Sing Street, la comedia musical que nos anima a perseguir nuestros sueños

5
(1)

La historia muestra lo que es capaz de hacer un joven para conseguir la atención de su amada, con la música como puente para hallar el verdadero sentido de la vida.

El amor siempre ha sido una inspiración para la música y para el resto tendencias artísticas en todo el mundo.

Así es el caso de la película Sing Street, disponible en Netflix, en la que Conor, un joven adolescente interpretado por Ferdia Walsh-Peelo, busca impresionar a Raphina (Lucy Boynton), formando una banda de rock con un puñado de sus compañeros de colegio.

En la institución pública y católica los episodios de violencia son constantes, por lo que los curas deben emplear castigos que resultan humillantes. Conor también debe resistir a múltiples situaciones para poder continuar tras dejar su educación privada.

Dificultades familiares

Desde su estreno en 2016, la película de John Carney solo ha recibido buenas críticas por hilvanar de forma convincente todos los elementos involucrados: música, amor, familia, amigos y nostalgia.

Ambientada en Dublín (Irlanda) durante la década de los años 80, Sing Street refleja también las dificultades económicas de una familia que busca seguir adelante a pesar de la situación.

Aunque inicialmente Conor se refugia en la música como una alternativa a sus problemas familiares, pronto descubrirá que las canciones pueden llevarlo a donde nunca antes imaginó. Es entonces cuando aparece Raphina, una mujer mayor aspirante a modelo que le robará el corazón desde el primer momento.

El propio director del film se inspiró en sus años como estudiante para recrear la historia. Carney, al igual de Conor, según ha publicado el portal stuff.co.nz, no pertenecía a ningún grupo o estereotipo formal. Tampoco tenía un perfil deportivo ni académico, aunque, como todos los niños, quería formar parte de algo.

Walsh-Peelo ha dicho que desde niño estuvo relacionado con la música. “Toqué música toda mi vida”, destacó el actor que creció en medio de una familia amante de este arte.

Su madre enseña música, su padre cantó durante varios años y su hermano mayor lo hace a tiempo completo.

“Cuando éramos pequeños todos estudiamos música clásica”.

Seguir sus instintos

La película no es un musical ni tampoco busca resaltar el poder que tiene la música en la vida de las personas.

Su verdadero mensaje tiene que ver con que todos hagan lo que realmente les apasiona y asumir riesgos. Creer en que uno mismo puede cambiar al mundo desde una habitación.

Sing Street alcanzó una nominación a Mejor Película en la categoría Comedia/Musical en la edición 2016 de los Globos de Oro, y se llevó el premio a la Mejor Soundtrack en la entrega de los galardones que organiza la Crítica Cinematográfica.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre