La gamificación, qué es y todo lo que puedes conseguir con ella

5
(2)

¿Qué es la gamificación?

El concepto de gamificación, ludificación o “gamification” se define como el de aplicar mecánicas, técnicas y dinámicas propias de un juego, para motivar, mejorar la conducta o la productividad. Se ha utilizado siempre en la educación, con pequeños concursos, juegos o experiencias similares con los que fomentar el aprendizaje.

Gamificación - Existen muchas formas de gamificar, tantas como juegos se te ocurran

Aunque se puso de moda en el 2010, seguramente no te hayas dado cuenta, pero la llevas utilizando toda la vida. Recuerda cuando tus padres intentaban darte de comer, pero tú te resistías. Pues bien, el simple juego del avión para darte de comer es una demostración de la gamificación en nuestro día a día.

La idea es crear un ambiente lúdico donde fomentar la creatividad, la fidelización, mejorar el rendimiento, la motivación, la productividad, el aprendizaje, solucionar un problema, etc. En concepto, intentar que la diversión influya en las actividades que realizamos con el fin de conseguir un objetivo.

Cómo aplicarla

Es muy sencillo. Existen muchas formas de gamificar, tantas como juegos se te ocurran. Pero muchas de ellas se pueden categorizar de la siguiente forma:

  • De recolección, que viene a ser como conseguir una serie de elementos de los que luego sentirte orgulloso. Una especie de tesoros que posees y que has ido consiguiendo.
  • Por puntos, el típico sistema de puntuación en el que se consiguen puntos en función de las actividades que realizas. Estos puntos sirven para obtener reconocimiento, prestigio e incluso poder ganar premios (como en Hunteet que lo veremos más adelante).
  • Por clasificación, con la que se fomenta el grado de implicación en una actividad y se explota así la competitividad entre los usuarios.
  • Por niveles, en los que el hecho de ser o no más expertos en alguna materia, o haber alcanzado cierta habilidad, puede diferenciar a los usuarios por rangos, fomentando el incremento de nivel como objetivo a cumplir.
  • De realimentación, en los que el simple hecho de hacer algo por parte del usuario y su consecuente reconocimiento lleva a este a querer superarse.

Hay que aplicar estas técnicas con cuidado, ya que podemos obtener el efecto contrario

Peligros de un mal uso de la gamificación

Aunque todo parezca sencillo, fácil y bonito a primera vista, también existen peligros en su aplicación. Hay que aplicar estas técnicas con cuidado, ya que podemos obtener el efecto contrario:

  • Crear ambientes hostiles en los que la competitividad acabe con el buen rollo o incluso con la diversión.
  • La «pontificación» o lo que es lo mismo, basar en puntos, niveles o similares el juego, pero que luego no sirva para nada, que quede vacío de sentido.
  • Comportamientos poco éticos o fuera de lugar.
  • Poca colaboración o ausencia de cooperación.
  • Peligro de que el premio o recompensa pierda el valor por ser esperado o repetitivo
  • Llevar a la gente a hacer cosas que no le sean de interés (explotationware) e incluso pueden generar sensación de control.
  • Hacer del juego un juego, es decir, perder el norte con el objetivo o los «jugadores» (gaming the game).
  • Y algunos más lógicos como los problemas legales relacionados con la privacidad, etc.






En definitiva, que el proceso de gamificar una actividad puede ser muy beneficioso, pero hay que tener cuidado, como ahora veremos en su aplicación.

Hunteet, un referente en gamificación

Bueno, después de ver la teoría, vamos a ver algo de práctica con un ejemplo claro de gamificación. Y este es Hunteet.

Hunteet es una plataforma en la los usuarios pueden ganar premios haciendo fotos a través de retos. Pero… ¿qué es un reto? Pues bien, un reto es una prueba que se les propone a los usuarios y que tienen que cumplir con una foto, así de simple. ¿Y para qué? Pues para ganar premios, ¡así de simple! Eso sí, estos retos fotográficos están patrocinados y de esta forma se genera una experiencia de marca con el reto e incluso con el premio.

Gamificación - Galería de fotos del reto fotográfico Esquía las calles en la app Hunteet
Por ejemplo, uno de los retos que han lazado ha sido el de Esquía las calles. En él se pedía que te vistieras para esquiar y te hicieras una foto para poder ganar premios como forfaits gratis. ¿Cuál era el truco? Que no podía ser en una pista de esquí, así que os invitamos a que veáis la galería de fotos porque hay de todo: en la ducha, en un tejado, en un tobogán, tirado por perros, jugando a baloncesto, en biquini en la playa… ¡y todas ellas fotos de «esquiadores»!

Retos fotográficos, ligas, premios y hunteers

Pero no solo hacen retos, sino que también los organizan en ligas. Al final es muy parecido a un concurso fotográfico, pero le dieron una vuelta y ahí nacieron las ligas. Una liga es un conjunto de retos en los que además de los premios propios de los retos, ganas puntos para competir en un ranking (¿os suena?).

Y no contentos con los puntos, incluso existen bonificaciones (puntos extra) con las que fomentan que los usuarios compartan su foto en redes sociales, utilicen un hashtag, vayan a un establecimiento, incluyan un mensaje, un color, etc., dentro de las ligas.

Gamificación - Hunteet propone retos fotográficos divertidos en su app gratis con los que poder ganar premios

Todo esto está condensado en una plataforma tanto web (hunteet.com) como app en iPhone y Android en la que puedes participar siendo un hunteer (usuario de Hunteet) o promocionarte, tú eliges de qué lado estás. Ahí veréis cientos de retos que han realizado con diferentes temáticas, ¡no tienen desperdicio!

Al final Hunteet es un punto de encuentro entre usuarios y marcas donde hablar un mismo idioma utilizando la gamificación como hilo conductor. Las dinámicas de juego empleadas tanto para puntuar, como para reconocer el trabajo bien hecho, han hecho que su comunidad haya crecido mucho. La creatividad, la innovación, la diversión en incluso la votación de los usuarios también pueden ser vinculantes a la hora de ganar premios.

Gamificación - Es utilizar cualquier tipología de juego donde hablar un mismo idioma utilizando la gamificación como hilo conductor

Hay que tener claro el objetivo

Resumiendo, que el uso del a gamificación o ludificación, tiene muchas aplicaciones reales, como se ha comentado. Pero lo principal es que las actividades que puedan no ser tan agradables, o incluso las cotidianas.

Que las realicemos nosotros, nuestros empleados, alumnos, hijos, padres, quien sea, que las hagamos a gusto, completamente involucrados y ofreciendo lo mejor de nosotros mismos, ¡y siempre disfrutando!

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2

Marta Casado

Marketiniana de corazón, bailaora en mis ratos libres y amante de lo bien hecho. Formadora en Social Media, mi trabajo ha estado relacionado siempre con el marketing digital, las redes sociales, el diseño gráfico, la ética y por supuesto el sentido común.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

  1. Interesante técnica, desde el punto de vista que la planteas resulta muy útil para conseguir un resultado con cierto grupo de personas que pueden ser empleados o con quienes queramos que realicen algo por nosotros, quienes al final terminaran compitiendo y dando lo mejor de si para ganar y del la cual nos podemos favorecer muy bien.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre