Los libros son para el verano

-

Arenas doradas, palmeras enormes, espectaculares acantilados y…, una biblioteca a pie de playa hecha exclusivamente a base de hojas de palma. Así es la pintoresca Biblioteca de Praia, situada en la playa de Pipa, en el estado brasileño de Río Grande.

El acto de leer debe ser divertido e interesante, por este motivo, desde hace unos años, los libros se han sumado al surf, la vela o al volley playa. Es una ingeniosa oferta que se ofrece a bañistas de todas las edades.

Biblioteca de Praia Pipa, Brasil
Biblioteca da Praia Pipa, Brasil

Las biblioplayas son ejemplos sugerentes de cómo los libros se adaptan al periodo estival y permiten cultivar la mente entre baño y baño. Encontramos ejemplos repartidos por toda la geografía mundial, desde Brasil hasta Australia, pasando por Israel.

Libros en la playa, una iniciativa búlgara

En China es especialmente famosa la biblioplaya de Nandaihe que, además de disponer de un fondo bibliográfico, oferta una amplia variedad de talleres –relajación, primeros auxilios, temática medioambiental–.

La primera biblioplaya obedeció a una iniciativa búlgara, fue Albena Beach Library en el noreste del país, a orillas del mar Negro, que actualmente atrae a más de doscientos mil usuarios todos los años.

Su oferta literaria supera los seis mil libros, una colección que incluye –a lo largo de sus ciento cuarenta estantes– libros infantiles, clásicos, poesía, ciencia ficción, ensayo… ¡En diez idiomas diferentes!

A pesar de todo, y en un sentido estricto, esta biblioteca no debería ser considerada como tal, ya que carece de bibliotecario y de control de préstamo. El autoservicio, junto con la gratuidad, son sus señas de identidad.

Biblioplaya de Albena, Bulgaria
Biblioplaya de Albena, Bulgaria.

Playas con libros virtuales

Las playas de Israel no dejan indiferentes a propios y extraños. Las hay únicamente para perros, para religiosos –con hombres y mujeres separados– y otras con bibliotecas móviles.

No es inusual ver un carro con dos ruedas estacionado en el paseo marítimo que, además de periódicos, libros y revistas, ofrece conexión wifi gratuita para los amantes de la lectura online.

biblioteca movil Israel
Biblioteca móvil en Israel.

En Bournemouth –en la costa inglesa– a la oferta clásica se ha añadido la posibilidad de acceder a copias digitales de forma gratuita, al permitir a los usuarios escanear el código QR impreso en los libros virtuales.

Acercando la cultura a los bañistas

Nuestro país no iba a ser una excepción a esta iniciativa. Cada año son más los ayuntamientos de nuestras costas que apuestan por acercar la cultura a la arena.

En este momento hay más de sesenta playas, repartidas por todo el litoral. En la Comunidad Valenciana forman parte de un atractivo proyecto bautizado como Bibliomar, que incluye lecturas en forma braille.

Caravana de lectura de Bibliomar
Caravana de Bibliomar.

Una de las biblioplayas más antiguas de la península es la de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), un referente en ocio y cultura a nivel nacional. A orillas del Guadalquivir no hay nada mejor que disfrutar de la poesía de Lorca, la prosa cervantina y las rimas de Bécquer.

Y es que el verano está para disfrutar del sol y de la brisa marina, para relajarse en la arena de la playa al tiempo que se disfruta de la gastronomía y, por qué no, de una buena lectura.

Calificación: 4.7/5 (3 votos)