4 cosas que nadie te dice cuando vas a iniciar un negocio

-

Tener un negocio propio es el sueño de muchas personas. Existen un sinfín de expertos y coaches que ayudan a los nuevos emprendedores en la transición de pasar de ser un empleado con un pago mensual asegurado, a ser dueño de un negocio.

No todas las enseñanzas han sido publicadas en libros, video-tutoriales o blogs. Lo que en teoría parece sencillo y se plantea como un camino de éxito, en la realidad lleva a la persona a lidiar con obstáculos, imprevistos y situaciones que a veces parecen imposibles de superar.

Para evitar decepciones, es importante conocer ciertos aspectos.

1. Las tareas diarias no son las que se esperan

Independientemente de lo que se quiera hacer, es necesario entender que un emprendimiento requiere mucho más que habilidades y conocimientos en un área específica.

La persona debe aprender también gerencia, negociación, contabilidad, marketing y posicionamiento web.

No se trata solo de trabajar en lo que se quiere. Se debe dedicar una buena parte del día a hacer labores técnicas y cargadas de razonamiento que quizás no apasionan tanto, pero que son las que mantienen con vida un negocio.

2. Es necesario trabajar la paciencia

Puede que se trate de un negocio único, innovador y que supera a la competencia, pero los resultados positivos tardarán en hacerse visibles. De hecho, lo común es que los primeros años se generen más gastos que ingresos.

El emprendimiento puede tardar más dos años en alcanzar el éxito, un buen posicionamiento y una cantidad de clientes habituales que le permitan mantenerse y convertirse en un negocio rentable.

3. Cualquier organización fallará

Emprender implica asumir riesgos. La mayor parte de los emprendedores organizan hasta el mínimo detalle para garantizar alcanzar la meta sin ningún tipo de imprevistos, pero siempre aparecerán obstáculos que no fueron considerados previamente.

Nadie posee todos los conocimientos. Muchas habilidades y experiencias solo se adquieren en el camino, y es necesario estar preparado para adaptarse a los cambios y aprender de ellos.

Muchos imprevistos a veces tienen como única solución un segundo trabajo para poder cubrir los gastos generales y los pedidos a proveedores.

4. Se aprende con la práctica

Es común pasar gran parte del tiempo investigando y escuchando consejos de expertos, pero los avances solo se logran dejando a un lado la investigación, y actuando.

Es importante entender que nunca se logrará estar 100% preparado para afrontar todas las situaciones. Las enseñanzas más importantes se aprenden sobre la marcha.

Referencias:

Calificación: 4.5/5 (11 votos)