La ciencia pone la lupa sobre las células T. ¿Amigas o enemigas?

5
(4)

El sistema inmunológico de nuestro organismo es la primera línea de defensa contra enfermedades, infecciones, alergias y cualquier dolencia que empiece a manifestarse en el cuerpo.

Este engranaje que lucha para prevenir la aparición de las enfermedades está compuesto por varias células. Una de ellas son las células tipo T, cuya misión consiste en controlar que las defensas se mantengan en equilibrio.

Sin embargo, un reciente estudio sugiere que este tipo de células podrían mostrar “agotamiento”, lo que generaría una debilidad en nuestro sistema inmunológico y, por consiguiente, la aparición de enfermedades como el cáncer, infecciones o desarrollar autoinmunidad.

Células T al mando

Las células T, o linfocitos T reguladores, son las encargadas de detectar cualquier amenaza contra el organismo.

Los investigadores demostraron, mediante una investigación con ratones, que la pérdida del componente “LKB1” (supresor tumoral) en las células T reguladoras interfiere en el metabolismo de las células y sus funciones básicas.

Comprobaron que con este fallo se inicia un debilitamiento de las defensas del sistema inmunológico, lo que puede provocar la aparición de las enfermedades antes mencionadas.

Durante el estudio, al fallarles las defensas, los ratones desarrollaron enfermedades inflamatorias mortales.

Fallo generalizado

En la investigación, difundida por la revista Nature, los roedores también presentaron alteraciones de las vías metabólicas. Estas últimas apoyan a las mitocondrias en su función de generar energía para este tipo de células.

Es importante aclarar que este análisis se está desarrollando por etapas. Es decir, lo ocurrido es una suerte de experimento que muestra información preliminar sobre cómo funciona el sistema inmunológico, o cómo deja de funcionar al ser sometido a ciertas condiciones.

Como es sabido, la manipulación de las células T también ha generado resultados exitosos en la lucha contra el cáncer.

La llamada inmunoterapia, o terapia biológica, ha abierto una nueva compuerta en la investigación sobre esta enfermedad, en la que las “T-Cells” han jugado un papel crucial para brindar calidad de vida a los pacientes oncológicos.

En el caso del agotamiento celular de los ratones, al generarse el fallo hubo una respuesta inmune, lo que derivó en una reacción alérgica llamada por los especialistas en medicina Th2.

Los laboratorios farmacéuticos y la comunidad médica internacional se mantienen a la expectativa de los resultados que se generan cada mes, para llegar a descubrir cómo funciona el sistema inmunológico y cuáles son sus fortalezas o debilidades.





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 4

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre