Los Oscars: datos curiosos que desconoces sobre su historia

4.4
(21)

Desde el 16 de mayo de 1929, fecha en la que se celebró la primera entrega de los Oscars en el Roosevelt Hotel, todo ha cambiado mucho. Se ha ampliado poco a poco la importancia, el glamour y hasta la visibilidad mediática.

En sus comienzos, la ceremonia se trataba de un simple banquete en el que se realizaba la entrega de premios que ya eran conocidos, por ese motivo los nominados no asistían.

Las grandes ceremonias que se realizan actualmente comenzaron cuando los nombres de los premiados pasaron a ser un secreto, para dar más emoción al evento.

En el año 2002 se produjo uno de los cambios más importantes en la ceremonia de los Oscars: se dejó atrás el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles para continuar su historia en el Kodak Theatre.

Conocido como “joya de la corona” de las celebraciones, el Kodak Theatre tiene capacidad para 3.400 personas, entre butacas, balcones y reservados. Su construcción clásica y moderna se inspiró en el Capitolio del Vaticano y en el artista Miguel Ángel.

Los medios de comunicación han participado para hacer de la ceremonia de los Oscars un grandioso fenómeno social, envuelto de gala y espectáculo.

Hoy en día, la fiesta que se celebra tras la ceremonia ha adquirido mucha importancia. En ella, los medios de comunicación recogen palabras y sentimientos de los ganadores y también de los que apenas quedaron como nominados.

Además de la gran ceremonia, hay otras fiestas privadas que organizan instituciones benéficas, donde se hacen presentes las limusinas, la elegancia y el glamour.

Alrededor de 46 organizaciones de caridad participan en la ceremonia de los Oscars. De esta manera, además de permitir que las personas disfruten con el nerviosismo y emoción del evento, también se realizan obras benéficas.

El conocido “The winner is…” se cambió en el año 1998 por “The Oscar goes to…”, porque la academia pensó que al emplear el término “winner” (ganador) se estaría insinuando que los demás eran “loosers” (perdedores).

Por último, el dato más curioso en la historia de los Oscars es el del exhibicionista de la gala de 1974, que decidió lanzarse al escenario con un símbolo de paz.

El presentador de aquella noche, David Niven, salió muy bien del apuro cuando señaló que el hombre solo había conseguido “mostrarnos sus pequeñeces”. Con este comentario, el público estalló en carcajadas.

Este galardón siempre ha dado de qué hablar, y una muestra de ello son la cantidad de historias interesantes que ha generado a lo largo de los años. ¿Quieres saber cuáles han sido las más destacadas? No te pierdas este artículo.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.4 / 5. Votos: 21

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre