La piscina ecológica y sostenible que no usa tratamientos químicos

4.9
(10)

Canadá inaugura su primera piscina pública 100% natural, sin mantenimiento a base de productos químicos. Consiguen depurar el agua y eliminar las bacterias de una forma sorprendente. Así es cómo lo hacen.

En Edmonton, Alberta, se inauguró una nueva atracción para el verano: una piscina natural pública. Abrió sus puertas los primeros días de julio y ya cuenta con decenas de personas aguardando en fila para probar el espacio.

Lo peculiar es que no se usa ningún tipo de químicos para su mantenimiento. El agua se limpia y se filtra de forma completamente natural.

Es la primera de su tipo creada en Canadá y la segunda en Norteamérica. Lleva por nombre Borden Natural Swimming Pool, y su construcción tuvo un costo de 14,4 millones de dólares. Se sitúa dentro de Borden Park.

La piscina es una opción fantástica para personas sensibles a los químicos usados tradicionalmente en el tratamiento de este tipo de construcciones, y para los que se preocupan por la ecología y el medio ambiente.

Tratamiento

Piscinas de Borden Park, Edmonton. (Codie McLachlan / Starmetro)

A pesar de no contar con sustancias químicas que eliminen las bacterias, cuenta con un procedimiento natural de limpieza que permite que sea seguro bañarse en ella. El agua es filtrada por medio de plantas, granito y plancton.

Las plantas allí sembradas absorben todo aquello que resulta tóxico para las personas. Para ellas, estos tóxicos son nutrientes necesarios para su desarrollo.

El agua tiene un aspecto ligeramente diferente. Es de un color verde claro, pero mantiene su transparencia, lo que permite poder bucear con los ojos abiertos y ver el fondo de forma cristalina.

Reglamento

Por tratarse de un sistema de purificación diferente, las condiciones para que los usuarios puedan bañarse en la piscina también varían y son muy estrictas.

En primer lugar, deben darse una ducha de pies a cabeza justo antes de entrar en el agua. En especial, si llevan protector solar o algún otro tipo de producto que incluya fosfatos.

Desafortunadamente, no está permitida la presencia de mascotas; sin duda, un punto a mejorar. Tampoco se permite entrar comida ni dejar los zapatos cerca de la piscina, porque podrían generar contaminación.

Piscinas naturales, Edmonton
Borden Park, Edmonton. ( City of Edmonton Recreation Centres – Facebook)

No pueden bañarse personas que cuenten con heridas abiertas o que hayan presentado algún tipo de enfermedad en las dos semanas anteriores.

Por último, es importante que todos los usuarios hagan uso de un vestuario de baño adecuado. No se aceptan shorts deportivos, ropa interior ni prendas hechas a base de algodón, ya que podrían contener elementos contaminantes, como tintes, que hacen daño a las plantas.

Las condiciones climáticas deben ser tenidas en consideración. Si la temperatura del agua llega a 29 ºC o más, las personas tienen que salir de inmediato, pues hay mayor riesgo de que aumenten las bacterias.

El área tiene capacidad para alojar a 400 personas. La entrada a la piscina es gratuita, y está abierta desde el mediodía hasta las 20:00h, aunque puede cerrar antes ya que solo permite que 980 usuarios se bañen en ella al día. De lo contrario, los filtros naturales pueden tener complicaciones para realizar su trabajo.

Aunque haya que seguir ciertas normas, nuevas para la mayoría de bañistas, iniciativas como esta tienen un gran efecto en la salud de planeta y de las personas.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.9 / 5. Votos: 10

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre