Un estudio confirma los beneficios para la salud de los baños de sauna

5
(6)

Un cardiólogo de la Universidad finlandesa de Jyväskylä confirma que los baños de sauna tienen muchos beneficios para el cuerpo y la mente. Conoce cuáles son esos beneficios y cuándo están contraindicados.

En algunos países del mundo, los baños de sauna son una tradición muy arraigada. Y es que lo que para muchos es solo una actividad de relajación, tiene también muchos beneficios para la salud y reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

El cardiólogo Jari Laukkanen, de la Universidad de Jyväskylä en Finlandia, realizó una investigación de archivos existentes sobre los beneficios de esta actividad. Sus resultados confirman que los baños de sauna reducen el riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares y relacionadas con la presión arterial alta. También puede prevenir la aparición de enfermedades neurocognitivas, como el Alzheimer.

Los investigadores descubrieron que, además, podría ayudar a pacientes con enfermedades pulmonares o que sufren algún tipo de trastorno mental. Pueden ser usados para tratar artritis, dolor de cabeza, gripe o resfriado. Sin embargo, recomiendan combinar esta actividad con ejercicios y dieta.

Un corto período de tiempo en un sauna provoca la relajación del sistema nervioso y despierta algunas reacciones en el organismo, como bajar la presión arterial y estimular la producción de endorfinas. Además, dilata los vasos sanguíneos, lo que reduce la rigidez arterial, y refuerza el sistema inmune, disminuyendo los riesgos de contraer infecciones o resfriados comunes.

Contraindicaciones

Los baños de sauna son seguros para personas que cuentan con una condición cardiovascular estable. En caso de que haya irregularidades cardiovasculares, podría causar grandes daños. Esto incluye a personas con problemas de arteria coronaria o que han tenido infartos. Tampoco está permitido para personas que hayan estado consumiendo alcohol, pues la combinación podría tener consecuencias mortales.

Si una persona presenta algún trastorno cardiovascular, debe consultar con su médico antes de entrar a un sauna. Las mujeres embarazadas, o que sospechen estarlo, también deben contar con la aprobación de un médico para poder disfrutar de un baño de sauna.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 6

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre