Una mirada amigable para entender el Sistema Solar

4.6
(19)

A menudo habrás oído hablar del espacio y de los astros en términos que parecen sacados de una novela de ciencia ficción. Unidades astronómicas, años luz, relatividades, materia oscura… todo siempre en términos confusos y para entendidos en la materia. ¡Pero no tiene que ser así! Aquí te mostraremos cómo entender las distancias del Sistema Solar desde una perspectiva fácil y amena que podrás entender rápidamente.

¿Cómo de grande es el Sistema Solar?

Veamos. Sabemos que el Sistema Solar lo componen: una estrella (el Sol), ocho planetas (ya sabes cómo se llaman) con sus respectivas lunas, dos cinturones de asteroides (uno después de Marte, otro después de Neptuno) y un montón de objetos lejanísimos y helados que casi ni nos interesan, llamados Objetos Transneptunianos (ya que están más allá de Neptuno, obvio), pero que son difíciles de estudiar porque no hay manera de verlos. Así que empecemos por el principio.

Coge (en realidad o mentalmente) un disco compacto (CD), que mide unos 12 centímetros más o menos. Ése será nuestro sol, y le impondrá al resto del modelo su escala. Ponlo en el centro de tu jardín (de nuevo, real o imaginario). Ese disco es una bola de fuego inapagable que envía luz y calor a todo el jardín.

Ahora coge una regla común y mide 1,1mm, más o menos lo que mide un granito de azúcar (quizá un poco más). Pues bien, ahí tienes el tamaño a escala de La Tierra. Con todas sus ciudades, con todos sus mares y todos esos sitios que quieres conocer en vacaciones. Vuelve al disco y da seis pasos largos y medio en cualquier dirección: ahí tendrás la distancia a la que estamos del Sol. Si estuviéramos un paso más cerca, nos achicharraríamos como Mercurio (que estará a un tercio del camino, a unos dos pasos y medio, un poco menos). Si estuviéramos un paso más lejos, nos moriríamos de frío como en Marte (que estará casi a diez pasos del Sol). Suerte que tenemos, ¿eh?

Júpiter, ahora, es el planeta más grande del sistema solar. Mide unas 11,2 veces lo que mide la tierra. Eso, a la escala que manejamos, equivale a una medida de 1,2 centímetros. Mídelo con la regla ordinaria: es casi el tamaño de un garbanzo pequeño. Toma este garbanzo pequeño hasta el Sol y compara como sigue siendo nada en comparación con sus 12 centímetros de majestuosidad. Ahora deberás dar 39 pasos desde el Sol, para depositar a Júpiter en su lugar.

Y para hallar el lugar de Neptuno, por ejemplo, el más lejano de los planetas del sistema solar, deberás caminar desde el Sol unos 197 pasos, es decir, un par de cuadras enteras. ¿Ya ves por qué a Neptuno y Urano les dicen los gigantes helados? A esa distancia, ¿qué tanto calor del Sol pueden recibir?

distancias-sistema-solar

El espacio exterior a escala

Ahora juguemos conservando la escala. La estrella más grande que conocemos, VY Canis Majoris, mediría en esta escala unos 265 pasos (casi tres cuadras de diámetro), cien pasos más allá de donde colocamos a Neptuno. Ese es su tamaño total. Compárala con nuestro modesto sol de 12cm. ¿A que ya no luce tan impresionante?

Otra estrella, Próxima Centauri, la más cercana que existe de nuestro Sol, estaría en este modelo a un kilómetro y medio de distancia. Del otro lado de la ciudad, tal vez. No podemos ir caminando hasta ella, como tampoco podemos ir en la vida real en un cohete espacial. Esas distancias son tan grandes que se miden con “años luz”, es decir, la cantidad de tiempo que recorre la luz (y no hay nada más aprisa que ella) en un año completito. Pues bien, nuestro kilómetro y medio son aproximadamente unos 4,22 años luz.

Peor aún: tomando nuestro Sol de 12 centímetros como referencia, el centro de nuestra galaxia (dado que vivimos en un rincón apartado de la misma), estaría a unos 11 millones de kilómetros: ¡no alcanzaría la tierra para medir esa distancia en nuestro modelo! Piensa que de La Tierra a la Luna hay apenas 384.000 km. Las distancias se nos salen de la escala.

Por último, a escala de nuestro Sol de 12 centímetros, el diámetro de nuestra galaxia serían unos 1028 millones de kilómetros: más o menos la distancia real que existe entre el Sol y el planeta Saturno.

Seguro que ahora sí tienes una buena idea de las proporciones astronómicas. No habrá mejor momento para compartir esta noticia con tus amigos, ¿no?





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 19

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre