Conquistar sin riesgo es triunfar sin gloria

5
(6)

“Solo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos terminan consiguiendo grandes éxitos.” –Robert F. Kennedy

Cuando una persona decide cambiar dando un paso al frente, todo su entorno cambia. Cuando asumimos el compromiso de ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor.

Somos libres de decidir, para elegir opciones aunque nadie nos entienda.

Las decisiones importantes debemos tomarlas con coraje, irreverencia, desprendimiento y con cierta dosis de locura, solo guiados por nuestra alma.

La vida y el universo aprenderemos a entenderlos y valorarlos cuando no busquemos explicaciones, cuando apartemos la lógica, cuando veamos las cosas desde otro ángulo, cuando entendamos que las cosas más simples son las más extraordinarias.

Vamos a cambiar, desafiémonos, no temamos a los retos. Insistamos, una, otra y otra vez más, hasta el cansancio, hasta que duela. Recordemos que la fe es nuestra compañera en esa batalla llamada día a día.

No nos demos nunca por vencidos, así esté oscuro, vamos a creer en nosotros mismos, vamos a ver mas allá, busquemos en nuestra fe esa luz que nos llevará más adelante para conseguir lo que queremos.

“Conquistar sin riesgo es triunfar sin gloria.” –Pierre Corneille

Debemos tener presente que, para obtener lo que soñamos, y por lo que trabajamos, debemos superar nuestros miedos y asumir riesgos que nos pueden tumbar, que nos pueden llevar al fracaso en un abrir y cerrar de ojos. Esto hará que la victoria, cuando llegue, sea gratificante y nos llene de paz.

Los seres humanos nos sentimos cómodos en nuestra zona de confort y nos cuesta mucho arriesgarnos a cambiar. Al fin y al cabo, el valiente que lucha por su sueño está asumiendo el gran riesgo de perderlo todo, pero su objetivo es obtener la conquista de sus anhelos, de sus sueños, venciendo sus limitaciones y superando sus miedos.

El asumir riesgos es tan propio del ser humano como el respirar y es por ello que se encuentra en todos los aspectos de nuestras vidas. Las decisiones que se tomen en algún momento dado, definirán el futuro y demostrarán si el riesgo que asumimos valía la pena o no, y si la decisión tomada fue la correcta.

«La vida es una sucesión de lecciones que deben vivirse para ser comprendidas.» –Helen Keller

Y si algo no sale bien, busquemos estar mas tranquilos y tratemos que nuestra alma se encuentre en paz, empecemos de nuevo, porque el secreto está en no tener miedo de perder, miedo de equivocarnos y de saber que es necesario caer para levantarnos.

Pidamos fuerza, fe y sabiduría para encontrar el momento exacto de dar ese paso, sin mirar atrás, sin arrepentimiento, a riesgo de todo, sin que importe nada.

Y si esto no fuera suficiente, sentémonos, respiremos, suspiremos y, viendo las cosas con otro ángulo, intentémoslo otra vez pero con más fuerza, con más ganas.

El mundo está en manos de los valientes, de los locos, de los soñadores, de aquellos que tienen el coraje de realizar sus sueños y de asumir el riesgo de perderlo todo por conseguirlo todo, sin importar nada.

“Ningún camino de flores conduce a la gloria.” –J. de La Fontaine

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 6

Armando Colmenares
Abogado litigante y profesor universitario. Eternamente irreverente, coach motivacional. Creyente del empoderamiento. Autor del blog matkubblog.wordPress.com.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre