Náufragos reales: 11 historias reales de naufragados que volvieron a tierra firme

4.3
(4)

Existen náufragos reales cuyas historias tienen poco o nada que envidiar a las películas de náufragos en islas o en mitad del océano. Las circunstancias que rodearon a estas personas son tan increíbles que les convirtieron en náufragos famosos y en ejemplos de lo que puede llegar a hacer el ser humano para sobrevivir.

Naufragios famosos de embarcaciones como el del Titanic o el Costa Concordia son bien sabidos gracias a los medios de comunicación, pero no ocurre lo mismo con los náufragos reales que han pasado a través de la historia, por lo que ellos tienden a ser relativamente desconocidos. Sin embargo, sí ha habido personas que pasan mucho tiempo de su vida en el océano, y que han logrado rescatar para dar cuenta de su travesía. Estos son los náufragos famosos cuyas historias increíbles reales vamos a repasar a continuación.

Desapariciones misteriosas:
20 desapariciones extrañas que nadie puede explicar

Leer artículo

11 historias de náufragos reales

Estos casos de la vida real de naufragados han logrado captar la atención de los medios de comunicación a raíz de las diferentes circunstancias por las que tuvieron que pasar.

Cada uno de ellos logró volver y, aunque sus relatos fácilmente podrían haber sido sacados de películas de náufragos en el mar, nada más lejos. Para estas once personas no hay nada ficticio en eso de ser náufrago, hechos reales como los que se detallan a continuación lo demuestran.

1. Louis Jordan

En enero de 2015, Louis Jordan había partido de Carolina del Sur en su velero de 10 metros con dirección a Corriente de Golfo, donde pensó que encontraría un buen lugar para pescar. Sin embargo, su bote se volcó en medio de su trayecto, causando la ruptura del mástil y también la de su hombro.

Náufragos reales + Louis-Jordan
Louis Jordan poco después de ser rescatado (Impacto Evangelístico).

Jordan fue encontrado el 6 de abril de ese mismo año por la tripulación de un carguero alemán. Hasta ese momento, había sobrevivido a base de los peces que recogía con su propia ropa, y del agua fresca que pudo rescatar con un balde. Al regresar, su padre lo recibió con un abrazo, feliz de saber que su hijo estaba aún con vida.

2. José Salvador Alvarenga

La historia de un náufrago como José Salvador Alvarenga fácilmente podría ser adaptada a una película de naufragio.

Náufragos reales+Jose-Salvador-Alvarenga
Un antes y después de José Salvador Arenga (El Mundo).

José partió de Paredón Viejo a finales de 2012, y no volvió a interactuar con personas sino hasta enero de 2014, cuando fue localizado a miles de kilómetros en un atolón remoto de las islas Marshall. José había sobrevivido a base de pescado crudo, pájaros pequeños, aletas de tiburón, tortugas, y bebiendo agua de lluvia y sangre de tortugas por un periodo de 13 meses.

Su compañero de viaje, el joven Ezequiel Córdoba de tan solo 15 años de edad, murió a los cuatro meses del naufragio a merced de las duras condiciones en las que ambos estuvieron sometidos.

3. Ron Ingraham

La tercera de estas historias de supervivencia reales la protagoniza Ron Ingraham. Ron es un pescador que sufrió un naufragio a la avanzada edad de 67 años después de haber partido solo de la isla hawaiana de Mokolai, poco después del Día de Acción de Gracias de 2014.

Náufragos reales +Ron-Ingraham
Ron Ingraham (Increíble.co)

Hablando con los medios, Ron reveló que su velero de 7,6 metros quedó volcado durante toda la noche, quedando a merced de una enorme ola que empujó tanto a su mástil como a él mismo hacia el agua. Frente a esto, Ron usó una cuerda para poder subir nuevamente, pero terminó quedando a merced de la corriente.

Una llamada de emergencia por parte de su familia dio lugar a una búsqueda de alrededor de 31.079 kilómetros cuadrados. Un funcionario le comentó a su hijo que la búsqueda sería suspendida el 1ro de diciembre, prácticamente dando por muerto a Ron. Sin embargo, unos doce días después, Ron fue encontrado a más o menos 103 kilómetros al sur de Honolulu, en un importante estado de deshidratación, debilidad y de falta de hambre, pero vivo a fin de cuentas.

4. Adrián Vázquez

Aunque no hay historias de náufragos mexicanos reales que sean muy conocidos, personas de países cercanos sí han sufrido tragedias similares. Esta historia de un náufrago es protagonizada por Adrián Vázquez, un joven panameño que a la edad de 18 años partió en un bote pequeño con tres compañeros desde la ciudad panameña de San Carlos. Todo había empezado bien, pero el motor de la embarcación se apagó repentinamente, quedando todos a la deriva dado que no tenían las herramientas suficientes para arreglar el desperfecto.

Náufragos reales + Adrian-Vazquez
Adrián poco después del rescate (CNN en Español).

Sus otros dos compañeros murieron en algún momento de la travesía, quedando únicamente Vázquez, que sobrevivió a base de pescado crudo y agua de lluvia. Eventualmente, el joven panameño debió tirar sus cuerpos por la borda dado que habían empezado a descomponerse.

Vázquez fue descubierto por la armada de Ecuador alrededor de 26 días después de su naufragio, habiendo sido descubierto por un grupo de pescadores a casi unos 965 kilómetros de donde había empezado su viaje.

5. Hiromitsu Shinkawa

El significado de náufrago no aplica del todo a Shinkawa dado que él nunca estuvo sobre una embarcación en primer lugar, sino que fue arrastrado al mar junto a su esposa por el tsunami que azotó a Japón poco después del terremoto de escala 9.0 que golpeó al país asiático el 11 de marzo de 2011. Sin embargo, el video de su rescate ha logrado convertirse en uno de los vídeos de náufragos reales más conocidos de los últimos tiempos.

Náufragos reales + Hiromitsu-Shinkawa
Shinkawa en la balsa de rescate (ABC).

Shinwaka tenía 60 años cuando el tsunami arrasó Minamisoma, su pueblo natal. Él había regresado con su esposa para poder rescatar algunas de sus pertenencias, pero no pudieron salir antes de que el maremoto arribase.

Más de dos días después, Shinkawa fue observado en un video mientras agitaba una bandeja roja en medio de los escombros de madera astilladas y hogares destruidos, convirtiéndose en una de las imágenes de náufragos más emblemáticas de los tiempos recientes. Él había sobrevivido, pero su esposa había sido arrastrada por la corriente.

6. Steve Callahan

Steve naufragó en 1982 mientras intentaba cruzar el Océano Atlántico rumbo a Antigua. Habían pasado nada más de 7 días desde que abandonó la Isla de Hierro desde las Islas Canarias.

Náufragos reales + Steve-Callahan
Callahan, algunos años después de su naufragio (Cruising World).

El Napoleón Soto, un barco pequeño de 6,7 metros de eslora que el mismo Callahan había construido, sufrió una colisión con una ballena mientras ocurría una pequeña tormenta. Este choque causó una fuga que hizo que el Napoleón Soto se hundiese en el medio del Atlántico. Antes de eso, Callahan tuvo el tiempo suficiente de preparar el bote de salvavidas y colocar el equipo de emergencia.

La balsa se desplazó unos 1.500 kilómetros a través del Océano Atlántico gracias a los vientos de la Corriente Ecuatorial Sur, permitiendo que Callahan llegase a tierra firme 76 días después del desastre. El 20 de abril de ese año, el navegante divisó el horizonte de la isla María Galante, al suroeste de Guadalupe. Esta experiencia le sirvió a Callahan para empezar a escribir libros de supervivencia.

7. Bill y Simone Butler

El matrimonio Butler es uno de los más famosos de la historia, y no por una razón precisamente agradable. Ellos naufragaron el 15 de junio de 1989 después de que su embarcación de 38 pies de eslora se hundiese a 12.000 millas al suroeste de Costa Rica, todo porque chocaron con un grupo de ballenas durante la noche, choque hizo que una de ellas diese un coletazo que abrió una importante fuga en la estructura de su nave.

Náufragos reales + Simone-y-Bill-Butler
Los Butler poco después de su rescate (Ken Wajda).

Bill y Simone, de 60 y 52 años respectivamente, pudieron sobrevivir a bordo de su balsa salvavidas por unos 66 días. En los primeros 30 se alimentaron de la comida que pudieron llevar consigo, pero poco después debieron consumir pescado crudo, 1 tortuga que lograron capturar, y 3 litros de agua que podían preparar gracias a una potabilizadora portátil.

El matrimonio fue rescatado por una patrullera costarricense a unas 13 millas de la costa.

8. Luis Alejandro Velasco

Luis Alejandro Velasco fue un navegante colombiano que en 1955 sufrió el naufragio del ARC Caldas junto con otros siete tripulantes, siendo él el único sobreviviente del siniestro. Por unos diez días, Velasco estuvo a la deriva sobre una balsa, sin nada de comer o beber. Eventualmente, el marinero llegaría a la playa Urabá, insolado pero vivo. A su regreso, Velasco fue tratado como un héroe de la patria, teniendo su pequeño momento de fama antes de ser olvidado por los medios.

Náufragos reales + Luis-Alejandro-Velasco
Un joven Velasco con la gorra del navío en que posteriormente naufragaría (El Periódico).

Esta historia real de náufrago fue la base del reportaje novelado Relato de un Náufrago, de Gabriel García Márquez, y que se nutrió de entrevistas que le había hecho a Velasco durante 20 días. Publicado en 1970, Relato de un Náufrago sumergió al Gabo en un problema judicial a raíz de que, sin proponérselo, había descubierto que el destructor en que estaba Velasco estaba contrabandeando. El navegante lo denunció, y el proceso culminó en García Márquez exiliándose a París.

9. Francisco de Cuéllar

Francisco de Cuéllar fue uno de los tripulantes del San Juan de Sicilia, un galeón español que era parte de la flota española. El San Juan quedó a la deriva cerca de la costa de Irlanda en el remoto año de 1588, en pleno siglo de colonialismo. Por falta de agua, los tripulantes decidieron arrojar a todos los caballos al mar para que pudiesen rendir el suministro del líquido vital. Tristemente, después de esto, muchos de ellos se enfermaron antes de que recibiesen ayuda, y otros se ahogaron. De Cuéllar era el único que quedaba.

Náufragos reales + Francisco-de-Cuellar
Póster en homenaje a Francisco de Cuéllar (Batallas de Hispania).

La presencia de de Cuéllar en el Sicilia se debía a que había sido condenado a morir a raíz de haber roto la formación de la Gran Armada de España mientras era capitán de un barco, el San Pedro. Este acto de desobediencia había sido sentenciado por el General Francisco de Bobadilla, y se esperaba que fuese ejecutado por Martín Aranda, el Auditor General.

10. Alexander Selkirk

Alexander Selkirk fue un navegante escocés que naufragó en pleno siglo XVIII. Él fue abandonado por su tripulación en una isla abandonada conocida como Más a Tierra, localizada en el archipiélago de Juan Fernández. Había sido abandonado a razón de un conflicto de ideas que tuvo con el capitán del Cinque Ports, Thomas Stradling, respecto al estado del naviero. Mientras que Selkirk consideraba que el Cinque Ports corría el riesgo de hundirse y que necesitaba ser reparado, Stradling creyó que no era necesario. En este escenario, Selkirk solicitó ser dejado en tierra firme, y así fue.

Náufragos reales +Alexander-Selkirk
Ilustración de Selkirk leyendo la Biblia (The life and adventures of Alexander Selkirk: The real Robinson Crusoe).

Selkirk pasó cuatro años y cuatro meses en esa isla, entre 1704 y 1709, antes de ser rescatado por los barcos Duke y Dutchess. Durante su estadía, el escocés empezó progresivamente a acostumbrarse a la vida en soledad, llegando a demostrar una paz de mente y vigor físico que sorprendió a sus salvadores. Se sabe que, en los cuatro años que pasó como naufrago, llegó a alimentarse de langostas, desarrollar un hábito de pescar, preparar y reparar su propia ropa, volverse especialmente hábito en la creación de cuchillos, entre otras proezas.

Se dice que este náufrago le sirvió de inspiración al escritor inglés Daniel Defoe para escribir su magnus opus, la novela Robinson Crusoe, publicada por primera vez en 1719. Esta obra, a su vez, fue adaptada a una película de naufragio del mismo nombre y que estrenada en 1997, con Pierce Brosnan en el papel protagónico.

11. Marilyn y Maurice Bailey

Otro matrimonio de náufragos reales es el de los Bailey, una pareja británica que se perdió en el mar en el año 1973. Su viaje en yate, que tenía a Nueva Zelanda por destino, fue interrumpido cuando una ballena embistió su embarcación, obligándolos a usar una balsa salvavidas donde se mantuvieron por un lapso de 117 días, casi cuatro meses. La principal fuente de alimento de esta pareja fueron los peces voladores que quedaban atrapados en su balsa después de saltar.

Náufragos reales + Marilyn-y-Maurice-Bailey
Foto privada del matrimonio Bailey (Paradise Castaway).

Para resaltar el carácter extraordinario de estas historias que nos recuerdan qué significa náufrago y todas sus implicaciones, vale indicar que no es muy común que un náufrago pase de la semana de haberse perdido en el mar. Generalmente, la ausencia prolongada de comida y de agua juegan en contra de quiénes son víctimas de naufragios cuando les toca soportar el tiempo suficiente para ser rescatado por las autoridades.

Pese a que una persona pérdida en el mar está rodeada por un amplio cuerpo de agua, no es recomendable que consuma agua de mar debido a ésta tiene un elevado contenido de sal, pero también cloro, por lo que, en cantidades suficientes, el agua salada puede resultar dañina para el organismo humano, pudiendo ser potencialmente mortal.

Todas estas historias de náufragos reales podrían ser calificadas como milagrosas si se consideran las duras situaciones que debieron pasar estos náufragos famosos para poder volver a tierra firme. Así como otros tipos de historias increíbles reales, ellas tuvieron su momento de mayor repercusión mediática antes de perderse en el tiempo, pero rara vez quedan olvidadas para siempre, recordándonos periódicamente lo que significa naufrago y lo difícil que es esa experiencia.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.3 / 5. Votos: 4

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre