10 lecciones de vida que David Bowie nos dejó

4.7
(6)

El mundo de la música es más brillante gracias al hombre “que cayó de las estrellas”, David Bowie. Estas son las 10 reflexiones o lecciones de vida más importantes del hombre de Marte, resumidas en una especie de decanato…

A pesar de ya no estar físicmente entre nosotros, David Bowie es, y seguirá siendo, uno de los artistas contemporáneos más influyentes de la historia.

Repasamos las lecciones que el talentoso Thin White Duke dejó a la humanidad en su legado musical de 50 años de carrera artística.

1. No importa si no hay un plan

En el concierto donde celebraría su cumpleaños número 50, en el emblemático Maddison Square Garden de Nueva York, Bowie dijo a la audiencia una de sus frases más recordadas: «No sé dónde voy desde aquí, pero prometo que no será aburrido.»

2. No hay que tomarse la vida tan en serio

Bowie, lejos de engrandecerse en ego, tomó una actitud humilde y despreocupada. Muestra de ello es el gracioso cameo que hizo en la película ‘Zoolander’ (2001), en la piel del “juez de turno”.

3. En caso de dudas, romper con todo y coger un vuelo a Berlín

En 1976 Bowie se mudó a la capital alemana para vivir en un apartamento en Hauptstraße junto a Iggy Pop, en un intento por recuperar la creatividad. El resultado fue una trilogía de álbumes que conforman ‘The Berlin Triptych’.

4. Está bien experimentar la sexualidad

Bowie no solo es recordado por sus actuaciones en vivo extravagantes y vanguardistas, sino también por su complicada vida sexual. Si bien alegó ser bisexual a la revista Melody Maker en 1972, posteriormente se retractó de estas declaraciones en la revista Rolling Stone.

5. La fama está bien, pero hay más cosas en la vida

Para Bowie, poco valor tenía la fama frente a la capacidad de invención de un artista. Así lo reflexiona en su canción ‘Fama’, en la que afirma que: «La fama hace que un hombre se haga cargo de las cosas… Le hace perder, difícil de asimilar”.

6. En el baile encontrarás todas las respuestas

Ante la tristeza o desasosiego, nada mejor que: “ponerse los zapatos rojos y bailar el blues».

7. Los líderes tampoco tienen las respuestas

David Bowie también fue un crítico de los sistemas de gobierno. Con una retórica ácida y reflexiva, sienta en el banquillo a los líderes políticos de su natal Reino Unido, con letras como la de Changes:

«Y estos niños a los que escupes, mientras intentan cambiar sus mundos, son inmunes a tus consultas, son muy conscientes de lo que están pasando”. Se refería al incremento de las matrículas universitarias en 1971.

8. Una cosa es gustar y otra es amar

En su canción ‘Drive-in Saturday’, lo deja muy claro, al decir que: «Ella no está segura de que realmente le guste, pero sabe que realmente lo ama».

9. Haz lo que quieras con la moda

Para ser considerado un icono de la moda, Bowie tuvo que separarse del resto de sus contemporáneos. ¿Cómo lo hizo? Dejando de seguir tendencias del momento y desdibujando los límites de la ropa de género.

10. La evolución es la única constante

Que los constantes experimentos de ego de Bowie no engañen a nadie, pues no estaban ahí por nada. Eran la presentación de diferentes metamorfosis a las que el artista sometió su obra musical, que es tan prolífica como sus personajes.

Pasando por el glam rock y abarcando una gran variedad de estilos, en su obra se conjugan el blues, el rock, el soul, el funk, el pop, la psicodelia, y el folk, entre otros.

Sin duda alguna, el hombre de las mil caras dejó un legado inestimable a la música, que ya se considera un clásico al lado de otras estrellas como Elvis Presley y John Lennon.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 6

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre