miércoles, 7 diciembre 2022 |

Actualizado a las

1:23

h CEST

9.8 C
Madrid

Aprende más sobre los problemas que pueden ocurrir con los implantes dentales y cómo evitarlos

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Los implantes dentales tienen una alta demanda dada su comprobada efectividad, siendo la mejor alternativa para quienes desean recuperar su sonrisa. En promedio, tienen una alta tasa de éxito, pero es necesario realizar revisiones periódicas y un mantenimiento constante. En muy pocas ocasiones se presentan problemas, los cuales suelen relacionarse con una higiene deficiente o alguna complicación asociada a un fallo en la instalación.

Cada caso es diferente y las razones por las cuales se puede presentar un problema son poco frecuentes. Se sigue recomendando el uso de los implantes dentales, dado que con ellos se pueden corregir múltiples problemas bucodentales. A continuación se trata el tema sobre los posibles problemas que se pueden presentar, así como también cuáles son las medidas preventivas y soluciones que se pueden aplicar. 

¿Cuáles son los problemas más comunes?

Para un implante dental se debe hacer una intervención quirúrgica. Tras la ejecución de este proceso es normal que el paciente sienta algunas molestias en la zona manipulada. Es por ello que se aplica un tratamiento que se basa en la administración de antibióticos y antiinflamatorios. Sin embargo, se deben de seguir una serie de pasos indicados por el dentista, entre ellos se especifica la cantidad de días y las dosis. Generalmente, se deben de tomar durante 10 días consecutivos. 

También se deben realizar visitas periódicas al dentista para verificar que el proceso de osteointegración se está haciendo correctamente. Es aquí cuando se puede presentar el problema más importante relacionado con los implantes dentales. Pueden ser rechazados por el cuerpo, lo cual es el resultado de no adaptarse correctamente a la boca. Se comprueba cuando no crece tejido entre el hueso y el implante, lo que dificulta que se pueda colocar y sujetar la corona. 

También el rechazo puede ser el resultado de una incorrecta cicatrización. En estos casos en particular se debe evaluar la posibilidad de tener que sustituir la pieza dental. De manera que se debe volver a iniciar el proceso, esta vez tomando medidas preventivas para asegurar que encaje con precisión. 

Uno de los problemas más graves es la periimplantitis, que es una infección en las encías que también afecta el hueso. En ciertos casos el paciente no siente dolor, por ello se recomienda mantener un esquema de visitas al odontólogo que sea regular. Además, cuando no se trata a tiempo, progresivamente se va a perder hueso, ocasionando que el implante no tenga de donde sujetarse. 

En otros casos, los pacientes pueden tener una sobrecarga excesiva de presión sobre la pieza dental. Un ejemplo son los pacientes que tienen bruxismo. Este es un trastorno caracterizado por el movimiento constante e intenso de los músculos de la masticación. También pueden ser traumatismos que ocasionan el aflojamiento del implante, específicamente del tornillo de titanio. 

¿Cómo evitar complicaciones? 

Es muy importante seguir el consejo del dentista tratante para asegurar que el proceso de cicatrización se realice sin problemas. Generalmente, en las clínicas dentales se diseñan planes de inspección y mantenimiento personalizados, para hacer un seguimiento continuo durante el proceso de recuperación. Estas revisiones programadas también deben de complementarse con las medidas de higiene y cuidado ejecutadas por el propio paciente. 

Es fundamental que ciertos hábitos dañinos se limiten. Por ejemplo, dejar de fumar o consumir alcohol. Así como también consumir alimentos de consistencia muy dura o que tengan altos índices de azúcar. Estas son medidas preventivas porque es importante evitar que en la zona tratada proliferen bacterias.

Una buena higiene y cepillado regular, siguen siendo las medidas preventivas que mejores resultados proporcionan. Se debe hacer al menos 3 veces al día o después de comer. Cepillarse correctamente ayuda a retirar restos de comida, que después comienzan a descomponerse dentro de la boca, afectando la zona tratada. 

Se pueden usar distintos tipos de cepillos dentales, siendo los más comunes los modelos manuales. Sin embargo, también se pueden utilizar los modelos eléctricos. El barrido mecánico es el más efectivo para retirar toda la placa dental y también debe combinarse con el uso de enjuagues y seda dental para llegar a puntos inaccesibles. 

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Variedades / Aprende más sobre los problemas que pueden ocurrir con los implantes dentales y cómo evitarlos

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre