El poder de una máscara

Durante miles de años África, considerada la cuna del hombre moderno, ha contribuido con la herencia cultural de la humanidad. Su presencia a lo largo del continente americano se hace evidente en  la religión, la música, la cocina, la lengua, la arquitectura, la danza.

A comienzos del siglo XX, las máscaras africanas influyeron notablemente en el arte europeo de aquel momento. Sus formas estilizadas, en ocasiones reducidas a figuras geométricas básicas, fueron tomadas como referencia formal por el arte cubista.

Si bien son objetos cuyo diseño, formas, acabado, uso de colores y materiales les confieren ciertas cualidades plásticas, no constituyen obras de arte en el sentido que tiene este término para el mundo occidental.

Más que aportar placer estético, las máscaras africanas tienen por función comunicar a los humanos con sus ancestros, sus dioses, con las fuerzas invisibles de la naturaleza. Constituyen un poderoso agente de mediación.

Forma y materia

Máscara Satimbé-Sangha, del pueblo Dogón, Mali
Máscara Satimbé-Sangha, del pueblo Dogón, Mali.

Las máscaras africanas pueden cubrir solo el rostro o toda la cabeza. También existen las que se portan sobre los hombros, las que cubren el torso y las que se colocan encima de la cabeza. A veces llevan en la parte superior una plancha vertical o una estructura horizontal muy alta.

Generalmente incluyen la vestimenta que cubre el cuerpo hasta los pies. En muchos casos se complementan con bastones, sonajeros, zancos y otros elementos.

Niños de 9 a 10 años del pueblo Yao, Malawi
Niños de 9 a 10 años del pueblo Yao, Malawi. Participan en un rito de iniciación de circuncisión.
Máscaras de hojas del pueblo Bwa, Burkina Faso
Máscaras de hojas del pueblo Bwa, Burkina Faso.

Se fabrican con madera, cuero, marfil, metal o arcilla; llevan conchas, piel, rafia, hojas, huesos. Muchas son pintadas con motivos simbólicos que refuerzan su capacidad referencial. Ciertos colores y materiales pueden denotar el estatus social de quien las porta.

Máscara del pueblo Bwa, Burkina Faso
Máscara del pueblo Bwa, Burkina Faso.

En los pueblos de Burkina Faso es frecuente el uso de la fibra Hibiscus cannabinus, o Kenaf, como se la conoce en algunos países occidentales, cuya cosecha ocurre antes del periodo anual cuando se realizan las máscaras.

Máscara con siete pájaros tallada en madera. Pueblo Yoruba, Nigeria.
Máscara con siete pájaros tallada en madera. Pueblo Yoruba, Nigeria.

El vídeo registra una danza del grupo Dogón. Aparecen diferentes tipos de máscaras y los materiales de que están hechas.

Los zancos se integran a la coreografía que marca el movimiento de los cuerpos al ritmo de la música producida con los instrumentos de percusión.

Influencia y poder

Máscara Pota o Ginjinga, del pueblo Pende. República Democrática del Congo
Máscara Pota o Ginjinga, del pueblo Pende, República Democrática del Congo.

En las culturas tradicionales africanas,las máscaras participan en ritos vinculados a importantes transiciones de la vida: la fertilidad, el nacimiento, la pubertad, el matrimonio, la muerte; a los ciclos naturales que inciden en las cosechas, o para garantizar valores, el orden social y la seguridad.

Funeral en Panguma
Funeral en Panguma, Sierra Leona, 1936.
Máscara de hombros Nimba
Máscara de hombros Nimba, pueblo Baga, Nueva Guinea. Representa un espíritu de la fertilidad.
Máscara Nimba con el vestido completo
Máscara Nimba con el vestido completo.

hEl vídeo presenta la danza Makishi, de Zambia y Zimbabue. Se trata de un rito de iniciación que marca el fin de la infancia y el comienzo de la adultez en los niños entre 8 y 10 años de edad.

Las máscaras conocidas como Kpelie (o rostro de la muerte) corresponden a  la sociedad secreta Poro, del grupo Senufo, en Costa de Marfil.

Consideradas femeninas, su función es agradecer la buena cosecha a los ancestros.

Máscara Kpelie del pueblo Senufo
Máscara Kpelie del pueblo Senufo, Costa de Marfil. (Museo Metropolitano de Nueva York)
Niños regresando de su iniciación en el Poro
Niños regresando de su iniciación en el Poro en 1936, Sierra Leona.

Las máscaras  Kuba  recrean la fundación de esta dinastía y la historia de la familia real. La mitología se desarrolla en torno a tres personajes, cada uno representado por una máscara: Woot, el creador y fundador de la dinastía (Mashamboy); su esposa (Mgaady a mwaash); y Bwoom. 

Máscara masculina Mashamboy
Máscara masculina Mashamboy del pueblo Kuba. Representa a Woot. República Democrática del Congo. (Museo Linden, Stuttgart, Alemania)
Máscara femenina Mgaady a mwaash
Máscara femenina Mgaady a mwaash del pueblo Kuba, República Democrática del Congo. (Museo Real de África Central, Bruselas, Bélgica)
Máscara masculina Bwoom
Máscara masculina Bwoom, del pueblo Kuba, Kasai Occidental. (Museo real del África Central)

La identidad de Bwoom varía según las distintas versiones del mito; puede representar al hermano más joven del rey Woot o a una persona común. Encarna una fuerza subversiva dentro del poder. Usualmente la máscara Bwoom aparece en conflicto con la de Woot.

Máscara de antílope
Máscara de antílope del pueblo Guro o Baoulé. (Museo de Arte de Honolulu)

Animales como el  elefante, el chimpancé, el búfalo y el antílope aparecen en las máscaras la sociedad secreta Zamble, del pueblo Guro, en Costa de Marfil.

Se cree que el antílope es una entidad mítica que enseñó el cultivo a los humanos. La máscara participa en danzas que aseguran la fertilidad de los campos.

Máscara Ngblo
Máscara Ngblo del pueblo Baoulé, Costa de Marfil. Colección Fundación Museos Nacionales / Museo de Ciencias de Caracas. Foto: Alexa Herrera)

Las máscaras Baoulé pueden ser abstractas, con forma de animales o, como la que se muestra, con rostro humano. En este último caso son convexas, y los rasgos se distinguen por las cejas arqueadas, los ojos semiabiertos, boca pequeña y nariz fina. Llevan pequeñas figuras de animales encima. Son usadas en eventos de diversión y entretenimiento, si bien tienen una función de protección.

Más allá del objeto

Las máscaras, como otros productos culturales de África, responden a la creencia en fuerzas vivas que se manifiestan en forma de ancestros, elementos de la naturaleza u otra clase de espíritus, cada uno de los cuales posee su identidad propia.

Piezas de mobiliario, tejido, estatuillas, pesos para el oro, entre otros utensilios, adquieren funciones que trascienden su utilidad práctica. Actúancomo depositarios o como mediadores de las fuerzas espirituales.

Ibeji, Nigeria
Ibeji, Nigeria. (Colección Fundación Museos Nacionales/ Museo de Ciencias de Caracas. Foto: Alexa Herrera).

Los Ibeji son típicos del grupo Yoruba. La alta frecuencia de partos de gemelos y la elevada mortalidad infantil dio pie al culto basado en la creencia de que el alma del infante que muere puede ser trasladada a la estatuilla. Por ello, esta es cuidada y alimentada como si se tratase del niño en vida.

Nkisi
Nkisi, República Democrática del Congo. (Colección Fundación Museos Nacionales/Museo de Ciencias. Foto: Alexa Herrera)

Las figuras de poder, o Nkisi, poseen una energía neutral que puede ser usada con diversos fines. Los Songye creen que estas piezas aumentan su eficacia si se le agregan ciertos objetos, sustancias o emblemas gráficos.

La estatuilla que se muestra tiene un pedazo de tela de yute que cubre su parte inferior y otro introducido en el orificio en su cabeza. Allí se colocan los elementos de poder.

Generalmente estas estatuillas se utilizan para asegurar éxito, fertilidad, riqueza o para proteger contra las enfermedades.

Apoya cabeza, Somalia
Apoya cabeza, Somalia. (Colección Fundación Museos Nacionales/Museo de Ciencias de Caracas. Foto: Alexa Herrera).

Los apoya cabeza se usan en principio para apoyar la nuca y proteger los elaborados peinados de las mujeres y, en menor grado, de los hombres.

En  Mali servían para mantener la cabeza del difunto enterrado en las tumbas cavadas en los acantilados. Para los Luba también eran el receptáculo de los sueños a través de los cuales se reciben las confidencias de los antepasados.

La etimología, como conclusión

En latín persōna (de per sonare, o sonar a través de) es la máscara de teatro. Se cree que el término viene del etrusco phersu (máscara), y este del griego prósôpon, o la máscara de teatro que servía para expresar emociones y a la vez ayudar a proyectar la voz; luego, la misma palabra también designó a quien la portaba.

El psicólogo Carl Jung tomó prestadas dichas nociones. Llamó persona a las máscaras que se coloca un individuo para adaptarse a las distintas situaciones del medio social. Lo hace para engañar a los demás y a menudo también a sí mismo.

La comedia y la tragedia. Mosaico romano. Siglo II d.C.
La comedia y la tragedia. Mosaico romano. Siglo II d.C.

La etimología entrelaza la idea de máscara con las de rostro, rol, personaje, y persona; y se entiende que su función es ocultar, proteger y a la vez revelar identidades.

La máscara africana expresa los ideales comunitarios, define el poder y el liderazgo. Protege, salva, cura, celebra los ciclos de la vida. Quien la porta trasciende su propia identidad y se convierte en un ser espiritual.

Referencias:

  • AbiBlyth. (2009, Ene 26). Mali 2009 – Dogon mask dance. [Archivo de vídeo] Disponible en https://youtu.be/xkkX1FHRgjo
  • China Xinhua Español. (2015, Oct 11). Danza de máscaras de áfrica del Sur, un patrimonio inmaterial de la UNESCO. [Archivo de vídeo] Disponible en https://youtu.be/JibhKVoET9A
  • Clarke, C. (2006). The Art of Africa. A Resource for Educators, New York, USA: Metropolitan Museum of Art.
  • Elsen, A. (1969). Purposes of Art. An Introduction to the History and Appreciation of Art, New York, USA: Holt, Reinhart and Wilson, Inc.
  • GilandAriane. (2008, Mar 12). Nimba mask dance – boke, guinea. [Archivo de vídeo] Disponible en https://youtu.be/-vbFcdtZQQs
  • González, R. (2016, Nov 20). Lo que hay detrás de una máscara. Recuperado de https://www.elnuevodiario.com.ni/especiales/410752-que-hay-mascara/
  • Koloss, H. (1990). Art of Central Africa: Masterpieces from the Berlin Ethnographic Museum, New York, USA: Metropolitan Museum of Art.
  • Metropolitan Museum of Art. (s.f.) Heilbrunn. Timeline of Art History. Face Mask (Kpeliye’e). Recuperado de https://www.metmuseum.org/art/collection/search/312416
  • Scott, J. (1993). Presencia Africana, Caracas, Venezuela: Fundación Museo de Ciencias.
  • Ravenhill, Ph. (1993). Dreaming the Other World: Figurative Art of the Baule, Cote d’Ivoire, Washington, USA: National Museum of African Art.
  • Terrades, V. (2015). Esto no son máscaras africanas. Recuperado de Esto-no-son-máscaras.pdf
Calificación: 5/5 (6 votos)