Top Manta: un proyecto de emprendimiento de los manteros de Barcelona

El pasado viernes 6 de marzo fue presentada la primera colección de la marca “Top Manta” por el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona. El objetivo de esta iniciativa es mejorar las condiciones de los manteros y sacarlos de la calle.

Cristian Palazzi, director de la plataforma Play Ground, comenta que este proyecto ha sido organizado por 15 miembros del sindicato. Sin embargo, hay que conseguir convencer de que supone una auténtica oportunidad para 100 de los 300 vendedores ambulantes de Barcelona.

La vida de un mantero no es fácil, pues dependen de las ventas que hacen cada día. Los cursos que se han impartido para conseguir llevar adelante el proyecto se han efectuado por la noche, porque si no ese día no se vendería y no tendrían ni para comer.

Play Ground ha conseguido convertir la idea de “Top Manta” en un proyecto real de emprendimiento a través del asesoramiento legal, cursos de formación y apoyo en la estrategia comunicacional.

Su primera colección está compuesta por seis modelos diferentes de sudaderas, camisetas y bolsas de tela en negro, blanco y gris. Tienen inscritas frases como: Legal clothing, illegal people o Fake system, true clothes. Otras muestran dibujos de casas de colores o un rostro con una lágrima junto al ojo.

Campaña de crowdfunding

El pasado 12 de marzo comenzó la campaña de crowdfunding y hasta el momento se han alcanzado 1.773 aportaciones, mediante las cuales se ha conseguido recaudar más de 47.000 euros. No obstante, se espera seguir aumentando la cifra para poder consolidar el proyecto.

Por ahora, la única manera de obtener las prendas es a través del crowdfunding, que ofrece varias formas de colaboración. Sin embargo, el objetivo es comenzar a producir masivamente y pasar a la venta física.

Se pretende encontrar una línea de producción para que la colección pueda venderse en tiendas físicas, aunque la marca “Top Manta” aún no se ha podido patentar, pues fue impugnada al ser considerada muy genérica.

Una tercera parte del dinero recaudado se utiliza para ayudar a la organización y con el resto se cubren las necesidades de producción.

Los vendedores ambulantes han recibido ayuda del Centro Universitario de Diseño de Barcelona (BAU) para la elaboración de los diseños. Además, han contado con asesoramiento legal por parte del bufete Rizoma Abogados, totalmente gratis.

Información: El Periódico.

Calificación: 4/5 (1 votos)