; Intergovernmental Panel on Climate Change; Milenio; Oceana.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre