The Human Library, donde los libros son personas

4.6
(5)

The Human Library surgió en la primavera del año 2000 en Copenhague, como un proyecto para uno de los festivales más importantes de Europa, el Festival Roskilde.

En la Menneskebiblioteket (su nombre en danés), los libros son personas y quienes lo deseen pueden leerlos. Sin embargo, no cualquier persona puede ser un libro: debe tener una buena historia para contar. En esta biblioteca, aquello de “expresarse como un libro abierto” se lleva a cabo de manera literal.

Ronni Abergel, una de las fundadoras de este proyecto, comenta que durante mucho tiempo realizaron una lluvia de ideas, hasta llegar al concepto definitivo.

Abergel siempre ha pensado que si las personas que participan en una guerra se conocieran, no estarían dispuestas a pelear. Se les ocurrió entonces la idea de involucrar a personas que hubieran sido estigmatizadas y excluidas de la sociedad, para que consiguieran construir relaciones. Decidieron usar el concepto de “libros” en este proyecto porque las bibliotecas son espacios neutrales.

En aquella época, por la llegada de inmigrantes y algunos movimientos, Dinamarca se encontraba en una situación de cambios sociales. Este proyecto surgió para bajar la tensión.

El evento original duró cuatro días, trabajando ocho horas diarias, y se presentaron 1.000 títulos diferentes. Con estos resultados tenía mucho sentido trasladarlo a otros 70 países, entre ellos: Italia, Islandia, Rumanía y Portugal.

Cómo funciona The Human Library

En Copenhague existe un espacio físico del proyecto, pero los encuentros se celebran por todo el mundo.

Las reglas en The Human Library son muy similares a las de una biblioteca clásica: respetar el libro, devolverlo a tiempo y en las mismas condiciones en las que se recibió. El “lector” tiene un plazo de 30 minutos, durante los que puede realizar cualquier pregunta sobre el tema, y la otra persona actúa como un libro abierto, respondiendo según sus experiencias, valores y opinión.

Algunos de los títulos que se presentan son: bipolar, refugiado, alcohólico, desempleado y soldado. Para que una persona pueda convertirse en libro debe contar su propia historia, siempre en torno a temas específicos: la salud, la etnia, la sexualidad o el estatus social.





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 5

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre