Ley de la atracción: cómo usarla a tu favor

4.6
(30)

La ley de la atracción contiene varios de los principios elementales para la vida, aunque muchas personas no saben usarla de forma consciente.

A continuación detallamos qué hay que tener en cuenta para aprovecharla y conseguir grandes beneficios a nivel general en nuestra vida…

¿Qué es la ley de la atracción?

La ley de la atracción plantea que una energía emitida de una manera concreta atraerá otra energía idéntica a la proyectada.

En nuestra vida, atraemos las situaciones que vibran en la misma frecuencia que los pensamientos a los que damos nuestra atención. Es decir, los pensamientos nos llevan a nuestros propósitos, nuestros propósitos a nuestras acciones, nuestras acciones a nuestros hábitos, nuestros hábitos a nuestro carácter y nuestro carácter determina nuestro destino.

Este es el principio que rige nuestro mundo. Si somos conscientes y lo aceptamos con fe absoluta, aunque no lo entendamos del todo, podremos liberar todo este poder de creación.

Podemos crear cualquier cosa que queramos, solo se debe demostrar que podemos ser, hacer y tener todo lo que queramos. La fe, el deseo y la perseverancia son las claves para lograrlo.

En síntesis, se puede decir que las personas controlamos, en gran medida, nuestro propio destino, sintiendo y actuando conforme a nuestros valores y creencias.

Pensamientos positivos

Somos creadores, creamos con cada pensamiento. Nuestros pensamientos son una fuerza increíble, una expresión de energía. Y si éstos se mezclan con emociones, pueden ser muy poderosos. Los pensamientos deben fundirse siempre con emociones, deben tener un sentido.

Pensamientos positivos

Nuestro subconsciente asume cualquier orden que se le dé en un estado mental de fe absoluta. Actúa siguiendo esas órdenes. Consideremos pedir las órdenes varias veces antes de que el subconsciente pueda interpretarlas a nuestro favor.

Éste reconoce y actúa solo en los pensamientos que combinamos con la emoción, con el sentimiento verdadero.

Pero cuidado, porque toma todo lo que nosotros le entreguemos, tanto pensamientos positivos, como negativos, no distingue entre ellos. Es decir, si nos sentimos pobres, atraemos pobreza, si nos sentimos prósperos, atraeremos prosperidad.

Por eso es importante tener siempre nuestra mente ocupada en pensamientos y emociones positivas.

Debemos aprender a seleccionar qué tipo de pensamientos queremos que influyan en nuestra vida y ser consciente de ello, ya que de la manera que pensamos, vibramos y de la manera que vibramos, atraemos.

Cómo aplicar la ley de la atracción

Hay cuatro pasos básicos:

  1. Pedir
  2. Creer
  3. Recibir
  4. Agradecer

Además, para poder aplicar la ley de la atracción, también hay que adoptar e interiorizar las siguientes premisas:

Cómo aplicar la ley de la atracción
  • Estar seguro de lo que se quiere y, una vez se tome la decisión, no dudar de uno mismo.
  • Aprender a meditar, relajar la mente y reflexionar sobre las acciones realizadas.
  • Escribir lo que se desea, en presente, como si ya estuviera pasando, y leerlo todos los días.
  • Sentir que ya se posee aquello que se desea, esperando mientras tanto que el subconsciente dirija las acciones. 
  • Cancentrarse siempre en lo que SÍ se quiere, en lugar de pensar en lo que NO se quiere.
  • Enviar imágenes de lo que se quiere al Universo y visualizarlo. Cuanto más detallada sea la visualización, mejor.

La ley de la atracción, igual que la ley de la gravedad, funciona sin descanso. Solo debemos de ser conscientes de su poder y aprovecharlo para empezar a ver los resultados

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 30

Elías Sánchez
Elías Sánchez
Me dedico al Network Marketing y trabajo como Trader en el mercado de divisas de Forex. Soy un joven emprendedor viviendo en Buenos Aires, Argentina. Me apasiona escribir sobre medio ambiente, desarrollo personal, viajes y tecnología, siempre procurando impactar positivamente…

Referencias: Prosperidad Universal.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre