Curiosidades de los premios Oscars

3.5
(2)

Los premios Oscars son en la actualidad uno de los hitos en el cine mundial más importantes, o al menos de los artistas oficiales de las principales industrias norteamericanas y occidentales, ya que lo entrega la Academia de las Artes y las Ciencias del Cine de Estados Unidos.

Ganar un Oscar, en ese sentido, es una importante instancia de consagración hoy en día para actores, directores o miembros del cuerpo técnico de filmación, pero también una importante fuente de promoción que estimula enormemente la taquilla de las películas seleccionadas.

Todos hemos visto alguna entrega de estos premios, que reúnen año tras año a múltiples personalidades del cine y del show business norteamericano, desde que en 1929 ocurriera la primera entrega en el hotel Roosevelt en la ciudad Los Ángeles. Se trata, pues, de un hito masivo en términos televisivos y un espectáculo central en la dinámica cultural estadounidense.

Pero ¿qué sabemos realmente de la historia de este prestigioso galardón?

La historia de la estatuilla de bronce

El diseño de la estatuilla que se entrega anualmente a los galardonados fue creado en 1928 por Cedric Gibbons, quien era el director artístico de los estudios MGM (Metro Goldwyn Meyer), y la primera fue esculpida ese año por George Stanley. Su diseño se ha mantenido con variaciones mínimas desde las primeras ediciones hasta hoy.

Cedric Gibbons creador estatuilla de los Oscars

El mayor ganador en la historia del certamen

Nadie ha ganado más premios Oscar que Walt Disney con sus filmes animados. Se le adjudican alrededor de 60 distintas nominaciones y 26 estatuillas recibidas.

La ovación más larga de todos los premios Oscars

Charles Chaplin se presentó a los Oscars en 1972, siendo ya una leyenda del cine, para recibir un reconocimiento honorífico. Se había exiliado en Suiza y no había vuelto a hacer cine, desde que se le acusara de comunista y perdiera la nacionalidad norteamericana.

Recibió la estatuilla de manos de Jack Lemmon y además una ovación de pie de toda la concurrencia, de casi doce minutos de duración: la más larga en absolutamente toda la historia de los Oscars.

Premios Oscars entregados póstumamente

Sólo ha habido dos estatuillas entregadas de manera póstuma: la primera en 1976, por mejor actor principal, a Peter Finch por el filme Un mundo implacable.

Peter Finch - Un mundo implacable

La segunda fue a mejor actor de reparto y en 2009, entregada a la familia de Heath Ledger por su magistral actuación en Batman: El caballero oscuro, poco tiempo después de que el actor hubiese sido encontrado muerto en su casa, víctima de una sobredosis accidental de medicamentos.

Una protesta en los premios Oscars

En la entrega de 1973 de los premios, Marlon Brando resultó ganador del Oscar por mejor actor principal en El padrino. En lugar de acudir a la ceremonia, asumió su lugar una chica vestida como nativa americana apache, como una forma de protestar por el lugar que Hollywood y la academia daban a las tribus originarias norteamericanas.

Superman reaparece en los Oscars

Después de que Christopher Reeve, el famoso actor que dio vida en celuloide a Superman, tuviera un accidente montando a caballo y quedara cuadripléjico, no se le había visto de nuevo en escena.

Pero ese mismo año, en la edición de los Oscars, tuvo una aparición estelar, en su silla de ruedas, desde donde insistió en la importancia de sensibilizar a la audiencia respecto a los temas sociales, algo que ya venía haciendo con su fundación y de manera voluntaria desde años atrás. Los verdaderos superhéroes, sin duda alguna, no llevan capa ni necesitan ser invulnerables.

El discurso más largo de los Oscars

Se le atribuye a la actriz y cantante Gwyneth Paltrow en 1999, cuando fue premiada por su actuación en Shakespeare enamorado. Durante diez minutos (que suena a poco pero en tiempo de TV es un montón) la actriz agradeció a la academia y a su familia, conmocionada hasta las lágrimas por un éxito que aparentemente la cogió por sorpresa.

Gwyneth Paltrow - Shakespeare in love

La primera mujer afrodescendiente en ganar un Oscar

Aunque parezca mentira, fue Halle Berry por Monster’s Ball, en 2002. En su discurso, tras recibir la estatuilla de manos de Russel Crowe, Berry dedicó el premio a todas las actrices afroamericanas que habían sido nominadas en ediciones anteriores y curiosamente no se habían alzado nunca con la victoria.

Con esta lista de datos y curiosidades sobre los premios Oscars estarás preparado para recibir la nueva edición y saber mucho más de lo dicho en el guión de los presentadores. ¡Así que anímate entonces y comparte esta noticia con en tus redes sociales!





Puntúa este contenido

Puntuación: 3.5 / 5. Votos: 2

Julia Cotino

Julia Cotino

Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre