6 gastos imprevistos en el hogar y cómo afrontarlos

5
(1)

En un hogar siempre hay gastos imprevistos. Por mucho que uno se esfuerce en mantener la contabilidad al día, controlando todos los gastos y ahorrando si es posible cierta cantidad mes a mes, en el momento menos pensado aparece algún imprevisto que hay que atender con urgencia y hace que todas las cuentas y previsiones se descuadren sin remedio.

Los créditos rápidos online son la herramienta de financiación más adecuada cuando hay que hacer frente a un gasto puntual e inesperado y los ahorros disponibles no son suficientes. Ofrecen la ventaja de poder solicitar la cifra que se requiere para solucionar el imprevisto, de forma sencilla, sin burocracia y obteniendo una respuesta con rapidez. En el caso de los créditos rápidos en ¡QuéBueno! es posible solicitar hasta 300 euros la primera vez, y hasta 900 euros si ya se es cliente.

Los gastos imprevistos más habituales

Los siguientes gastos puntuales suelen hacer acto de presencia tarde o temprano, arruinando todos los planes, pero pueden solucionarse con rapidez gracias a los créditos rápidos online:

1. Reparaciones en casa

Son muchos los imprevistos que pueden presentarse en un hogar y que es preciso atender con urgencia: una fuga de agua que daña las paredes y techos, alguna ventana rota a causa del viento o por algún golpe, muebles muy antiguos que se deben pintar o cambiar, problemas con la instalación eléctrica y reparar la calefacción o el aire acondicionado, entre otros percances.

2. Arreglar o cambiar los electrodomésticos

La nevera, la cocina y la lavadora son electrodomésticos imprescindibles en el hogar y es inevitable que algún día llegue la hora de repararlos o incluso de cambiarlos, si es que ya ha terminado su vida útil. Sin nevera, los alimentos no se conservarán en buenas condiciones, y sin cocina solo será posible preparar bocadillos… Un crédito rápido ayudará a solucionarlo sin problema.

3. Vuelta al cole o a la universidad

Con la llegada del mes de septiembre, cada año hay que asumir los gastos que implica el regreso al colegio o a la universidad. Las matrículas, los libros, el material escolar, ropa nueva, equipación deportiva, un nuevo ordenador o una tableta… Y eso sin tener en cuenta todo lo que necesitan los niños para realizar sus actividades extraescolares: ballet, judo o música, por ejemplo. Todo ello supone un desembolso considerable que probablemente acabe con los ahorros.

4. Reparar el coche

Por mucho que se realicen los controles periódicos del nivel de aceite, agua y de los filtros, así como mantener el vehículo en condiciones efectuando revisiones mecánicas, las averías aparecen en el momento más inadecuado. Además, si el transporte público queda muy lejos de casa, el coche resulta una herramienta indispensable para ir a trabajar y seguir generando ingresos.

5. Multas de tráfico

Siempre hay que respetar las normas de circulación, pero lo cierto es que resulta bastante habitual recibir una multa por haber estacionado de la forma indebida. Tal vez por haber parado en segunda fila ante el colegio, o por haber dejado el coche durante unos minutos sobre el paso de peatones, pero el caso es que deberemos pagar la multa.

6. Cuidar de las mascotas

Son muchas las familias que tienen una mascota en casa, normalmente un perro o un gato, y ellos también requieren cuidados especiales. Hay que vacunarlos y llevarlos periódicamente al veterinario y, a veces, pueden caer enfermos e incluso requerir alguna operación quirúrgica urgente, lo que implicará un gasto extra que repercutirá en la economía familiar.

En definitiva, los créditos rápidos online son la mejor manera de afrontar con rapidez y eficacia todos estos gastos puntuales que alteran la economía de cualquier hogar.





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre