La resiliencia en los negocios: el arte de adaptarse a las adversidades

4.8
(6)

La resiliencia es la capacidad de adaptarse a las situaciones adversas, y es una herramienta imprescindible para tener éxito en los negocios. Estos son sus beneficios personales y empresariales…

El ser humano tiene la capacidad de amoldarse a cualquier circunstancia, por más complicada que esta sea. Precisamente de esto se trata la resiliencia, de la habilidad que desarrolla una persona para adaptarse a las situaciones adversas, consiguiendo superarlas mediante un punto de vista positivo.

Esta palabra se ha popularizado en los últimos años y ha empezado a aplicarse en diferentes aspectos de la vida. Muy a menudo en los negocios, indicando que cualquier escenario negativo se puede transformar en una oportunidad a la cual sacar el mejor provecho.

Beneficios en tiempos de crisis

Una empresa resiliente tiene mejor respuesta ante cualquier coyuntura. Sin embargo, no hay que confundir esta palabra con “aguantar” o “esperar” a que ocurra algún inconveniente para actuar, pues hay formas correctas de promoverla y aplicarla en el mundo de los negocios.

A partir del momento en el que todos los individuos que conforman un entorno laboral toman consciencia de la resiliencia y de su significado es posible resolver los problemas de forma no conflictiva.

Por otro lado, este concepto ayuda a fomentar el aprendizaje y la empatía entre los miembros del equipo, además de incentivar las buenas relaciones laborales.

A nivel personal, desarrolla la autoestima, por lo que el trabajador estará implicado al 100% y será capaz de enfrentar situaciones imprevistas con la mejor actitud.

Cuando un sistema se derrumba, con resiliencia puede reactivarse con mayor rapidez y eficiencia, con la ventaja añadida de que la experiencia se convertirá en un valioso aprendizaje.

No se trata de aguantar, sino de anticipar

Muchas veces se confunde la resiliencia con “aguantar”. No obstante, hay que comprender que se trata de términos cuyos significados distan mucho el uno del otro, pues la primera es básicamente una forma de afrontar los obstáculos que se presentan con positivismo, sin caer en el estrés o la negatividad.

La resiliencia en los negocios no es otra cosa que anticiparse a las crisis, pero ¿cómo conseguirlo? Manteniendo un equipo bien cohesionado y sabiendo identificar los factores de riesgo, ya sean internos o externos, que puedan generar cualquier desequilibrio.

Una persona resiliente confía en sus habilidades y sabe aplicarlas en cualquier entorno. Además, controla sus emociones y no se deja superar por el estrés. Sin embargo, como aclaran los expertos, no se trata de trabajar hasta el cansancio, sino de usar la resilencia para ser eficientes en los momentos de crisis.

Referencias:

 

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.8 / 5. Votos: 6

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre