Los grafiteros del 5Pointz reciben 5,4 millones de euros por sus obras

4.7
(3)

El edificio 5Pointz, situado en Long Island, muy cerca del puente que conecta a Manhattan con Queens, se convirtió en un gran museo de grafitis. Este almacén abandonado llegó a ser considerado como “La mayor exposición de arte urbano del mundo”.

Desde los 90, año tras año, su fachada fue utilizada como lienzo para 11.000 obras, cubriéndola casi hasta su último centímetro.

El propietario del edificio, Jerry Wolkoff, decidió demolerlo para construir apartamentos de lujo y ahora tendrá que enfrentar la denuncia de 21 artistas urbanos por haber destruido sus obras.

Desde el año 1993, Jerry Wolkoff había permitido el acceso a cientos de grafiteros para que pudieran pintar allí y sus obras se exponían durante varias semanas, junto a otras que se exhibían de forma permanente. El grafitero MeresOne fue el curador de aquel museo de arte urbano, que además se convirtió en una importante atracción turística del lugar.

En el año 2013, Wolkoff decidió cubrir el edificio con pintura blanca, una manera de anunciar el principio del fin. Poco después, comenzó la demolición del antiguo almacén. En el año 2015 ya se encontraba erguido en ese lugar un nuevo edificio de apartamentos de lujo destinados a la venta.

Un jurado conformado por 6 personas apoyó la denuncia de los artistas urbanos y grafiteros del 5Pointz. El juez Frederic Block ha impuesto una compensación de 5,4 millones de euros por daños a raíz de la destrucción de las obras.

Los artistas nunca firmaron un contrato con Jerry Wolkoff, sin embargo, el jurado decidió apoyarlos al considerar que deberían recibir una compensación económica por la destrucción de 36 obras.

Por su parte, el juez Frederic Block amplió la sentencia para un total de 45 obras de arte que debieron ser protegidas según la “Ley de los artistas visuales de 1990”.  Block señala que se trataba de obras de mucha calidad y que deberían estar expuestas en museos reconocidos. Muchas de ellas reflejaban problemas sociales de la actualidad.

Los grafiteros del 5Pointz intentaron salvar el antiguo almacén comprando el terreno, pero fue imposible porque para aquel entonces su valor ya ascendía a 200 millones. MeresOne lamenta lo sucedido y considera que “era un templo que nunca podrá ser sustituido”.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 3

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre