Modernizar el baño: cambiar la bañera por una ducha

3.5
(2)

El baño es uno de los lugares donde pueden ocurrir más accidentes en casa. Cambiar la bañera por una ducha y evitar los suelos resbaladizos son formas seguras de reducir las posibilidades de sufrir una caída.

Para incrementar las medidas de seguridad en el baño es importante modernizar este espacio, haciendo reformas e instalando novedosos platos de ducha antideslizantes, los cuales se pueden revisar si se visita conducha.es. Estas son parte de las estrategias de prevención para renovar y hacer más seguro el cuarto de baño.

Suelos resbaladizos: el problema principal

Según un estudio efectuado en 2017 por empresas aseguradoras, las caídas en el baño representan la sexta causa de accidentes fatales en España. Las estadísticas en el mundo no difieren mucho. Del 74% al 85% de los accidentes que ocurren en casa se producen mientras se usa el baño.

Varios trabajos publicados en la revista American Journal of Preventive Medicine ponen aún más en perspectiva este problema: los accidentes en las bañeras encabezan la lista de lesiones domésticas que más visitas generan al hospital. El 50% de los accidentes son por resbalones y caídas al pisar superficies mojadas o húmedas, seguidas por las quemaduras causadas por el agua muy caliente y el semi ahogamiento en la bañera.

Los ancianos y niños son los que más sufren accidentes y caídas en las bañeras y duchas resbaladizas.

5 estrategias de prevención que no deben faltar

Los especialistas recomiendan no demorar el cambio de la bañera por una ducha, y hacer renovaciones inmediatas en el cuarto de baño para convertirlo en un entorno más seguro para niños y adultos. Las siguientes sugerencias son buenas formas de prevenir accidentes:

1- Instalar platos de ducha antideslizantes

Al cambiar la bañera por un plato de ducha se gana espacio para moverse con más confort en el baño. Es importante instalar platos de ducha antideslizantes de calidad, que ofrezcan un agarre muy alto mientras la persona se está aseando. Los hay con tratamientos antibacterianos y antifúngicos para evitar infecciones en los pies.

2- Reforzar con asideros la zona de la ducha

Es importante emplear barras de apoyo para que las personas mayores de 65 años y otros grupos vulnerables puedan sostenerse mientras utilizan la ducha, la taza del baño o incluso el lavabo. De esta manera se reduce la pérdida de equilibrio.

3- Reducir la humedad

El cuarto de baño suele ser una zona con mucha humedad; no solo por el agua que pueda salpicar mientras se utiliza la ducha o el lavabo, sino también por el vapor  caliente. Para reducir la humedad es recomendable contar con ventanas y emplear deshumidificadores mientras se usa el agua caliente.

4- Colocar alfombras antideslizantes

Una toalla en el suelo no es una buena manera de salir de la ducha. Es importante verificar que las alfombras cuenten con bases antideslizantes y cambiarlas periódicamente, pues el vapor y el uso tienden a desgastar las bases de goma u otro material anticaídas.

5- Asegurar las conexiones eléctricas

Recurrir a profesionales para instalar las instalaciones eléctricas es otra forma de prevenir accidentes en el baño. Los aparatos eléctricos y los conectores deben estar lo más lejos posible de las fuentes de agua.

A la hora de hacer reformas en el baño, tampoco hay que olvidarse de las rejillas de desagüe. Deben colocarse adecuadamente para que el agua no se acumule.

Puntúa este contenido

Puntuación: 3.5 / 5. Votos: 2

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre