¿Sabes qué es el Hygge y cómo ayuda a conseguir la felicidad?

El Hygge (pronunciado “juga”, en español) es un concepto danés que deriva de un término noruego y, pese a que no tiene una traducción específica en español, esta palabra puede asociarse como sinónimo de comodidad y bienestar.

Hoy en día, aún en medio del ajetreo del mundo actual, Dinamarca es el país con los mayores índices de felicidad del mundo, sobre todo gracias a que el Hygge es parte de la herencia cultural de dicho país.

Este concepto hace más placentera la prolongada estancia de los daneses en sus hogares, mejorando notablemente su calidad de vida y teniendo en cuenta la inclemencia del clima que impera en Dinamarca.

Los psicólogos han comprobado que el Hygge tiene un gran efecto sobre el estado de ánimo de los daneses en medio del ajetreo de la vida cotidiana. En efecto, esta filosofía de vida tiene como prioridad mejorar la calidad de vida del individuo.

En su libro Hygge: la felicidad de las pequeñas cosas, el autor Meik Wiking, expone que la clave del Hygge es una forma de vida que se enfoca en lo acogedor, placentero, confortable, simple, sencillo y armonioso.

 Hygge Meik Wiking

Si bien es cierto que las emociones no se pueden medir, el grado de felicidad sí. Aunque los daneses también tienen preocupaciones, a nivel de datos, estadísticas y evidencias, son los más felices del mundo.

Se dice incluso que la sensación de felicidad de los daneses se ha incrementado a medida que disminuye la desigualdad. Dinamarca es en la actualidad uno de los países que realza no solo la paridad de recursos económicos entre sus habitantes, sino también la igualdad de género, lo que hace que la mayor parte de su población se sienta satisfecha con su vida.

Al Hygge también se le conoce cómo una filosofía de vida que permite vivir satisfecho y concentrado en los pequeños detalles de la vida, soslayando las preocupaciones cotidianas. El Hygge es el fenómeno del momento.

Tanto en Europa como en Occidente hay un creciente interés en el Hygge, el cual está relacionado con autocuidado y con la satisfacción que generan los pequeños placeres de la vida. El autocuidado tiene mucho que ver con la capacidad del ser humano para ser amable consigo mismo.

Hay quienes definen el Hygge como el arte de lo agradable para el alma. Implica sentirse seguro y protegido en el ambiente acogedor del hogar, en compañía de los afectos. Su poder terapéutico es innegable.

Más allá de que sea considerado una nueva tendencia de moda, el Hygge es una práctica habitual de los daneses que les permite sentirse cómodos con las cosas simples de la vida.

Hygge - Disfrutar de las pequeñas cosas
Foto: tirachard

En Dinamarca, el Hygge normalmente se pone en práctica en las épocas de invierno, pero nada impide que pueda llegar a aplicarse en cualquier época del año. Se trata de una forma de ver la vida, apreciando el presente, disfrutando del entorno y de la gente que rodea la vida del individuo, en medio de un ambiente de disfrute, serenidad y armonía.

Hay muchas formas de aplicar el Hygge, apreciando cada momento, por ejemplo: crear un ambiente hogareño acogedor o minimalista; disfrutar de una taza de té o café; saborear un buen postre; utilizar ropa cómoda; compartir con seres queridos a la luz de las velas o ver una buena película en un ambiente agradable. 

El Hygge también se enfoca en el individuo en sí mismo, fomentando el disfrute de momentos que le hagan sentir bienestar y que le conduzcan a la felicidad. 

De igual manera, el Hygge permite que la persona pueda dedicarse minutos para estar en tranquilidad, alejándose de la tecnología, para con ello, poder disfrutar del presente y ser plenamente consciente de las emociones positivas que le generan los pequeños placeres de la vida.

Los daneses no es que se consideran absolutamente felices todo el tiempo, sino más bien, se califican por lo general, como personas cercanas y hospitalarias que están plenamente orgullosas de su vida. 

El Hygge es un estilo de vida ideal para quienes practican el mindfulnes, dado que permite que cada individuo pueda recuperar la capacidad de estar concentrado en el momento presente.

En su libro “Hygge, la receta danesa de la felicidad” la autora Christina Stub explica que el Hygge es una particular forma de entender la vida, concentrándose en las cosas sencillas para lograr el bienestar pleno.

Hygge Christina Stub

Entre los numerosos beneficios del Hygge, se encuentra el hecho de que ayuda a controlar el estrés y la ansiedad, acrecienta la capacidad de concentración, mejora las relaciones interpersonales, induce al buen humor y sobre todo, permite disfrutar más de la vida.

Sin duda, es el secreto de los daneses para alcanzar la felicidad.

Calificación: 5/5 (4 votos)