Angkor Wat, el templo más grande del mundo

4.9
(7)

Este imponente templo hinduista del siglo XII es la construcción religiosa más grande del mundo y la mejor conservada del imperio jemer. Casi mil años después de su inauguración sigue dejando con la boca abierta a todo el que lo visita…

Angkor Wat es uno de los destinos favoritos para las visitantes de Camboya. En los últimos años, ha recibido a muchos turistas provenientes del propio continente asiático y de Europa.

Historia de Angkor Wat

A pesar de su antigüedad y de estar situada en medio una ciudad abandonada, el templo hinduista Angkor Wat se mantiene en perfecto estado y aún es centro de celebración de fe.

Según la religión hindú, los dioses viven en Mount Meru, y Angkor Wat se creó como la representación en la Tierra de esa figura divina.

Su construcción empezó en 1113, y desde el principio se planteó para que sus dimensiones superarán en altitud al resto de las construcciones de la ciudad. Como consecuencia, hoy sigue siendo la construcción religiosa de mayor tamaño en todo el mundo.

Además de un templo, fue el centro político del imperio jemer y el palacio donde residía el rey Suryavarman II, su promotor, y su séquito de mujeres. De hecho, a excepción del rey, en él solo podían vivir mujeres. En el lugar hoy yacen los restos del monarca y de sus acompañantes.

Detalles del interior

En las paredes del templo se ven más de 3.000 esculturas de Apsaras, una figura que representa a ninfas celestiales.

Todas las esculturas son diferentes. Poseen cualidades que casi les otorgan personalidad propia. Facciones exclusivas, juego de joyas únicos y peinados personalizados (las esculturas del templo lucen hasta 37 estilos de peinados diferentes.

Se cree que estas figuras fueron realizadas a imagen de las acompañantes del rey, lo que explica por qué difieren tanto unas de otras.

Algunas de las apsaras sufrieron daños durante labores de limpieza del templo en la década de los 80’s. Actualmente hay organizaciones trabajando para restaurarlas.

Una de las cosas que llama más la atención, es la cantidad de detalles que conforman el decorado del templo. Las paredes están llenas de figuras talladas que narran momentos importantes de la historia, o escenas mitológicas.

Por ser un edificio religioso, para visitarlo hay que cumplir con un código de vestimenta que demuestra respeto. Esto implica cubrir los hombros y brazos, y las piernas por debajo de las rodillas.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.9 / 5. Votos: 7

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre