Apple entra en la carrera del coche sin conductor

0
(0)

La conocida empresa de ordenadores entra al ramo del diseño automotriz y lo hace a lo grande: la empresa ha anunciado públicamente su interés por el coche sin conductor humano, y ha solicitado a las autoridades de tránsito estadounidenses el permiso para iniciar sus pruebas en esta materia.

Para ello, Apple anuncia el uso de machine learning: una rama de la investigación en inteligencia artificial que consiste en alimentar a las máquinas de datos y patrones para mejorar su funcionamiento, casi como si aprendieran. Esto permite una mayor inteligencia en los productos y servicios, hacerlos más intuitivos y personales. “La compañía está invirtiendo de manera intensa en el estudio de este campo y en la automatización. Estamos muy ilusionados con su potencial en muchas áreas, también en el transporte”, anuncia el comunicado de la empresa.

Según la empresa, estos coches automáticos tendrían el potencial de mejorar la experiencia humana del tránsito, previniendo millones de choques anuales y con ello numerosas muertes y heridas. Y en ese sentido, para piden a la NHTSA, autoridad a cargo de las vías públicas de Estados Unidos, que valoren sus peticiones sobre excepciones e interpretaciones. “Nuestra meta es promover la innovación y hacer que esta tecnología sirva para salvar vidas”, es la consigna de Apple.

Esta carta pública marca un hito particular en el habitual secretismo de la empresa, y finaliza pidiendo permiso para empezar a rodar sus prototipos. Lo que no queda claro es si pretenden hacerlo con un vehículo propio o más bien desarrollando el software controlador para un coche sin conductor de terceros.

La vialidad que vendrá

Google fue pionera en este sector tan novedoso: inició con automóviles Lexus modificados para la función autónoma y después con un pequeño biplaza de facturación propia y velocidad limitada. Ambas experiencias están documentadas y los automóviles disponibles en su campus de Mountain View. Sin embargo, se rumora que Google no emprenderá la manufactura de estos vehículos sino la licencia del software de control para que otras empresas lo incorporen a sus automóviles comerciales.

Uber, por otro lado, en estrecha alianza con la empresa Volvo, ofrece actualmente en Pittsburg servicios de coche sin conductor: sin prescindir del conductor, quien va como piloto testimonial, en caso de que suceda algún imprevisto y deba asumir el volante, así como para inspirar confianza en el pasajero. Estos modelos están aún en el llamado beta-testing, pero se dice que los resultados son sumamente alentadores.

Por su parte, Apple en los últimos dos años se ha mostrado muy interesada en contratar perfiles para este tipo de proyectos, en abierta competencia con Tesla, dirigida por el llamado “nuevo mago de Silicon Valley”, un supuesto nuevo Steve Jobs.

En 2015 se dio a conocer el Proyecto Titán: una rama de Apple avocada al diseño de un automóvil eléctrico, sin explicar si sería con o sin un humano al volante. Habrá que esperar algunos años todavía para saber cómo de cerca estamos, en este ramo industrial específico, de alcanzar los sueños de tantas películas de ciencia ficción.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre