Los secretos que esconden las canciones más famosas de R.E.M.

4.5
(14)

Michael Stipe, cantante y compositor de la banda de rock americana R.E.M., cuenta la verdad tras las controvertidas letras de las canciones Losing my religión y Try not to breathe...

El exitoso primer sencillo del álbum de R.E.M. Out of Time, Losing my religion (1991), podría hacer pensar en que el cantante y compositor Michael Stipe pasó por una crisis personal relacionada con sus creencias religiosas, pero no fue así.

Según comentó recientemente en una entrevista para el programa holandés Top 2000 a gogo, la historia que hay tras la canción no está relacionada con la religión.

Losing my religion

Stipe explicó que la expresión “perder la religión” hace referencia a un antiguo refrán sureño, en el que se dice que cuando ocurre algo terrible puede afectar tan profundamente a una persona que incluso dude de sus creencias.

El compositor de R.E.M. utilizó la expresión que da nombre al hit como una metáfora del amor que no es correspondido. Por otra parte, la confusión provocada por el enamoramiento romántico se compara con la del sufrimiento santo.

La ambigüedad de la letra se pone de manifiesto en fragmentos como este: “Nunca puedes estar seguro de si la persona que estás buscando conoce tu existencia”. Puede que para muchos siga siendo una canción con mensaje religioso, pero Stipe la escribió pensando en el desamor.

La compañía discográfica enseguida reparó en el atractivo de la canción, pero el bajista del grupo, Mike Mills, no ocultó su sorpresa al saber que habían elegido Losing my religion como primer sencillo del que sería uno de los discos más vendidos de la historia.

“El tema me parece perfecto para R.E.M. porque incumple todas las reglas: no tiene estribillo, tiene 5 minutos de duración, es demasiado larga, y el principal instrumento es la mandolina, por eso no pensaba que la eligieran”, dijo Mills.

Try not to breathe

El octavo álbum de la banda estadounidense, Automatic for the people, fue lanzado un año después, en 1992, aprovechando el material que habían escrito mientras se preparaba Out of Time. Los primeros singles fueron Everybody hurts y Man on the moon.

Otro de los temas de este álbum fue Try not to breathe, una canción melancólica sobre preferir la muerte en lugar de sufrir, muy probablemente una de las más tristes de R.E.M. Está inspirada en la Guerra Civil y, de hecho, uno de los instrumentos que utilizaron es de aquella época, el dulcémele.

Aunque Losing my religion no estaba relacionada de forma directa con la religión, en Try not to breathe sí influyeron los antecedentes religiosos del compositor, Michael Stipe.

Las letras de muchas canciones famosas esconden secretos que la mayoría no imagina, y la reciente confesión de Paul MacCartney sobre lo que propició la letra del tema Let it Be, es un ejemplo de ello.

A veces, ni siquiera los miembros de la banda conocen la historia detrás de las canciones que interpretan. La verdad está solo en la mente del compositor, en la mente de la persona que era en el momento de que compuso la pieza, que muchas veces desaparece llevándose todos los significados.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.5 / 5. Votos: 14

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre