Evita el dolor lumbar con estos 7 consejos prácticos

-

El dolor en la parte baja de la espalda puede resultar una incómoda experiencia si no se tienen en cuenta ciertos aspectos para evitarlo. Este puede producirse por diversos motivos, como la irritación o el deterioro de alguna parte de la columna.

Es muy habitual que su aparición obedezca a algún problema muscular; también hay otros motivos, que incluyen degeneración de los discos intervertebrales, la aparición de hernias y problemas en las articulaciones, entre otras afecciones de cuidado clínico.

Todos los casos deben ser analizados por un especialista de la salud, que determinará cuál es la razón del dolor para poder aplicar el mejor tratamiento.

Para ayudar a que el organismo funcione de forma correcta, existen 7 hábitos que pueden aplicarse a la rutina diaria para evitar este tipo de dolencia:

1.- Corregir la postura corporal

Tal vez la persona no lo haya notado, pero es posible que no cuente con una correcta postura corporal. Esta situación puede presentarse tanto al estar sentado como al caminar. La recomendación de los especialistas es mantener la espalda recta al permanecer sentados. Al caminar, la espalda también debe estar recta, la cabeza apuntando hacia el frente y los hombros alineados.

2.- Hacer ejercicio físico

La vida sedentaria guarda relación directa con los dolores lumbares. La inactividad puede favorecer cuando el dolor es muy fuerte. Sin embargo, los médicos aseguran que el ejercicio físico regular es la mejor terapia. Y no necesariamente tiene que ser un ejercicio agotador; una rutina de 30 minutos, 3 veces a la semana, podría funcionar de la mejor manera.

3.- Practicar técnicas de respiración

Estos ejercicios, por muy sencillos que puedan parecer, son muy importantes, ya que contribuyen a llevar oxígeno a todas las células del cuerpo. Además, propician un bienestar físico y mental. Si ya se tiene el dolor debido al estrés, por ejemplo, la persona puede buscar un lugar en el que se encuentre a solas para realizar durante unos 5 minutos una profunda y pausada respiración.

4.- Controlar el peso

El exceso de peso tal vez sea la razón principal por la que han aparecido los dolores en la espalda. Esto obedece a que se sobrecargan los músculos y las articulaciones, con lo que se supera la capacidad de carga de la columna. En este punto, el consejo es adaptar un estilo de vida más saludable, con una alimentación equilibrada, rica en frutas y vegetales.

5.- Evitar el tabaquismo

Fumar nunca ha sido bueno para nada. El tabaquismo, aparte de todas las incidencias negativas que puede causar en el sistema respiratorio, genera una obstrucción en la buena circulación, con lo que se ve reducida la oxigenación de los músculos de la zona lumbar. Además, las toxinas de los cigarrillos dañan los tejidos y los discos vertebrales. Hay que dejar de fumar cuanto antes.

6.- Dormir bien

La calidad del sueño incidirá en que los músculos de la parte baja de la espalda puedan relajarse y estar listos para una nueva jornada de trabajo. En este período se reduce la rigidez y aumenta la oxigenación muscular. Deben respetarse los horarios para ir a la cama, y también es importante dormir con una buena postura, para no experimentar dolores la mañana siguiente.

7.- Elevar las piernas

Al llegar a casa después del trabajo, se pueden levantar las piernas y relajar la zona lumbar. Este ejercicio disminuye la inflamación y evita las contracturas musculares. Para hacerlo, la persona debe estar recostada, manteniendo la espalda recta y con los brazos a los costados del cuerpo. El ejercicio se puede realizar entre 3 a 5 minutos.

En el caso de que los dolores continúen, debe consultarse al médico.

Calificación: 4.1/5 (10 votos)